Extracción de oro está «manchada de sangre y viciada de las más ilícitas prácticas», denunció ONG

La actividad minera al sur de Venezuela, que comprende la extracción de oro, coltán y diamantes en el denominado Arco Minero del Orinoco, es un negocio que está «manchado de sangre y viciado de las más ilícitas prácticas», denunció este martes la ONG Transparencia Venezuela.

Lea también: Aprobaron presupuesto de Estados Unidos por 1,4 billones de dólares

Una investigación publicada por la organización no gubernamental revela como operan bandas delictivas y grupos irregulares en las zonas mineras del país, con la anuencia del régimen de Nicolás Maduro y funcionarios de las Fuerzas Armadas a quienes «les reportan ganancia mediante la entrega de sobornos o porcentajes del botín».

El informe titulado «Oro Mortal» además expone que los grupos denominados «sindicatos mineros» poseen estructuras criminales lideradas por «pranes». Por su parte, integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) también se han hecho presentes de manera violenta en dichas actividades.

Tanto hombres como mujeres de los estados Bolívar y Amazonas se dedican con más frecuencia a la minería ilegal, enfrentándose a «altos niveles de violencia y muerte», así como la enfermedad del paludismo.

Asimismo, el negocio avalado por la administración chavista ocasiona grandes daños al ecosistema en 111.843 kilómetros cuadrados y afecta el desarrollo de pueblos indígenas que viven en estos sectores, en donde entre el 70% y 90% del oro extraído sale de Venezuela de forma ilegal.

Altos funcionarios del régimen y familiares cercanos al entorno presidencial estarían involucrados en estas operaciones, en las que se envían oro a países cercanos como Colombia o lejanos como Emiratos Árabes Unidos, según Transparencia Venezuela.

Abuelos del Consejo
ONG solicitaron medi
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.