Los economistas venezolanos, Luis Barcenas y Asdrúbal Oliveros, estimaron este jueves que los impactos en lo que resta del 2020 no son tan positivos para la mayoría de los nichos, empezando por el petrolero y la disminución de remesas.

Lea también: #Venezuela | Guaidó anunció acuerdo en materia de seguridad con EEUU

A través de un evento digital, Oliveros explicó que no se ve procesos de recuperación en la economía y que por primera vez desde hace 40 años otras fuentes de ingresos diferentes a la del petróleo superarán los ingresos, luego que esta fuese afectada por la caída mundial debido a la pandemia y por las sanciones aplicadas de la administración de Donald Trump y que obliga a Venezuela vender el crudo barato.

Por otro lado, también detalló que las remesas cayeron 56%, ya que los venezolanos en el exterior quedaron desempleados durante las medidas de prevención del nuevo coronavirus. Asimismo, le sigue las contracciones generalizadas del comercio internacional y los impactos del confinamiento, como el conflicto político en el país y la expansión del mercado negro. También se puntualizó que una de cada tres empresas se recuperarán sus ingresos en un periodo de seis meses.

«No hay crecimiento en todos los nichos, salvo en algunos», contó el economista, mientras señalaba que el sector de alimentos, tecnología, farmacia y clínicas se podrán recuperar levemente, al contrario del turismo, transporte, entretenimiento, petróleo, restaurantes y hoteles.

Por su lado, Barcenas relató que desde hace siete años se han creado las condiciones para llegar a este punto crítico de la economía. Entre ellas, la mala gestión de las operaciones de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) y la transferencias de sus recursos a los entes públicos. Además, tocó el punto de la validación del control cambiario que permitió que las importaciones llegaran a un nivel estable durante el 2019. Sin embargo, en la actualidad, el sector privado no se puede sostener por la caída de esto y porque los «orígenes de la hiperinflación no han sido solventados».

Por está razón, Luis Barcenas indicó que las medidas adoptadas por el Banco Central de Venezuela (BCV) no son creíbles ni tampoco permiten al ciudadano ahorrar en la moneda local por la incertidumbre que hay ante la pandemia (subsidios en la gasolina, congelación de los impuestos, etc).

Por otro lado, el economista también tocó el tema de la disminución de pago en efectivo de divisas: por el riesgo de contagio y por la incertidumbre en el futuro. Lo que ha provocado que los venezolanos se abstengan a comprar y pierdan la fidelidades de las marcas por productos de sustitución más asequibles. Adicionalmente, el nuevo sistema de distribución de combustible también ha sido un factor importante en el consumo de bienes, ya que poco a poco ha desaparecido la subsidiada.

El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, manifestó que en el 2020 Venezuela podría «salir de la hiperinflación», sin embargo seguirá contando con la inflación más alta del mundo; todo esto porque se prevé que la llamada «dolarización» será superior a 60% en las zonas urbanas.

Añadió que será cada vez mayor el manejo del sector privado en el petróleo venezolano y que el rol de la estatal Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa), será «menos relevante».

Comentó que el área bancaria se enfocará en el manejo de divisas en efectivo. Indicó que los alquileres en ciudades como Caracas y Lecherías tendrán una leve recuperación, al igual que el sector comercial, «impulsados por nuevos nichos de consumo e importaciones».

Recomendado: Dólares falsos en Venezuela: aprenda a reconocerlos

View this post on Instagram

En 2020 Venezuela entrará en su séptimo año de contracción económica, sin sorpresas. Sin embargo hay diez (10) aspectos claves para tener en cuenta: 1. Es probable que Venezuela abandone la hiperinflación, aunque seguiremos siendo la economía con la inflación más alta del mundo. 2. El sector petrolero venezolano será un negocio manejado por privados, el papel de Pdvsa cada vez será menos relevante. 3. El grado de dolarización de las transacciones será superior al 60 % en promedio en las zonas urbanas. 4. El negocio bancario sufrirá una transformación, se enfocará en los servicios, especialmente en el manejo del efectivo en divisas. 5. Tendremos ajustes en los servicios, especialmente en telecomunicaciones, y aparecerán nuevos actores. 6. En ciudades como Caracas y Lecherías, el mercado de alquileres tendrá una leve recuperación. 7. El sector comercial experimentará una leve recuperación, impulsado por nuevos nichos de consumo y las importaciones. 8. El costo de vida en dólares subirá en forma moderada, a un ritmo menor que lo experimentado en 2018 y 2019. 9. El mercado de valores venezolano seguirá siendo una opción a considerar frente a la inflación y la devaluación. 10. Traspaso de activos desde el sector público a actores privados, pero en condiciones pocos transparentes. #venezuela #economia #asdrubaloliveros #ecoanalitica #2020 #empresas #entorno

A post shared by Asdrúbal R. Oliveros P. (@aroliveros) on

El economista Asdrúbal Oliveros explicó que el 2020 significará para Venezuela el séptimo año de contracción económica consecutiva, significando esto el récord más largo en la historia contemporánea.

El también director de la firma Ecoanalítica enfatizó que en el venidero año habrá un «colapso profundo» en los servicios públicos, en especial la electricidad, transporte y combustible. «Con todo lo que eso implica, pérdida de bienestar, afectación a las personas principalmente, pero también a los negocios y las empresas», acotó.

Recomendado: ¿Quiénes podrán ingresar a República Dominicana sin visa? (+Infografía)

Añadió que el grado de dolarización en las transacciones superará la barrera del 60%, imponiendo un cambio en el consumo, en la gestión de los negocios e incluso en la estrategia de comercialización y distribución de las empresas.

El economista Asdrúbal Oliveros aseguró que para recuperar la economía nacional es necesario resolver el conflicto político en Venezuela y destacó que la falta de capital extranjero en el país es otro de los factores que influye en este fenómeno. Oliveros aseveró que estas dos variantes generan desconfianza en los inversionistas y subrayó que es necesaria la entrada de divisas para lograr el repunte de la economía venezolana.

Bolívar - Solución a crisis venezolana pasa por resolver el conflicto político - VPItv

La periodista Alba Cecilia Mujica conversó este miércoles en su programa Alba Cecilia En Directo con el economista Asdrúbal Oliveros, quien ofreció un análisis acerca de las medidas económicas de Maduro y su perspectiva con respecto al rumbo de Venezuela.

«Hay que ver si el petro se va a mover a la estructura de costos de los empresarios. Si hay desfase entre la estructura de costos y el petro provocará más desabastecimiento, escasez. Uno visualiza una situación más difícil en los meses que están por venir. Cuando se ancla a otra moneda se intenta frenar las expectativas de hiperinflación, pero veo poco probable que eso se dé», comentó.

«Si no hay disciplina fiscal porque se seguirá imprimiendo dinero inorgánico por parte del BCV, es imposible parar la hiperinflación por más ancla al petro que se coloque. Lo que van a recaudar con el aumento de gasolina, el aumento a los impuestos, le puede dar para reducir el déficit a la mitad, pero nunca a cero. Lo que les queda es la impresión de billetes», agregó.

«Hicieron un nuevo esquema de restricción cambiaria, pero tiene que ser algo sencillo y no engorroso como lo ponen. El paralelo ayer ya estaba por encima de diez millones. El mercado cambiario debe ser flexible, ojalá el precio que salga de esa subasta refleje la oferta y demanda. Poner una limitación hace que se recurra al mercado negro, repiten errores anteriores», añadió.

«El empresario ha estado muy golpeado. Algunos empresarios trabajan con una rentabilidad de 10%. Los empresarios están analizando su estructura de costos para sortear esto y muchos dirán que no pueden. Los colegios, emprendedores, condominios y pequeñas empresas en general son sectores que quedarán muy vulnerables después de estos anuncios», expuso.

«El efecto de especulación es inherente a la situación de la economía. Eso le cuesta mucho a la gente entender si no sabe lo que es la reposición del inventario y lo que eso implica. La economía venezolana tiene la peor recesión económica de la historia. Hemos pedido más del 58% de nuestra economía en cinco años, la pérdida de capacidad productiva ha sido impresionante», detalló.

«Dependemos de un burócrata que decide lo que es básico y lo que no. El empresario se protege siendo agresivo en el costo de su reposición. Este plan no va para el baile ni tendrá resultado esperado por ellos. Viene el aumento del precio de la gasolina y hay que ver que entienden ellos como precio internacional», aseguró.

«Son momentos muy duros, los peores de la historia, pero soy optimista porque nos dirigimos hace un quiebre definitivo, nada es eterno», cerró Oliveros.

EN VIVO - Alba Cecilia Mujica, entrevista a Asdrubal Oliveros

Los economistas José Oliveros, Asdrúbal Oliveros junto con el también diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, señalaron que las recientes medidas económicas aplicadas por Nicolás Maduro, tendrán consecuencias desfavorables en la inflación, así como en el poder adquisitivo del ciudadano.

Guerra indicó que si bien era necesario un aumento de salario, éste no será suficiente para que la población pueda satisfacer sus necesidades, pues no se está atendiendo las distorsiones económicas que mantienen en crisis a Venezuela, como lo es el fenómeno de la hiperinflación.

Además, señalaron que comenzarán a registrarse, nuevamente, la escasez de productos tras los anuncios en los que se establece el precio al consumidor.

Por su parte, Capriles señaló que “El Petro” es la nueva farsa con la que el Gobierno pretende distraer a la población, “para que olvidemos, que la única solución es sacarlos del Poder”.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.

A pocos días de terminar el año 2017, la Mesa de la Unidad Democrática publicó la cifra en la que podría cerrar la inflación, en el año quizás más inestable en materia económica.

2500% de inflación es el pronóstico para el cierre del año 2017. Según expertos, si el Gobierno de Venezuela no cambia la política económica, será muy dificil que el país supere la hiperinflación.

Según el reportaje publicado por el equipo de prensa de la unidad, basado en las opiniones de Asdrubal Oliveros,  economista y director de la consultoría económica y financiera venezolana, Ecoanalítica, la hiperinflación es la fase más agresiva de la inflación.

Oliveros explicó que “Hay tres fases de inflación: lo ideal es tener una que sea estable, como lo tienen la mayoría de los países del mundo. En segunda fase, una inflación por encima de dos dígitos, por encima de 10%; sin embargo, una economía con esa tasa ya tiene problemas que no son graves, pero los tiene. Luego de esa fase, pasamos a una inflación superior, crónica, que la empezamos a ver desde que el presidente Nicolás Maduro está en el poder. Esa también la superamos y es por ello que estamos en hiperinflación”.

Según el economista, Venezuela experimenta esta hiperinflación desde finales del año 2015 y se expresa con alza sin control de los precios, la perdida de la confianza en la moneda venezolana y los aumentos constantes de sueldo.

El director de Ecoanalítica puntualizó que los factores que desencadenaron la grave hiperinflación, es la incrementación de dinero por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), ante el problema fiscal que enfrenta el gobierno.

“Por otra parte, el esquema cambiario pernicioso que tiene Venezuela, donde hay un control de cambio, una tasa oficial y una tasa paralela que crece sin control, y que esta brecha no tiene ningún tipo de control por parte del Estado de reducirla. Otro factor, es la dependencia que tiene Venezuela de importaciones”, puntualizó el economista.

Oliveros también señaló que la incapacidad del sector productivo local de poder generar ofertas, dadas las estructuras de control de precio que existen en el país, alimenta el problema hiperinflacionario por la escasez y el desabastecimiento.

En cuanto a las soluciones, argumentó que salir de la hiperinflación amerita un cambio radical del modelo económico y aseguró que con el actual es “imposible” resolver esta grave crisis.

“Es necesario dar un giro total dentro de la política económica. Se debe ir a un esquema de disciplina fiscal, así como restituir la autonomía del BCV, menguar el control cambiario, solicitar auxilio internacional en términos de organismos o el Fondo Monetario Internacional (FMI) que puedan proveer de liquidez para hacer frente a todos los problemas”, precisó Oliveros.

“A Venezuela le urge el diseño de un plan profundo de reconstrucción de la economía donde la prioridad sea resolver el problema hiperinflacionario. Con pañitos calientes no se va a lograr. La historia de los países que han pasado por hiperinflaciones demuestra que cuando no se hacen los giros de forma de raíz de las políticas que generaron la hiperinflación, la enfermedad no desaparece”, aseguró el experto en economía.