El ministro de Interior de Croacia, Davor Bozinovic, informó este martes que las víctimas mortales por el sismo de magnitud 6,3 que sacudió el país ascendió a seis personas, incluyendo a una niña.

“Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a los ciudadanos de Petrinja y las áreas circundantes en esta dramática y trágica situación. El devastador terremoto se ha cobrado vidas humanas, destruido hogares, y simpatizamos profundamente con todas las personas y familias que han sido dañadas», dijo Bozinovic en su cuenta de Twitter.

Lee también: #Mundo | Croacia fue sacudida por un sismo de 6,3 de magnitud

A horas del medio día, hora local, un sismo de más de seis grados de magnitud sacudió la ciudad de Petrinja.

Fotos difundidas en las redes sociales muestran cómo el movimiento telúrico ha devastado residencias y calles, mientras que los escombros también han generado daños materiales.

“Estamos sacando gente de los autos, no sabemos si la gente ha muerto o ha resultado herida. Escuché que se derrumbó un jardín de infantes pero por suerte no había niños allí, mientras que en otro los niños pudieron escapar», dijo el alcalde de la ciudad, Darinko Dumbovic.

La agencia de noticias de Croacia HINA informó este martes que el país sufrió un sismo de 6,3 de magnitud a las 12:20 pm, hora local.

El epicentro ocurrió a 44 kilómetros al sureste de la ciudad de Zagreb. «Un terremoto de este tipo puede generar daños significativos a distancias epicentrales cercanas», señaló el Centro Sismológico Europeo-Mediterráneo (EMSC).

Para el alcalde de Petrinja, «la mitad de la ciudad ha sido destruida». Por esa razón, ha pedido ayuda de emergencia inmediata para evaluar y reparar los daños.

Fotos cortesía AFP

Un documental ha causado gran furor en Croacia, debido a que cuenta la historia de Marita y Fani, dos monjas que se enamoraron en un convento de una isla del país europeo y que posteriormente dejaron la Iglesia Católica para expresar libremente su amor.

Lea también: #Mundo | Evo Morales: “La prioridad en las elecciones es la recuperación de la democracia”

El documental llamado «Nun of your business», fue recientemente presentado en el festival internacional de cine ZagrebDox, donde obtuvo la aprobación del público por la historia entre estas dos mujeres.

«Es la historia de un amor inesperado e inusual pero me concentré más en la cuestión de la libertad individual (…) Ellas encontraron la fuerza de luchar por su amor, algo que en general no está aceptado en nuestra sociedad», explicó a la AFP la directora de esta filmografía, Ivana Marinic Kragic.

Croacia descubre la historia de amor entre dos monjas en un documental |  Metro Libre

Parte de los ingresos de Grecia y Croacia provienen del turismo, esto ha hecho que sus gobiernos esperen una autorización para abrir sus fronteras a los turistas a partir del 1 de julio. No obstante, otros gabinetes como los de Reino Unido y Francia prefieren esperar un poco más ante la pandemia del Covid-19.

Le puede interesar: España ha registrado casi 26 mil muertes por coronavirus

Pronto vienen las vacaciones y estos aseguran cumplir con todas las condiciones sanitarias. “Todavía estamos formulando los protocolos médicos exactos, pero es bastante probable que necesitemos realizar algún tipo de prueba antes de que los turistas suban al avión, para mayor seguridad”, señaló el ministro de turismo de Grecia, Harris Theoharis, que aseguró que espera respuesta de la Unión Europea ante la emergencia económica.

De no aprobarse la apertura de fronteras a los turistas en la temporada veraniega, la pequeña y mediana empresa griega podría irse a la quiebre. Pues, estas dependen netamente de las visitas de los ciudadanos extranjeros.

En Croacia han propuesto un protocolo no solo para el personal y sus habitantes, sino también para los viajeros.

Las autoridades sanitarias de Croacia informaron la primera por Covid-19 en la nación, donde ya han sido confirmados 102 casos. La persona que falleció era un adulto mayor y propietario de un conocido restaurante en la península de Istria, una región cercana a Italia y a la que acudían muchos turistas.

Lea también: Actriz de La Casa de Papel se contagió de coronavirus

En Croacia, han implementado medidas rigurosas para el distanciamiento social en las que se encuentran el cierre temporal de los locales, tiendas y servicios no alimentarios, además de las reuniones públicas.

Los ministros de salud de Italia, Austria, Croacia y Alemania se reunieron de urgencia luego de que aumentaran los casos de infectados por coronavirus (Covid-19) en sus respectivos países.

Asimismo, en horas de la tarde en España se conoció que cientos de personas fueron confinadas en un hotel en Tenerife, España.

Lea también: Fallecieron tres nuevas personas en Irán por coronavirus

Los funcionarios de Salud de Gobierno presente fueron:
  • Rudolf Arnschober (Austria)
  • Vili Beros (Croacia)
  • Olivier Veran (Francia)
  • Jens Spahn (Alemania)

El ministro de salud español, Salvador Illa, presiona mientras cientos de turistas en Tenerife cierran hotel por coronavirus.

Transmisión:
EN VIVO desde ROMA - Reunión de ministros de salud ante presencia del coronavirus

El delantero croata del Juventus Mario Mandzukic, de 32 años, se despidió de la selección de Croacia  tras haber logrado el segundo puesto en el Mundial de Rusia.

En los once años en que jugó para la selección croata, desde noviembre de 2007, Mandzukic anotó 33 goles en 89 partidos, con lo que quedó solo por detrás del exmadridista Davor Suker, que marcó 45.

Con Croacia disputó las Eurocopas de 2012 y 2016, así como los Mundiales de 2014 y 2018.

En una emotiva carta de despedida publicada en la página digital de la Federación Croata del Fútbol (HNS), Mandzukic dijo estar contento porque siempre dio lo mejor de sí para la selección, a pesar de haber cometido, según afirmó, también muchos errores.

Por su parte, el portero Danijel Subasic, también se despidió de la selección de Croacia después de diez años y 44 actuaciones, y tras haber conquistado la medalla de plata en el Mundial de Rusia, en julio pasado.

Subasic, de 33 años, participó con la selección en dos campeonatos europeos, en 2012 y 2016, y en otros tantos Mundiales, en 2014 y 2018.

En este último fue brillante, y el público croata recuerda sobre todo que detuvo tres penaltis de Dinamarca y llevó a Croacia a los cuartos de final, y que en los cuartos ante Rusia insistió en jugar todo el partido a pesar de sus problemas físicos y detuvo un penalti.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Este domingo se disputó la final de la Copa del Mundo Rusia 2018, en la que resultó victorioso el equipo frnacés tras vencer a Croacia 4 goles a 2, en un partido histórico, pues es la segunda vez que Francia alcanza el título de campeón del mundo tras 20 años de su primera Copa y es la primera vez que Croacia llega tan cerca de saborear la victoria.

El presidente de Francia Emmanuel Macron agradeció a la selección de su país por llevar el triunfo a casa.

A continuación te presentamos las mejores fotos y comentarios que nos dejó la jornada mundialista.

636672785395675039w WhatsApp Image 2018-07-15 at 4.36.00 PM (1) WhatsApp Image 2018-07-15 at 4.36.00 PM (2) WhatsApp Image 2018-07-15 at 4.36.00 PM (3) WhatsApp Image 2018-07-15 at 4.36.01 PM WhatsApp Image 2018-07-15 at 4.36.01 PM (1) WhatsApp Image 2018-07-15 at 4.36.01 PM (2) 636672910940436611w 636672909659803413w 636672910271526092w 636672907016291639w 636672907061291926w WhatsApp Image 2018-07-15 at 4.52.42 PM 636672905132650239w 636672905767845860w 636672905767845860w 636672906399568944w 636672905742376793w 636672904480299143w 636672906392381397w 636672905104837366w 636672892972513188w 636672892986263268w 636672893025638528w

Veinte años después de lograrlo en su templo de Saint Denis, con Didier Deschamps como capitán y con Zinedine Zidane de gran figura, Francia impuso ante Croacia la ley del más fuerte para convertirse por segunda vez en su historia en campeona del mundo, esta vez en Moscú.

El coliseo del Luzhniki fue el magno escenario de un cambio de orden, quizá de estilo tras el buen gusto del juego combinativo de España en 2010 y de Alemania en Brasil 2014. En la Eurocopa 2016 Portugal le superó con esta misma medicina.

Francia lideró un modo que apuesta más por la firmeza defensiva, por el orden, el equilibrio, el aprovechamiento al máximo del balón parado y el vértigo de ese joven descarado que se llama Kylian Mbappe junto al ‘principito’ Antoine Griezmann, convertido en nuevo rey. Ya ha logrado lo que otros grandes astros como Leo Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar, a cuya mesa quería sentarse, no han conseguido.

Croacia no decepcionó, ni mucho menos. Jugó sus armas con todo lo que el corazón le dio tras el gran desgaste acumulado, pero un tanto en propia meta y un gol de penalti señalado a través del VAR dinamitaron su moral. Con el tercer tanto, premio al buen trabajo de Paul Pogba, ya se vino abajo. La montaña era demasiado alta como para pensar en la hazaña.

Didier Deschamps cumplió con lo previsto. Formó con el once de gala, el esperado, el que tan buenos réditos le ha dado a lo largo del torneo. El del músculo en la medular, el vértigo de Mbappe, la calidad de Griezmann, el trabajo de Giroud y la firmeza atrás. El del bloque, en definitiva.

Zlatko Dalic también aportó por su equipo titular después de que en las últimas horas se hubiera especulado con la baja de algunos de los héroes, principalmente la de Ivan Perisic, determinante en la semifinal ante Inglaterra y que parecía que no llegaría a tiempo.

En el tablero del Luzhniki, por lo tanto, estaban puestas todas las primeras piezas, las que marcan los diferentes estilos y los modelos que han llevado hasta aquí a estas dos escuadras para renovar el panorama futbolístico mundial.

Deschamps y sus hombres aseguraban que habían aprendido los errores que les costaron hace dos años el título continental en casa y que ello les llevaría a su segunda corona universal veinte años después de ganarla en Saint Denis.

Dalic y su armada de irreductibles ya habían hecho historia, pero querían agrandarla y entrar en el olimpo de los campeones mundiales para escribir la página más dorada, también veinte años después de que la generación del 98 que lideraban Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki se acabaran colgando el bronce tras caer precisamente ante Francia.

Pese a la teórica mayor fatiga de haber acumulado tres prórrogas, es decir, haber jugado un partido jugado más, Croacia asumió su rol. Fue valiente. No dudó en llevar las riendas de la final. Francia, encantada, entregó el balón a los Modric, Rakitic y compañía, a la espera de enganchar una contra o un balón parado.

No necesitaban los ‘bleus’ ser dominadores del partido. Lo único que precisaban era ese balón cerca del área de Danijel Subasic. Aún siendo aparentemente inferiores lo encontraron, como en anteriores partidos. Griezmann botó la falta y un toque desafortunado de Mandzukic, el hombre que situó a Croacia en la lucha por la gloria, se metió el primer autogol en la historia de las finales y adelantó a Francia.

Croacia está sobrada de orgullo y corazón. Pero también de calidad. Aunque pareció acusar el mazazo tardó tan solo diez minutos en devolver el golpe. Otra falta, botada hacia la derecha por Modric, toque de cabeza hacia dentro del área, Vida bajó el balón hacia atrás y Perisic hizo el resto con un recorte y un disparo cruzado (m.38).

Para su desgracia Francia rápidamente encontró un saque de esquina. Griezmann lo botó y el propio Perisic desvió de nuevo a córner. Los franceses reclamaron mano mientras Pitana daba continuidad al choque inicialmente. En cambio, desde el VAR le avisaron que algo había ocurrido. El colegiado argentino atendió la situación y acabó por decretar pena máxima, la primera en una final en la historia del videoarbitraje. El delantero del Atlético de Madrid no lo desaprovechó ante un ‘parapenaltis’ como Subasic.

Sin hacer nada extraordinario, Francia volvía a tomar la delantera y castigaba a una Croacia que asumía como podía el nuevo directo a la línea de flotación y que aún así aún soñaba, pero una intervención de Lloris a un tiro de Rebic le impedía hacerlo con fundamento.

Una galopada de Mbappe abortada por Subasic dio paso al salto al campo de cuatro ‘espontáneos’ rápidamente reducidos y a otra cabalgada del jugador del PSG que acabó con gol de Pogba (m.59).

Croacia era un púgil al borde del k.o., a merced del vértigo de los ‘bleus’. Mbappe lo aprovechó de inmediato con otro latigazo. 4-1 con más ve veinte minutos por delante. La final estaba decantada mucho antes de lo esperado.

Pero un clamoroso error de Hugo Lloris ante Mandzukic, que nunca perdona una carrera y un intento de presión, permitió al delantero del Juventus dar una mínima luz de esperanza al cuadro balcánico, y restar tranquilidad a Francia, sabedora que Croacia, que estuvo cerca de la eliminación en la previa y sufrió como el que más en esta Copa del Mundo, acaba volviendo siempre.

Esa fe inquebrantable es la que mantuvo vivo el partido hasta el final. Otro equipo habría caído hasta sonoramente goleado y golpeado. Croacia, en un día ni mucho menos brillante de sus grandes motores futbolísticos, Modric y Rakitic, no se rindió nunca. El conjunto ajedrezado cayó, pero lo hizo con honor y haciendo historia.

Lo de Francia tiene mucho mérito. Efectivamente aprendió la lección de Portugal. Lo ha demostrado en todo el torneo. Deschamps, que se une al grupo de Mario Zagallo y Franz Beckenbauer como únicos que se han proclamado campeones mundiales como jugadores y entrenadores, ha sabido recomponer la figura de un conjunto armado, un bloque sólido con esas dosis de gran calidad y eficacia que son imprescindibles para hacer algo tan grande como ganar un Mundial.

Ficha técnica:

4 – Francia: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernandez; Kante (Nzonzi, m.54), Pogba, Matuidi (Tolisso, m.73); Griezmann, Mbappe y Giroud (Fekir, m.81).

Seleccionador: Didier Deschamps

2 – Croacia: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic (Pjaca, m.82); Brozovic, Modric, Rakitic; Rebic (Kramaric, m.71), Perisic y Mandzukic.

Seleccionador: Zlatko Dalic.

Goles: 1-0, M.18: Mandzukic, en propia meta. 1-1, M.28: Perisic. 2-1, M.39: Griezmann, de penalti. 3-1, M.59: Pogba. 4-1, M.65: Mbappe. 4-2, M.69: Mandzukic.

Árbitro: Néstor Pitana (ARG). Amonestó a Kante (m.27), Lucas Hernandez (m.41) y Vrsaljko (m.92).

Incidencias: Final del Mundial de Rusia 2018 disputada en el estadio Luzhniki de Moscú ante 78.011 espectadores. Lleno completo.

El presidente de Rusia Vladimir Putin encabezó la presencia de autoridades en el estadio de Luzhniki junto a los mandatarios de las dos selecciones finalista, la de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic y el de Francia, Emanuel Macron.

La presencia en el habitáculo principal del recinto estuvo plagado de jefes de estado y de gobierno de distintos países. Armen Sarkisyan, de Armenia, Alexander Lukashenko, de Bielorrusia, Ali Bongo Ondimba, de Gabón, Igor Dodon, de Moldavia, Mahamoud Abbas, de Palestina, Sheikh Tamim Bin Hamad Al Thani, emir de Catar, donde se celebrará la próxima edición del Mundial en el 2024, y Omar Al Bashir, presidente de Sudán.

Información de EFE

 

Las selecciones de Francia y Croacia se disputarán el próximo domingo el título de campeón del mundo, en la gran final que tendrá como sede el Luzhniki Stadium de Moscú.

Los franceses llegan al decisivo encuentro tras derrotar en la fase final a Argentina, Uruguay y Bélgica, tres combinados que estaban llamados a pelear el Mundial Rusia 2018.

Por su parte, los croatas se metieron en su primera final de una Copa del Mundo de la FIFA tras dejar en el camino a Dinamarca, Rusia e Inglaterra, los dos primeros en tandas de penaltis y el último en la prórroga, por lo que llegan físicamente mucho más mermados que los galos.

No obstante, para este encuentro ambos seleccionados llegan con todos sus efectivos disponibles, razón por la que se espera un partido de alto calibre.

En la historia Francia y Croacia se han enfrentado un total de cinco veces, dejando saldo favorable para ‘Les Bleus, con tres victorias y dos empates. En el recuerdo está la semifinal de Francia 98, en la que los galos vencieron 2-1 a los balcánicos y posteriormente terminaron ganando su primer campeonato mundial.