#EspecialVPItv | Black Friday en Venezuela: ¿Cuál es la percepción de este día ante la crisis económica?

Conocido como Black Friday o «Viernes Negro», es el día que da inicio a la temporada de compras navideñas, celebrado después de Acción de Gracias, en Estados Unidos.

Un día internacionalmente reconocido, denominado así por las grandes filas y aglomeraciones que se formaban en las calles ante las rebajas de los comercios.

Te puede interesar: #EspecialVPItv | Desacuerdos, encarcelamientos y usurpación en la Iglesia Católica: Conozca que es un antipapa

Con el paso de las décadas, muchos países en el mundo han optado también por realizar esta jornada especial de descuentos.

Este año, la directora de la Cámara Venezolana de los Centros Comerciales (Cavececo), Claudia Itriago, anunció que los aliados de esta asociación, decidieron adelantar para este próximo 20 de noviembre el Black Friday en el país, con el objetivo de que los usuarios puedan disfrutar de las rebajas y de la misma experiencia durante la semana de flexibilización, bajo los controles de bioseguridad, en el marco de la pandemia por el covid-19.

 

Origen del Black Friday

Muchas personas hacen referencia a este nombre por ser el día que comienza la época en la que los comercios consiguen cambiar los números rojos por negros. Aunque algunos historiadores aseguran que el término «Black Friday» se originó en Filadelfia, Pennsylvania en el siglo XX.

Ese término, se popularizó en 1966 y se extendió en los otros estados hasta 1975, año en el que el diario New York Times, utilizó por primera vez el adjetivo «negro» para describir el caótico tráfico de vehículos y personas que abarrotaron las calles justo un día después de Acción Gracias.

En hispanoamérica, no todos los países de América del Sur han introducido el Viernes Negro. Sin embargo, a pesar de no ser una celebración oficial en la región, algunas naciones lo llevan a cabo desde su propia perspectiva.

Argentina, Brasil, Bolivia, Perú, Colombia. Venezuela, son solo algunos de ellos.

Viernes Negro en Venezuela

En Venezuela por ejemplo, el Viernes Negro, hace referencia a aquel 18 de febrero de 1983, cuando el bolívar sufrió una dura devaluación frente al dólar estadounidense, generado por las medidas económicas establecidas por el entonces presidente, Luis Herrera Campins.

Estas medidas incluyeron un control de cambio, imponiendo una restricción a la salida de divisas, la cual fue refutada por el presidente del Banco Central de Venezuela de ese momento, Leopoldo Díaz Bruzual.

El año pasado, el país volvió a vivir este día. Los centros comerciales de las principales ciudades del país, fueron visitados por los compradores que, a pesar de una hiperinflación, aprovecharon las rebajas para adquirir bienes previo a la temporada navideña.

El economista Aaron Olmos, explicó que a pesar de que el Black Friday es una actividad que no es típica de Venezuela, en el país también existen fechas especiales que tiene que ver con el último trimestre del año para aprovechar descuentos, pagos de aguinaldos y utilidades.

Olmos destacó que más allá de la pandemia, la economía venezolana viene con un proceso de descenso del PIB desde hace al menos siete años.

«De 100 cosas que se hacían, 90 se dejaron de hacer», dijo, explicando que la capacidad real que hay en Venezuela de producir, es insuficiente.

Es por esto que se ha visto un mayor incremento de importaciones.

«Vemos pocas producción nacional, que en parte afecta la economía en general», señaló.

 

Pandemia, Viernes Negro y «dolarización implícita»

El especialista en economía, analizó que desde que el país asumió el distanciamiento físico y social por la pandemia, y el Ejecutivo determinó los sectores económicos esenciales, muchos de ellos de gran importancia fueron dejados al margen de esa lista de flexibilización. Esto hizo que muchas empresas pasaran al menos 8 meses de inactividad y por tanto, en un solo mes, resulta difícil recuperar la ganancia.

Asimismo, especificó que el horario de flexibilización «no supone estar abierto desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la noche», argumentando que dentro del horario establecido, no todos los compradores tienen acceso  o los proveedores no pueden llegar a las tiendas y despachar. Elementos que de cierta manera, quiebran esa actividad comercial y ese flujo natural de comprar y vender, reponer, y aceptar pagos.

Sobre la circulación de dólares en el país, Olmos considera que se continuará viendo muchas personas gastando divisas (dólares, euros, pesos colombianos, dólares electrónicos y hasta criptomonedas), en un escenario distorsionado que ha permitido la creación de un sistema de multimonedas, calificado por el especialista como una «ecocirculación».

La percepción económica de Olmos sobre este Black Friday, es que generará un mayor flujo de ingreso en aquellas empresas que se han visto afectadas por un proceso de radicalización y a su vez, refleja una gran apuesta, no solo para las tiendas o centros comerciales, sino para toda la actividad económica.

Así como la posible apertura en el mes de diciembre de una mayor flexibilización en el sector, que va de la mano con una cifra de contagios, aunque elevada, ha ido declinando.

«No es que el 20 de este mes se logre recuperar ocho meses de inactividad pero por lo menos, tanto el sector comercio y de servicio, podrán ver una mejoría de consumo», expresó el economista.

En unas declaraciones para Unión Radio, la directora de Cavececo, adelantó que para el 2021, los centros comerciales tendrán zonas delivery y zonas pick up con la intención de adaptarse a la nueva normalidad y a la tendencia de la «omnicanalidad»; un modelo de comunicación utilizado por las empresas para mejorar la experiencia de sus clientes.

#EconomíaDeBolsillo
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT