#EspecialVPItv | Desacuerdos, encarcelamientos y usurpación en la Iglesia Católica: Conozca que es un antipapa

Los antipapas han estado presentes en gran parte de la historia de la religión católica. A pesar de que los últimos antipapas reconocidos por el catolicismo se remontan en el siglo XV existe actualmente al menos una docena de antipapas no oficiales.

Te puede interesar: #TrabajoEspecialVPItv | Desigualdad educativa en tiempos de pandemia

 

¿Qué es un antipapa?

A lo largo de la historia, tres motivos principales han originado la condición de antipapa. Sin embargo, este es señalado cuando una persona que con la intención de ser reconocido como tal, usurpa o pretende usurpar las funciones y poderes que corresponden a un papa de la Santa Iglesia Católica legítimamente elegido.

La religión católica ha tenido una gran variedad de Papas la santa sede desde Roma y aunque la mayoría de ellos fueron elegidos por medio de votaciones, han existido Papas que llegaron a ocupar dicho puesto de una forma poco legítima, sin respetar las leyes internas de la Iglesia.

A estas personas, se les conoce como antipapas.

Hasta el momento 266 pontífices han sido elegidos de forma legal en el marco de las leyes establecidas por la Iglesia.

En el caso contrario, la Iglesia Católica ha reconocido un total de 40 antipapas aquellos que por lo motivos que se van a nombrar a continuación han sido señalado como tal.

Discrepancia Doctrinal

Esto ocurre cuando un grupo de la iglesia esta en completo desacuerdo con la elección del pontífice, respaldado por algunas autoridades y parte del pueblo.

Caso ocurrido con el primer Antipapa, San Hipólito de Roma, quien se proclamó como Papa ante San Caferino y San Calixto l, a quienes acusó de laxismo (conducta moral poco responsable ante una serie de normas o desapego a las leyes de la religión).

Asimismo, los Papas Novaciano y Félix V, ocuparon esta posición por una «discordia doctrinal».

Encarcelamiento del Papa o deportación

Este escenario fue visto durante el Imperio Romano, cuando sus gobernantes encarcelaban, desterraban o destituían a los Papas elegidos ante las leyes de la Iglesia, y en su lugar, proclamaban un pontífice de su elección.

El primer antipapa en llegar al puesto de esa manera, fue Félix ll, quien fue elegido como Papa por Constantino ll; mientras que Pascual lll fue nombrado por Federico l Barbarroja quien fue rey de los romanos desde 1152 a 1155, de manera que el verdadero Papa, elegido por la Iglesia, tuvo que huir al exilio.

Una doble elección

Este caso se presenta cuando la Iglesia se divide o fragmenta en dos grupos y cada uno impone su propio cónclave (recinto donde permanecen los cardenales el tiempo que dura la elección de un pontífice) y por tanto, eligen su propio Papa.

Escenario ocurrido cuando un grupo de cardenales organizó su propio cónclave con la finalidad de despojar a Urbano VI, de su puesto y así colocar al antipapa, Cliemente Vll quien desempeñó el cargo desde la ciudad francesa, Aviñón.

 

Antipapas en la actualidad

La historia de los antipapas ha trascendido. Aunque parezca asombroso, en pleno siglo XX, las diferencias han hecho que se establezca una tendencia doctrinal en la religión, conocida como «sedevacantismo», que hace referencia a una posición teológica minoritaria dentro del catolicismo tradicionalista que considera que el actual ocupante de la Sede Apostólica de Roma, no es un papa válido.

En este sentido, la lista de antipapas pertenecientes a diferentes iglesias escondidas o sectas, se extiende por diversos países de distintos continentes.

Ahitler I de Kenia, Clemente XV de la Iglesia Renovada de Cristo o Adrián VII, antipapa residente en California, son algunos de los últimos antipapas no reconocidos por la iglesia.

 

 

FOLLOW US ON:
#EspecialVPItv | Dí
#EconomíaDeBolsillo
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT