Un nuevo informe emitido por 11 universidades de seis carreras diferentes (Ciencias Políticas, Psicología, Sociología, Economía, Gestión y Ciencias Sociales) y liderado por el profesor Eli Finkel, de la Universidad Northwestern, aseguró que las divisiones políticas en Estados Unidos se debe a que el ciudadano promedio no se ha vuelto leal a su partido o más aficionado. Sin embargo, desde el 2012 se registró una frivolidad con el partido opositor, siendo el país uno de los más polarizados del mundo.

A través de una encuesta, también precisaron que esto se debe por tres razones: los medios de comunicación que toman un bando político y las redes sociales, los agentes políticos y las élites, y la «mega identidad». Este último es sobre cómo se alinean las personalidades con los rasgos políticos. «Por primera vez en la historia de Estados Unidos, los inmigrantes, los afroamericanos y otras comunidades marginadas, los LGBT se alinean con una orientación política», detalla Finkel.

Asimismo, el profesor hizo la similitud entre el fanatismo político en Estados Unidos con las parejas divorciadas. «Si te pusieras la tarea diabólica de cómo construir el matrimonio más tóxico posible, maximizarías el desprecio, te asegurarías de interpretar las acciones de tu pareja de la manera más negativa, te rodea rías de personas que odian a tu cónyuge», indicó.

El candidato por parte del Partido Demócrata, Joe Biden, aseguró que él y su compañera de fórmula, Kamala Harris, tienen más votos populares para ganar la presidencia de los Estados Unidos. «Me siento orgulloso de esta campaña (…) ha sido larga y difícil», expresó un día después de las elecciones del pasado martes, 3 de noviembre.

Asimismo, señaló que, a su juicio, una vez que termine el conteo de los votos, él será el ganador de los comicios para el próximo periodo presidencial.

«Yo voy a gobernar como un presidente estadounidense. Este es el único cargo que representa a todos y exige un deber de atención a todos los estadounidense. Esos es lo que yo voy a hacer», mencionó e indicó que durante su gestión no habrá «rojos ni azules»

La senadora demócrata Kamala Harris aceptó, este miércoles, su nominación como candidata a la Vicepresidencia de Estados Unidos. Lo hizo desde Delaware, durante el tercer día de una Convención Nacional Demócrata que se realiza de manera virtual, debido a la pandemia por Covid-19.

Lea también: #Mundo | Principal líder opositor ruso en coma por presunto envenamiento

En su discurso, Harris, de 55 años, dijo estar “comprometida con los valores” heredados de su madre, una mujer inmigrante, que llegó a Estados Unidos procedente de India.

Tras el evento de este 19 de agosto, la congresista se convirtió, de manera formal, en la compañera de fórmula del ex vicepresidente Joe Biden, de cara a los comicios presidenciales del próximo 3 de noviembre.

Si Biden gana las elecciones, Kamala Harris se convertiría, de forma inmediata, en la primera mujer y la primera persona no blanca que ocupa la Vicepresidencia estadounidense. 

Kamala Harris acepta ser la vicepresidenta de Biden

Obama: Trump quiere “derribar nuestra democracia”

En la víspera de la intervención de la senadora Kamala Harris, el ex presidente Barack Obama ofreció un contundente discurso, que se centró en las intenciones perversas que, a su juicio, tendría su sucesor, el presidente Donald Trump. 

«Este Gobierno ha demostrado que derribará nuestra democracia si eso es lo que hace falta para ganar (…) No ha mostrado ningún interés en tratar la Presidencia como algo diferente a un ‘reality show’ más, que puede usar para obtener la atención que ansía”, dijo Obama, desde Filadelfia, la ciudad en la que se refrendó la Constitución estadounidense.

Barack Obama: "Donald Trump está dispuesto a derribar la ...

Clinton: “Voten como si nuestras vidas estuvieran en juego”

La ex senadora y ex candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, también se presentó en la tercera noche de la Convención Nacional Demócrata. 

Durante su participación, Clinton reflexionó sobre su derrota, en 2016, ante Donald Trump.

La ex primera dama aseguró que, en casi cuatro años, ciudadanos se le han acercado para lamentar el hecho de no haber acudido a las urnas, en los últimos comicios presidenciales.  

Voten como si nuestras vidas dependieran de ello, dice Hillary Clinton

“La gente me ha repetido: ‘No me di cuenta de lo peligroso que era’, ‘ojalá pudiera volver atrás y hacerlo de nuevo’. O peor aún: ‘debería haber ido a votar’”, relató Hillary Clinton.

Por ese motivo, la esposa del ex presidente Bill Clinton, insistió en que la abstención no debe ser una opción para los electores que apoyan al ex vicepresidente Joe Biden y a la senadora Kamala Harris.

“No importa lo que suceda, vayan a votar. Voten como si nuestras vidas y su sustento estuvieran en juego, porque lo están”, enfatizó la demócrata.

El expresidente de los Estados Unidos y actual candidato a las primarias demócratas, Joe Biden, recibió este lunes el respaldo del senador Cory Booker en su carrera por la Casa Blanca. Booker, es uno de los más importantes líderes de la comunidad negra estadounidense, además de ser el último de una serie de ex candidatos presidenciales que respaldan a Biden como su más importante representante.

Lea también: Murieron 27 personas tras beber presunta cura del coronavirus

«Joe Biden no solo ganará, demostrará que hay más que nos une que nos divide (…) Restaurará el honor a la Oficina Oval y enfrentará nuestros desafíos más apremiantes», expresó el senador a través de su cuenta en la red social Twitter.

Luego de la decisiva victoria por parte del candidato en California el pasado 29 de febrero, su carrera en las primarias se ha fortalecido con el respaldo de los principales líderes afroestadounidenses, quienes le están apoyando a vencer a Bernie Sanders.

El combate por la nominación presidencial del Partido Demócrata se redujo a dos contrincantes luego del supermartes, lo que quedó entre el exvicepresidente Joe Biden y el senador de Vermont Bernie Sanders, quien se describe como un socialista democrático.

Lea también: Joe Biden obtuvo la victoria en las primarias demócratas sobre Sanders

La votación fue realizada en 14 estados, en las que también forzó al exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, a dejar la contienda, luego de haber gastado una elevada suma en dólares de su propia fortuna durante toda su campaña, sin embargo, solo logró obtener pocos delegados en el territorio estadounidense de Samoa.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, reconoció este miércoles el “increíble resurgimiento del candidato demócrata , Joe Biden, en las elecciones primarias de ese partido, realizadas este martes.

Lea también: (+Infografía) Conoce los pasos a seguir de la elección presidencial de Estados Unidos

“Fue un gran resurgimiento para Joe Biden, cuando uno lo piensa” dijo Trump en rueda de prensa en la Casa Blanca, posterior al “supermartes” de elecciones primarias del Partido Demócrata, donde el candidato Bernie Sanders resultó perdedor.

Biden, ex vicepresidente de los dos periodos de Barack Obama,  sumó nueve victorias, incluyendo estados muy poblado como Carolina del Norte y Texas.

Los opositores del precandidato demócrata consideran a Sanders muy extremista en sus planes para representar al Partido Demócrata como su candidato presidencial.

Te puede interesar: Candidatos multimillonarios demócratas pelean la carrera a la Casa Blanca

Durante una entrevista llevada a cabo la semana pasada, Sanders elogió un programa contra el analfabetismo en Cuba impuesto por el expresidente Fidel Castro, a pesar de la gran cantidad de condenas por violaciones de derechos humanos en la isla. Igualmente han resurgido videos de muchos años atrás cuando Sanders era alcalde de la ciudad de Burlington, en Vermont cuando visitó Cuba y Nicaragua.

Precandidatos demócratas insisten en convencer al electorado en que ellos son la mejor alternativa para enfrentar a Trump en noviembre, aunque han chocado sobre cual de sus planteamientos logrará el completo apoyo de todos los estadounidenses.

Sanders, quien ha ganado dos primarias y encabeza algunas de las encuestas del país, defendió suposición al afirmar que en los últimos 50 enfrentamientos contra Trump, ha derrotado 47.

Seis aspirantes a la nominación presidencial demócrata estarán presentes en un debate crucial en Nevada, tres días antes de que lo votantes del estado acuerden su apoyo en la ajustada contienda por la Casa Blanca.

Te puede interesar: Candidatos multimillonarios demócratas pelean la carrera a la Casa Blanca

El debate será la tercera prueba que los demócratas afrontarían para elegir al candidato que retará al presidente Donald Trump en las elecciones del 3 de noviembre.

Hasta el momento, ha ocurrido un apretado triunfo de Pete Buttigeg sobre Bernir Sanders en Iowa y otro de Sanders sobre Buttigieg en New Hampshire.

Por otro lado, el multimillonario y exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha dado que hablar luego de subir inesperamente en las encunestas mientras gasta cientos de millones de dólares de sus bolsillos campañas publicitarias y a su vez cumplió los requisitos para participar en el debate.

Sin embargo son Benie Sanders, Michael Bloomber, Pete Buttugieg, Joe Biden, Amy Klobuchar y Lizabeth Warren son los nombres de los demócrata que enfrentarán el tenso debate.

Los multimillonarios Mike Bloomberg y Tom Steyer han invertido cientos de millones de dólares de sus ingresos en campañas demócratas para disputar la carrera a la Casa Blanca comandada por Donald Trump y los comicios serán llevados a cabo en noviembre.

Te puede interesar: Senado de EEUU votará sobre reducir poderes de guerra de Trump

Bloomberg, un magnate de los medios y excalde de Nueva York de 77 años, se ha posicionado en las encuestas en todo el país, mientras que Steyer un administrador de fondos de cobertura de 62 año quien tiene una fortuna de 1.600 millones de dólares, avanza en Carolina del Sur, un estado clave que definirá su interna este mes.

    Mike Bloomberg, candidato demócrataCandidato demócrata, Mike Bloomberg

 

Candidato demócrata,Tom Steyer

Candidato demócrata,Tom Steyer

Para algunos de sus rivales demócratas, la gran inversión para sus campañas es una forma de «comprar la elección» corrompiendo la interna del partido.

Por su parte, el Senador demócrata, Bernie Sanders, considera que «una democracia, no tiene derecho a comprar la presidencia».

Sin embargo, políticos y ciudadanos concuerdan que los mismos votantes son quienes tendrán la última palabra.

Tras el cierre de las candidaturas demócratas e independientes en Iowa la semana pasada, el ex vicepresidente Joe Biden perdió terreno para su candidatura presidencial en los Estados Unidos, mientras que el magnate Michael Bloomberg ganó apoyos tras partir en desventaja, según develó una encuesta de Ipsos y Reuters este lunes.

Lea también: Marco Rubio sugirió “cortar completamente” acceso de Maduro a sistema financiero

Dicha consulta mostró un 17% de apoyo para Biden, quien restó cinco puntos en comparación a una encuesta previa. Por su parte, el senador Bernie Sanders consiguió un 20% de aceptación.

Bloomberg llegó a 15% tras escalar seis puntos porcentuales, mientras que Elizabeth Warren y Pette Buttigieg lograron 11% y 8% respectivamente, como posibles rivales de Donald Trump en los comicios de este año.