Presos políticos venezolanos que han muerto en prisión

La organización no gubernamental (ONG) venezolana Foro Penal denunció que con la muerte del general Raúl Isaías Baduel aumenta a 10 la cifra de los presos políticos que han muerto en Venezuela bajo la custodia de la administración de Nicolás Maduro, entre los años 2015 y 2021.

“Raúl Isaías Baduel es el décimo preso político que muere en custodia desde el 2014 y el tercero sólo este año. Un abrazo grande a sus familiares”, afirmó el presidente de la ONG, Alfredo Romero, en su cuenta de Twitter.

Algunos de los 10 presos políticos que murieron en los últimos siete años perdieron sus vidas como consecuencia de las torturas sufridas y otros por no recibir la atención médica necesaria, según varias organizaciones que se pronunciaron al respecto.

Lea también: Tarek William Saab reafirmó que el general Baduel falleció por covid-19

  • Rodolfo González Martínez “El Aviador” (12 de marzo de 2015): apareció ahorcado en la cárcel del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde estaba recluido desde abril de 2014.

“El Aviador” fue acusado de estar detrás de las protestas antigubernamentales del mencionado año, ya que según las investigaciones, cometió los delitos de “asociación para delinquir, tenencia de explosivos y tráfico de armas de fuego”, cargos que su familia, la oposición y él mismo siempre negaron. Tenía 64 años y es la primera de las muertes documentadas de presos políticos bajo custodia del Estado en la administración de Maduro.

Las hipótesis de las autoridades a cargo indicaron que se trató de un suicidio. Sus familiares dijeron que González estaba muy deprimido por la orden de Nicolás Maduro de trasladarlo desde su confinamiento en Caracas a la cárcel de máxima seguridad Yare, en el estado de Miranda.

  • Carlos García (17 de septiembre de 2017)falleció en el hospital de San Cristóbal, estado Táchira. Su familia, sus compañeros del partido e incluso, la Organización de Estados Americanos (OEA), denunciaron que murió por falta de atención médica.

Era concejal del partido Primero Justicia, en el estado Apure. Estuvo preso en la sede del Sebin de esa región,  después de que funcionarios de ese cuerpo de seguridad allanaran su vivienda.

Primero Justicia informó que dos días antes le habían otorgado “casa por cárcel” y que la orden “no fue ejecutada por los cuerpos de seguridad”.

  • Rafael Arreaza Soto (30 de noviembre de 2017): el teniente estaba recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, donde murió a los 28 años.

Según la versión de las autoridades, intentó fugarse junto a otros presos y le perpetuaron dos disparos: uno en la pierna y otro en el abdomen.

  • Fernando Albán (8 de octubre de 2018): el exconcejal por Primero Justicia murió en la sede de Plaza Venezuela del Sebin.

De acuerdo con la oposición, Albán fue lanzado de uno de los pisos altos de la torre, mientras que miembros del gabinete de Maduro aseguraron que se suicidó.

  • Nelson Martínez (12 de diciembre de 2018): al expresidente de Citgo y de Petróleos de Venezuela (PDVSA), designado por Nicolás Maduro, se le acusó de corrupción petrolera. Estuvo detenido desde noviembre de 2017 a la espera de su juicio.

Martínez sufría del corazón y, estando detenido, por falta de atención médica, se le contaminó una válvula que tenía, y le dio una septicemia con falla renal, hepática, cardíaca, cerebral y circulatoria, según informaron medios nacionales.

  • Rafael Acosta Arévalo (29 de junio de 2019)el capitán de la Armada venezolana murió por las torturas que sufrió tras su detención por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) el 22 de junio de 2019. Lo acusaron por delitos de terrorismo, conspiración y traición a la patria.

En la audiencia de presentación lo llevaron en silla de ruedas y su cuerpo mostraba signos de tortura física. Su fallecimiento se produjo cuando llevaba una semana bajo custodia del Estado. Luego, lo trasladaron al Hospital Militar del Ejercito Dr. Vicente Salias Sanoja pero falleció a las horas de su ingreso.

  • Pedro Santana (14 de agosto de 2020): el 29 de agosto del año 2019 lo apresaron en su casa, en El Rosal, Caracas, por presunta vinculación con un supuesto plan terrorista. Tenía 75 años cuando murió. Según informaron activistas de derechos humanos, sufría de diversas complicaciones médicas.

  • Salvador Franco (3 de enero de 2021): era un indígena pemón, quien junto a 12 compañeros, estuvo recluido en la cárcel de El Rodeo II, estado Miranda, desde el 30 de diciembre de 2019 bajo acusaciones de pertenecer a un grupo de personas que asaltó dos instalaciones militares al sur del estado Bolívar.

Desde finales de 2020 tenía la orden de traslado para un centro hospitalario, por condiciones de salud, pero esto nunca se cumplió. Murió a causa de edema cerebral, shock séptico y otras reacciones producto de la tuberculosis y desnutrición que padecía meses atrás, denunció la ONG Foro Penal.

  • Gabriel Medina Díaz (29 de agosto de 2021)el funcionario de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) murió en la cárcel de La Pica, estado Monagas. Tenía 39 años de edad y lo apresaron el 24 de abril de 2020.

Recibió acusaciones de planificar un secuestro contra el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello. Le dio un paro respiratorio en el hospital Manuel Núñez Tovar, de Maturín, informó Efecto Cocuyo.

  • Raúl Baduel (12 de octubre de 2021)el ministro de la Defensa (2006-2007) durante el gobierno de Hugo Chávez (1999-2013) murió a los 66 años por un paro cardiorrespiratorio, causado por complicaciones de la covid-19, de acuerdo con el anuncio de Tarek William Saab. Sin embargo, su viuda e hija aseguran que no estaba contagiado del virus.

Baduel había sido trasladado a la sede del Sebin en El Helicoide pocos días antes de su muerte. Fue apresado e inhabilitado en 2009 por pronunciarse en contra de la gestión de Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro. En 2015 se le otorgó libertad condicional bajo premisas que según la justicia venezolana “incumplió”, por lo que regresó a la cárcel en 2017, año que debió finalizar su pena.

Encabezó la “Operación Restitución de la Dignidad”, destinada a desconocer el Gobierno instaurado tras la caída de Hugo Chávez el 11 de abril de 2002 y restaurar la autoridad del chavismo en el país. Posteriormente fue designado ministro de la Defensa de la nación, durante la presidencia de Chávez.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik