En una breve declaración, Angela Merkel, jefa del Gobierno alemán pidió, a Rusia, brindar explicaciones sobre el envenenamiento del líder opositor ruso, Alexei Navalni.

«Hay graves preguntas que sólo el Gobierno ruso puede y debe contestar», dijo Merkel.

La canciller también comunicó que el intento de asesinato de Navalni tendrá una «respuesta común adecuada».

Lea también: ¿Quién es Alexéi Navalny, el líder de la oposición rusa?

La gobernante calificó el envenenamiento como un «atentado contra los derechos y valores fundamentales».

Estudios de sangre, realizados, en Alemania, por laboratorios militares, determinaron que Alexei Navalni fue intoxicado con Novichok, un potente agente neurotóxico.

Le puede interesar: CNE de Ecuador no admite candidatura de Rafael Correa

El abogado, férreo opositor del presidente Vladimir Putin, presentó síntomas de envenamiento cuando viajaba, por avión, entre Siberia y Moscú.

Tras ser internado en un hospital de Omsk, se le trasladó hasta un centro asistencial de Berlín. Allí permanece recluido, en condición crítica.

La canciller de Alemania, Angela Merkel instó a las autoridades rusas investigar acerca del presunto envenenamiento del líder opositor a Vladimir Putin, Alexei Navalny, tras conocerse que el político presentó rastros de sustancias venenosas en su cuerpo.

La diplomática aseguró: «los responsables deben ser identificados y llevados ante la justicia» y exigió transparencia en la pesquisa.

Lea también: #Perfil | ¿Quién es Alexéi Navalny, el líder de la oposición rusa?

Navalny se encuentra internado desde el pasado sábado en el hospital Charité, situado en Berlín, al que fue transportado desde la ciudad rusa Omsk, luego de sus médicos conseguir el permiso para ser llevado a Alemania.

Los funcionarios sanitarios indicaron este lunes que el estado del líder opositor es «reservado» y que la finalidad de la patología sigue siendo «incierta».

“El paciente está en una unidad de cuidados intensivos y aún está en coma inducido. Su salud es grave, pero actualmente no hay ningún peligro agudo para su vida”, expresó el centro médico en una misiva.

Una planta avícola en el «Land» de Baja Sajonia, Alemania, es escenario de un nuevo brote de covid-19, según las autoridades sanitarias de la nación europea. Se reportan hasta el momento 66 contagios por el nuevo coronavirus SARS-COV-2.

Las infecciones están relacionadas con el personal de un matadero de Lohne y se han verificado tras el tratamiento de un total de mil 046 pruebas entre trabajadores y personas de contacto de protocolos.

Lea también: ¿Más rápida? Proponen nueva prueba para detectar covid-19

El brote surge en momentos que las autoridades alemanas anunciaron que los contagios han sido «estabilizados» y los rebrotes de las últimas semanas han sido contenidos «sin mayores dificultades». La líder y canciller alemana, Angela Merkel, acordó junto a las autoridades de los estados federados una estrategia común para terminar de controlar la pandemia en su país.

Brote

La canciller de Alemania, Angela Merkel, aseguró este miércoles durante una rueda de prensa en Berlín que cada vez está más cerca de llegar a un acuerdo para salvar a la aerolínea Lufthansa, que se vio obligada a cerrar sus operaciones por la crisis sanitaria global.

Lea también: México superó los 54 mil casos confirmados de covid-19

«Esperamos una decisión dentro de poco, pero no puedo dar detalles sobre las discusiones en curso», declaró Merkel en la rueda de prensa.

Se espera que la aerolínea reactive sus operaciones con unos 160 vuelos a partir del mes de junio, como medida para recuperarse de los problemas económicos que les dejó la pandemia por Covid-19.

El Parlamento alemán exigió a su canciller, Angela Merkel, reabrir las fronteras del país, en especial con las de Francia. Así lo aseguró el jefe de Gobierno de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, quien enfatizó que se necesitan «urgentemente abrir las fronteras con Francia».

«Sería un buen momento para mostrar a nuestro vecino que queremos una respuesta común europea en la lucha contra la pandemia», acotó.

Los legisladores también se unieron a esta moción debido a la ayuda que le pueden ofrecer a Europa. «¡Tras más de siete semanas, se tienen que retirar las vallas y las barreras en el corazón de Europa!».

El Gobierno de Alemania y sus 16 estados federales acordaron este miércoles durante una reunión la prorrogación de las medidas de distanciamiento social hasta el 5 de junio, con el objetivo de disminuir la propagación de la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19.

Lea  también: Asesinaron a científico que estaba a punto hacer importantes hallazgos sobre el Covid-19

Según la información suministrada por los participantes en dicha reunión, tanto la canciller Angela Merkel, como los jefes de estado acordaron relajar las restricciones de la cuarentena ante la disminución de la enfermedad, por lo que ahora los miembros de dos viviendas podrán reunirse sin problemas.

El Gobierno de China intentó influir en su par alemán para conseguir que el manejo de la pandemia del covid-19 por parte del gigante asiático fuese valorado como «positivo», según admitió este domingo el Ejecutivo de Angela Merkel.

Lea también: Accidente en Chernobyl: Incendios forestales reavivan el temor de hace 34 años

De acuerdo al relato del país europeo, China tuvo «contactos diplomáticos» con funcionarios alemanes para lograr «valoraciones positivas» en cuanto a las acciones tomadas en función de contener la enfermedad. En consecuencia, los trabajadores del Ministerio del Interior alertaron de lo sucedido al departamento de Exteriores.

Berlín explicó que no accedió a dicha petición, debido a la necesidad de la transparencia como un «papel clave en la lucha contra la pandemia». De cualquier forma, el gabinete alemán no consideró negativa la gestión china en cuanto al coronavirus.

Dicha postura fue criticada por la diputada Margarete Bause, quien apuntó contra Merkel al decir que tuvo temor de enfrentar a los chinos. «El Gobierno ni siquiera está dispuesto a pronunciarse claramente contra intentos de Pekín de ejercer influencia», lamentó la parlamentaria.

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró este jueves que su gobierno estará dispuesto a emitir aporte altos al presupuesto europeos con el fin de ayudar a los países más afectados por el brote del nuevo coronavirus.

Así lo dejó saber ante la cámara baja de Alemania, en que precisó que emitir esa deuda implicaría realizar tratados comunitarios, pero que esto duraría mucho tiempo en materializarse.

«Europa no es Europa si no se entiende como tal. Europa no es Europa si en un momento de emergencia no actúa de forma conjunta», dijo Merkel cuando intentó hacer un llamado a la cooperación de la región -conformada por los 27 países-.

Lee también: Alemania aprobó realizar pruebas en humanos para conseguir la vacuna contra el coronavirus

Para la canciller, el mundo esta viviendo el principio de la pandemia y que por esta razón ha sido «difícil» impones restricciones sociales. Además, consideró que enfrentar este tipo de brotes ha sido uno de los retos más difíciles de su gobierno.

El discurso de la ministra de Exteriores secundaría al aporte de 10 mil millones que anunció el gobierno alemán en la noche del miércoles con el fin de ampliar los subsidios de desempleos, ayudar al sector alimenticio y a la educación.

En el primer punto, acordaron reducir los impuestos al sector gastronómico y reducir la jornada laboral. Además, los subsidios por desempleo serán por tres meses y aportarán equipos tecnológicos a aquellos alumnos que los necesiten.

De los 10 mil euros, 5 mil irán al sector alimenticio, 4 mil para ayudar a las pequeña y mediana empresa y mil para la jornada reducida. Además, se habilitará 500 mil euros para garantizar la educación virtual.

La canciller de Alemania, Ángela Merkel, mostró su postura a favor del rol que ha cumplido la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el marco de la pandemia COVID-19, durante la reunión virtual del G7 convocada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

«La canciller ha puesto de relieve que la pandemia solo puede vencerse con una fuerte y coordinada respuesta internacional», expresó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert a través de un comunicado.

Le puede interesar: Alemania se prepara para una cautelosa reanudación de actividades

Merkel ofreció más apoyo a la OMS

También, insistió en que ante la pandemia que azota al mundo, las organizaciones internacionales y la OMS cumplen una importante función; el portavoz del Gobierno alemán aseguró que el país ofrece el apoyo «explícito» a la Organización y aseguran que es un «instrumento muy relevante» para vencer este episodio de la historia.

Foto: ABC

Luego de reunirse con 16 gobernadores alemanes el miércoles, la canciller Angela Merkel presentó un plan de los primeros pasos para una cautelosa reanudación a las actividades rutinarias y vida pública.

Te puede interesar: Arrestaron a cinco personas en Alemania por planificar ataque contra las bases de EEUU

Alemania consideró permitir que pequeñas tiendas vuelvan abrir sus puertas la próxima semana después de estar cerradas durante semanas por el confinamiento que ha llevado el nuevo coronavirus, y así comenzar a reabrir escuelas a principios del mes de mayo. Sin embargo, la economía más grande de Europa sostendrá mientras tanto las estrictas reglas de distanciamiento social.

Durante las últimas semanas, la cifra de nuevas infecciones en Alemania se ha reducido, pero Merkel advirtió que el país sólo logró “un frágil éxito intermedio” que hasta ahora, no acaba con el número de contagiados que aún existe.

Asimismo, Merkel informó que está prohibidas las reuniones de más de dos personas en público y la obligación de mantener una distancia de 1,5 metros (5 pies) entre ellas, que están en vigor desde el 23 de marzo, seguirán vigentes después del domingo, cuando inicialmente expirarían.

De axcuerdo a un conteo realizado por la Universidad Johns Hopkins. Alemania ha confirmado más de 130.000 infecciones de coronavirus y registrado más de 3.500 muertes, pero es un número menor al de países con cifras comparables de casos y el sistema de salud de Alemania no se ha visto abrumado.