Seis días sin agua tienen comunidades de Pinto Salinas, Sarria y zonas del Andrés Bello en Caracas.

Te puede interesar: Consecomercio pide flexibilización de la cuarentena en Venezuela

Las comunidades de Pinto Salinas, Sarria y otras zonas en la avenida Andrés Bello, del municipio Libertador, Caracas, han permanecido al menos seis días sin el suministro de agua. Servicio indispensable en medio de la pandemia del coronavirus donde el principal método para combatirlo es lavándose las manos.

Las autoridades locales no han emitido información al respecto sobre la falla existente. Durante la ausencia del servicio, la calle Trujillo, una de las principales de Pinto Salinas, se inundó de aguas servidas, lo que ha hecho notar la preocupación de los vecinos.

Hasta el momento los habitantes de la parroquia El Recreo buscan medidas alternas que permitan hacer llegar agua a sus hogares.

Habitantes del barrio Génaro Méndez, en San Cristóbal, Venezuela, destaparon cada una de las alcantarillas de la comunidad para no permitir el ingreso de migrantes venezolanos a las escuelas y puedan cumplir su cuarentena.

Lea también: UE insistió que las sanciones no deben impedir el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela

Asimismo, los vecinos de la avenida Rotaria soldaron los portones del centro educativo Escuela Alianza para evitar que sea asignado como instalación de aislamiento.

La Organización intercultural indígena Wainkirawa, ha creado un documento para repudiar las acciones en el Arco Minero y defender el río Socuy y el Orinoco.

Te puede interesar: Foro sobre el Arco Minero resaltó necesidad de cuidarlo y defenderlo

La comunidad indígena explicó que han quebrado la industria de hierro y la siderúrgica así como la dirigencia obrera y los que asumen posición de “autoridad” mantienen prisioneros sin juicio y sin posibilidad de defensa, una prueba de ellos se conocen como Rubén González y Rodney Álvarez.

Sobre los pueblos indígenas de Bolívar y Amazonas, no sólo no les fueron demarcados sus territorios, sino que les han despojado de ellos y entregados a corporaciones rusas, chinas y turcas para la más atroz explotación de sus yacimientos de oro, sin importar la destrucción del Orinoco.

A través del documento la Organización explicó que las Fuezas Armadas, cuya obligación es defender la soberanía nacional, es la misma responsable de los acuerdos con las corporaciones y de garantizar la seguridad de las explotaciones.

“Por si esto fuera poco, la corporativización del Estado también implica el advenimiento a los planes corporativos de fuerzas del crimen organizado (narcotráfico, extorsión, trata de personas), cuyo papel es ejecutar operaciones de terror sobre las poblaciones a desalojar de los espacios a ser explotados”, indica el documento.

Wainkirawa puntializó que han tomado la decisión de gobernar los territorios y reivindicar una soberanía.

“Desde nuestra organización, golpeada como todas las nuestras, pero dispuesta a luchar aún, decimos que el camino es gobernar los territorios y reivindicar una soberanía que este estado, este gobierno y los gobiernos rentistas del mundo han decidido entregar sacrificándonos”.

Rafael Mejía, habitante del estado Trujillo, indicó que las plantas de asfalto que se encuentran en las comunidades del territorio andino han afectado la salud de los niños y los adultos de tercera edad.

Lea también: Comunidades carecen de los servicios públicos

“Hay muchos niños y adultos mayores afectados por la situación debido a la contaminación de planta de asfalto”, dijo.

Trujillo - Planta de asfaltado afectan a comunidades - VPItv

Habitantes del sector 1 de la comunidad Caña de Azúcar, en el estado Aragua, protestó este martes en horas de la mañana por las fallas del servicio de agua por tubería que ha presentado la zona desde hace más de un año.

Los manifestantes cerraron la avenida Universidad que comunica la ciudad de Maracay con El Limón para exigir su derecho al servicio de agua. Así lo aseguró Genaro García, quien señaló que estas protestas no acabarán hasta que las autoridades de una respuesta efectiva al problema.