¿Cuánto cuesta estudiar en una universidad privada en Venezuela?

Debido a los constantes aumentos en los costos de las tarifas universitarias en Venezuela, una gran parte de la población estudiantil en instituciones privadas, debe trabajar para, al menos, cancelar una parte del periodo a cursar, así como también optan por otras opciones para ayudarse.

En distintas universidades privadas, ubicadas en la capital venezolana, los costos por semestre o trimestre se registraron desde 80 dólares hasta casi 2.000 dólares, dependiendo de la carrera y la academia donde se imparta.

Lea también: Misión de la ONU concluyó que sistema judicial venezolano ha servido para violar derechos humanos

El panorama económico en Venezuela es oscuro. Para hacerse una idea, el pasado mes de agosto, la inflación mensual fue del 10,6%, según informó el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF). También, el ente detalló que la inflación interanual fue del 1.743%, mientras que la acumulada en lo que va de año es del 470,3%.

Como si fuera poco, en comparación con junio, una de las divisiones que más subió fue la de educación (36,1%), como consecuencia de la finalización del año escolar en educación primaria y media, y el reajuste de tarifas al nuevo período escolar.

Con los datos de julio, el salario mínimo del país latinoamericano se situó en torno a los 1,87 dólares, por lo que se necesitarían unos 162 salarios mínimos para acceder a una cesta de alimentos para cinco personas, unos 26 salarios mínimos más que en junio.

Con este panorama, para muchas familias resulta difícil costear la educación superior de sus hijos, por lo que ellos deben buscar alternativas para continuar su carrera profesional en instituciones privadas, las cuales para muchos garantizan un aprendizaje de mayor calidad y aseguran los lapsos de tiempo establecidos para sus clases.

Dentro de las opciones que toman los jóvenes, se encuentran: trabajar con oficios o desde casa en modalidad freelance, optar por becas o invertir en criptomonedas, con las que asegurarían otro período estudiantil.

Universitarios hacen malabares para seguir sus estudios

Eduardo Ramírez (nombre ficticio para mantener su identidad en el anonimato) estudia Ingeniería Informática en la Universidad Santa María (USM), en la cual actualmente debe cancelar 80 dólares trimestrales para continuar su carrera.

“Antes de comenzar a trabajar tenía planeado comenzar con la beca que ofrece la universidad de pertenecer al cuerpo de bomberos de la institución, la cual te cubre el 100% del costo. Sin embargo, encontré otras alternativas para trabajar y estudiar. Antes trabajaba de bartender en una discoteca, pero el horario no me ayudaba para estudiar, así que renuncié e invertí en juegos de formato NFT (Plant vs Undead), en que todos los activos del juego son cripto, de esa forma costeo mis gastos, tanto personales como para cubrir mis estudios”, explicó.

Otro caso es el de María Gabriela Mejías, quien logró obtener una beca del 100% para comenzar a estudiar Idiomas Modernos en la Universidad Metropolitana (Unimet), luego de varios intentos por estudiar en una universidad pública.

El trimestre para Idiomas Modernos en dicha casa de estudios tiene un valor de $1.350, ya que, cada materia cuesta $75 para un máximo de seis cátedras. El total es de $450 mensuales, una cantidad de dinero que ella no puede costear.

Mejías se postuló en el año 2020 para optar por la beca de emprendimiento, la cual toma en cuenta un proyecto que colabore al desarrollo del país. Tras un año de pruebas de filtro, logró la ayuda que actualmente le permite estudiar.

Por otro lado, Onibel Santaella ha sido una de las afectadas al punto de tener que pausar sus estudios a finales de 2020 por los altos costos que demanda estudiar la carrera de Derecho en la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), la cual por semestre, entre 2020 y 2021, tiene un valor de $1.600 para 12 materias.

Santaella se costeaba los estudios con su emprendimiento, una tienda virtual de productos de belleza: “Tengo mi tienda online, que para ese entonces me estaba dando dinero y podía pagarla. No tenía otro trabajo porque no me daba chance entre estudiar y atender la tienda”, señaló.

A pesar de que Santaella disfrutaba de una beca que la exoneraba del 80% de la matrícula semestral, poco a poco le redujeron el porcentaje a menos de la mitad, por lo que ya no pudo hacerle frente al gasto.

“Es imposible pagar un semestre a ese precio cuando tienes ingresos mensuales de máximo $100”, indicó.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik