El director de la Organización No Gubernamental (ONG) Human Rights Watch (HRW), Kenneth Roth, denunció que las autoridades de Hong Kong, China, le vetaron la entrada a su territorio, donde debía presentar un informe sobre la situación de los derechos humanos, tras varios meses de manifestaciones prodemocracia.

«Esperaba poder sacar a la luz los ataques, cada vez más fuertes, que Pekín lleva a cabo contra los esfuerzos internacionales por apoyar los derechos humanos (…) esta negativa a dejarme entrar en Hong Kong es un ejemplo magnífico», declaró en un comunicado», explicó Roth a través de un comunicado.

Lea también: Leopoldo López: No vamos a descansar hasta lograr el cese de la usurpación

A través de un vídeo, el director de HRW detalló que al llegar al aeropuerto de Hong Kong, autoridades migratorias alegaron «razones relacionadas con la inmigración» y le negaron el acceso.

El gobierno de Israel expulsó este lunes al director de Human Rights Watch, Omar Shakir, por las acusaciones en su contra de apoyar un boicot en ese país.

«Hoy es Human Rights Watch, pero mañana serán defensores de derechos israelíes y palestinos, después serán ciudadanos o estudiantes”, dijo el representante de la organización sin fines de lucro, al tiempo que llamó a la comunidad internacional para adoptar «nuevos enfoques» ante los ataques a los Derechos Humanos. Hasta los momentos, Shakir trabajará desde Jordania.

La organización no gubernamental dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos Human Right Watch difundió a través de su cuenta en twitter un vídeo en el que presentó lo que viven los migrantes venezolanos a causa de la crisis humanitaria en Venezuela.

La representante de HRW, Tamara Taraciuk Broner, detalló que en el último año salieron de Venezuela más de dos millones de venezolanos y calificó la situación como la peor crisis humanitaria en Latinoamerica en las últimas décadas.

El material audiovisual también presentó diferentes testimonios de personas que han tenido incluso que cruzar la frontera caminando debido a la falta de recursos. Todos coincidieron en que lo que los llevó a tomar la decisión es la crisis económica, la ausencia de medicamentos y la inseguridad.

Screenshot_22

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

El director de Human Right Watch, José Miguel Vivanco, publicó en su cuenta de Twitter en el que busca demostrar que con la expulsión de Lorent Saleh de Colombia se violaron los Derechos Humanos.

Vivanco, hizo un llamado a la Cancillería de Colombia para que exija a Nicolás Maduro la liberación inmediata del detenido.

Se acusa al gobierno colombiano de no garantizar la protección del deportado al entregarlo a las autoridades venezolanas. Tampoco le dieron tiempo suficiente de contactar a un abogado, preparar su defensa, ni hablar con un tribunal competente que verificara la legalidad de la orden de detención.

El 4 de septiembre de 2014 Lorent Saleh fue deportado de Colombia. Se le acusó, entre otras cosas, de falsificar documentos de identidad a venezolanos en Colombia, planear atentados contra Venezuela junto con un grupo paramilitar colombiano y difundir falsas informaciones acerca del gobierno de Chávez.

Saleh se encuentra preso en El Helicoide desde hace 4 años sin que se le haga un juicio, siendo diferida 50 veces la audiencia preliminar de su caso.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Screenshot_1

El director Ejecutivo de Human Rights Watch para América, José Miguel Vivanco, calificó como “contundente” el informe presentado el pasado viernes por la Organización de las Naciones Unidas sobre las violaciones de los derechos humanos en Venezuela.

“Es lo más contundente que las Naciones Unidas ha publicado hasta ahora sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. Ahora, lo más interesante del informe es que recomienda, el Alto Comisionado, que la Corte Penal Internacional se meta de lleno en el caso de Venezuela”,  dijo duarnte un entrevista para NTN24.

A su juicio la recomendación es consecuencia no sólo de la cantidad de “atrocidades cometidas por parte del régimen de Maduro, sino también porque el Alto Comisionado concluye que allí no hay posibilidad de investigaciones internas, porque no hay un poder judicial, no hay autoridades, no hay instituciones capaces de investigar y procesar estos hechos atroces”.

En este sentido, puntualizó además que el Alto Comisionado también recomendó “la creación de una comisión de investigación del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, este es un mecanismo que solamente se ha utilizado en casos extremos, como el caso de Corea del Norte, Libia, Siria, Sri Lanka y la ex Yugoslavia”.

Vivanco destacó que esta acción es una muestra de cómo la comunidad internacional está trabajando para solucionar la crisis humanitaria y de derechos humanos en Venezuela.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización Human Rights Watch (HRW), destacó que considera que sería un error expulsar a Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con más de 30 años dedicados a la defensa de los derechos humanos, el abogado chilenoes una de las voces más autorizadas para analizar lo que ocurre en la región.

A propósito de la Asamblea General de la OEA, que se realiza entre hoy y mañana en Washington, Vivanco repasó los principales temas que allí se tratarán.

Lea la nota completa aquí

La comunidad internacional debe aplicar cuanto antes la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA) para contener la tragedia que aflige a los venezolanos, dijo el jueves 9 de marzo José Miguel Vivanco, Director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW).

Vivanco –quien también mostró preocupación por la manera en que el proceso de paz de Colombia fue confeccionado– dijo que los países del hemisferio han malgastado un tiempo crucial promoviendo el diálogo entre la oposición venezolana y el régimen de Nicolás Maduro, advirtiendo que ese proceso no tiene probabilidades de éxito.

“La comunidad internacional debería dejar de perder el tiempo, promoviendo una opción [el diálogo] que ha demostrado ser ineficaz, errada, y que lo único que ha generado es oxígeno para el gobierno de Maduro”, expresó Vivanco en una entrevista.

«El problema de Venezuela no es la falta de diálogo [entre las partes]. El problema de Venezuela es que el Estado ha sido capturado por un régimen que actúa en términos autoritarios, no democráticos, cuyos principales gobernantes están involucrados con el crimen organizado, y cuyo propósito es aferrarse al poder”, manifestó.

Vivanco, cuya organización es una de las importantes ONG abocadas a la defensa de los derechos humanos, calificó de lamentables las recientes declaraciones emitidas por la Canciller de Colombia, María Ángela Holguín, a favor del diálogo.

“Esas declaraciones fueron muy desafortunadas. Realmente es difícil entender por qué Colombia insiste en una tesis fracasada que no corresponde a la realidad de Venezuela. Es muy difícil explicar esa miopía colombiana”, dijo.

Enfatizando en la crisis humanitaria por la que atraviesan los venezolanos por la escasez de alimentos y medicinas, Vivanco dijo que los países de la región deben utilizar con urgencia los instrumentos que otorga la Carta Democrática Interamericana para someter al gobierno de Venezuela a un proceso de escrutinio.

“Aquí lo que cabe hacer es exigirle rendición de cuenta al gobierno de Venezuela, y eso se hace cuando la autoridad regional se reúne y examina la situación de Venezuela a la luz de la Carta Democrática”, dijo.

“Se debe verificar si estos principios [democráticos] se están cumpliendo o no se están cumpliendo en Venezuela” a través del nombramiento de una comisión de alto nivel, conformada por jefes de estados o de cancilleres en ejercicio, agregó.

Vivanco dijo que esta intervención regional en el caso de Venezuela se ha vuelto muy urgente, dado que la situación en el país petrolero se encuentra en caída libre, y existe un alto riesgo de que el régimen responda con mucha más violencia y represión a un predecible incremento del descontento social.

Nota de @DelgadoAntonioM para El Nuevo Herald

 

La organización Human Rights Watch exhortó este jueves a los países de América Latina a ejercer “presión” colectiva para contener el creciente autoritarismo en Venezuela y Cuba, al tiempo que condenó el alza de la violencia en México.

El presidente venezolano Nicolás Maduro es un “líder autocrático” y un “desastre”, dijo el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth en rueda de prensa.

Al presentar el informe anual HRW, Roth también señaló que Cuba no ha realizado “avances significativos” en derechos humanos desde que inició su proceso de acercamiento con Estados Unidos.

“La respuesta es un ”amplio enfoque multilateral“ en la región, dijo Roth, advirtiendo que ”la presión unilateral de Estados Unidos solo le hace el juego a demagogos como Castro y Maduro“.

El activista recordó que la Organización de Estados Americanos (OEA) debatió la aplicación de su Carta Democrática en Venezuela y llamó a los cancilleres de los países miembros a continuar los esfuerzos.

”Espero que los cancilleres continúen los esfuerzos presentes para usar la Carta Democrática para realmente hacer un escrutinio y poner presión sobre Maduro“, dijo durante la conferencia de prensa.

El informe de HRW se enfocó en el peligro del creciente ”populismo“ en Europa y Estados Unidos, con la elección de Donald Trump, y que también es apreciable en otros países como Venezuela.

”Venezuela es un muy buen ejemplo no solo del fenómeno del hombre fuerte pero también del desastre que puede representar para los habitantes de ese país“, dijo Roth.

En Cuba, resaltó el acercamiento diplomático con Estados Unidos, pero dijo que HRW está ”decepcionado porque eso no ha sido acompañado por una mejora significativa de los derechos humanos“ en la isla.

Roth también expresó preocupación por el ”incremento de la violencia“ en México, denunciando la corrupción policial.

Nota de El Nuevo Herald

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) advirtió hoy que el proyecto de ley de amnistía que el Congreso de Colombia debate y busca aprobar esta semana para implementar los acuerdos de paz del gobierno con las FARC puede limitar la posibilidad de juzgar abusos, objeción que fue cuestionada por el presidente del Senado, Mauricio Lizcano.

En una carta divulgada hoy y dirigida al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el director de HRW para América, José Miguel Vivanco, llama la atención sobre elementos de la ley que podrían evitar juzgar los crímenes cometidos por agentes del Estado y combatientes de las FARC durante los 52 años de conflicto armado.

El gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron el pasado 24 de noviembre un acuerdo de paz que pone fin al conflicto armado, fue ratificado por el Congreso, y ahora el proyecto de ley de Amnistía es la primera medida en debate para implementarlo.

«Notamos que el proyecto de ley hace referencia a figuras delictivas que no tienen un correlato explícito en el derecho colombiano; utiliza categorías legales imprecisas y vagas que se prestan a abusos; sólo excluye explícitamente de amnistías a ciertos crímenes de guerra; e invoca un estándar insuficiente sobre el delito de ‘reclutamiento de menores'», explica la carta, citada por la agencia EFE.

Vivanco expresa su «preocupación» porque el mecanismo de libertad condicional previsto en el proyecto de ley para los responsables de «crímenes atroces» carece de garantías básicas necesarias para asegurar que criminales de guerra no puedan eludir la justicia.

Por su parte, Lizcano sostuvo respecto de esas objeciones que «esta es una ley que está en concordancia con todos los tratados internacionales y con el Tratado de Roma».

«Claramente se excluyen (de la amnistía) los delitos de lesa humanidad; obviamente, el Congreso está abierto a revisar cuáles son esas inquietudes y, de común acuerdo con el gobierno, ajustarlas, pero uno siente que muchas veces Human Rights Watch critica por criticar», agregó, citado por el diario local El Tiempo.

En su misiva, HRW también cuestiona las condiciones de libertad condicional de los agentes del Estado y guerrilleros de las FARC, con el objetivo de conseguir justicia por los crímenes cometidos durante el conflicto en Colombia.

«Señor presidente, compartimos estas inquietudes con la esperanza de que su gobierno utilice la legislación de implementación para garantizar que el proceso de paz se construya a partir del respeto de los derechos de las víctimas», subraya Vivanco en la carta.

«Su gobierno -concluye – debe asegurar que el proceso de paz no se use indebidamente para limitar la posibilidad de que los responsables de atrocidades enfrenten una justicia genuina por sus crímenes».

Nota de Notinac