Bolivia fue uno de los países de Sudamérica que tuvo una crisis política a finales del 2019 y que desembocó en el exilio voluntario de su mandatario por más de 13 años, Evo Morales. Todo comenzó cuando en las elecciones del pasado octubre, Morales se declaró ganador sin necesidad de ir a una segunda vuelta, lo que generó que la oposición a su gobierno lo tildará de fraude. En VPItv hacemos un recuento de todo lo que ha sucedido durante este año y que se definirá el próximo domingo 18.

Contexto: ¿Qué pasó en el 2019?

La oposición boliviana, encabezada por Carlos Mesa, de la coalición Comunidad Ciudadana, aseguró que en esas elecciones del 20 de octubre hubo un fraude electoral, luego que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) interrumpiera de manera extraña la transmisión de los resultados y luego asegurara que Morales había ganado, indicando a su vez que no era necesaria una segunda vuelta que se podía realizar el 15 de diciembre. La ley boliviana estipula que si ninguno de los candidatos alcanza el 40%, se puede realizar otro evento electoral que defina los resultados.

Cabe destacar que las elecciones de ese 2019 eran para elegir a 36 senadores, 130 diputados, vicepresidente y presidente, donde los candidatos más reconocidos eran Mesa, Óscar Ortiz de «Bolivia Dice No», Chi Hyun Chung del Partido Demócrata Cristiano», entre otros. Mesa, al declarar fraude, le siguieron los demás generando una ola de protestas en las calles de Bolivia. Para el 23 de octubre, Evo Morales había informado sobre un golpe de Estado en su contra y dio continuidad a una segunda vuelta, pero horas más tarde, en cadena nacional, dimitió a su cargo luego de 13 años como presidente de ese país.

Lee también: #Mundo | Jorge «Tuto» Quiroga se retira de la carrera electoral en Bolivia

Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) había señalado que si existió manipulación en los resultados electorales y que hubo «parcialidad» a favor de Morales. «En los cuatro elementos revisados (tecnología, cadena de custodia, integridad de las actas y proyecciones estadísticas) se encontraron irregularidades, que varían desde muy graves hasta indicativas. Esto lleva al equipo técnico auditor a cuestionar la integridad de los resultados de la elección del 20 de octubre pasado. En el componente informático se descubrieron fallas graves de seguridad en los sistemas tanto TREP como del cómputo final. Además, se descubrió una clara manipulación del sistema TREP que afectó tanto los resultados de dicho sistema, como los del cómputo final», se leía en el comunicado. El 24 de octubre, Mesa continuó con su llamado a protestas.

A esto se le suma la contraparte por parte del Center for Economic and Policy Research, que aseguró que «el análisis estadístico de los resultados de las elecciones y las hojas de tabulación de las elecciones del 20 de octubre en Bolivia no muestra que las irregularidades o el fraude afectaron el resultado oficial, dando al Presidente Evo Morales una victoria en la primera vuelta». Pero no fue suficiente. El expresidente se fue al exilio en un periplo y llegó a México, donde fue recibido por el canciller Marcelo Ebrard. Paralelamente a esto, el Congreso de Bolivia anuló las elecciones que había convocado Morales y puso a Jeanine Áñez como presidente interina hasta que se celebren las elecciones finales.

Evo Morales llega a México / Foto: cortesía.

¿Qué ocurrió este 2020?

Áñez emitió un proyecto de ley donde llamaba a elecciones para renovar por completo el Tribunal Supremo Electoral. Todo estaba estipulado para el 3 de mayo con ocho candidaturas a la presidencia, pero la crisis sanitaria del nuevo coronavirus obstaculizó el evento e hizo quese pospusiera 14 días sin éxito. Luego lo pasaron para el 6 de septiembre, hasta que una nueva ola de protesta obligó a las autoridades a aplazarla para el 18 de octubre sin vuelta atrás.

No solamente se escogerán los cargos mencionados, sino también se renovará el Poder Legislativo. Pero uno de los partido más fuerte sería el Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Morales, que lo postulaban como senador por el departamento de Cochabamba, pero el TSE inhabilitó su candidatura por no tener dos años de residencia permanente en la zona y se hizo un hecho cuando el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz lo confirmó.

Human Right Watch emitió un comunicado expresando que la administración de Áñez usaba mecanismos políticos para perseguir a Morales y todo lo relacionado a él.

Lee también: #Mundo | Presidenta interina de Bolivia se retira de la campaña electoral

Foto: El País

¿Qué ocurrirá este domingo 18 de octubre?

Se escogerán a los representantes supraestatales, diputados, senadores, vicepresidente y presidente, contando con 7.332.925 votos habilitados. Solo 301.631 serán votos provenientes del exterior. Y, para evitar equivocaciones, el Tribunal Supremo Electoral usará un nuevo sistema de difusión de resultados para dar a conocer lo sucedido y con posibilidad de definirse en segunda vuelta.

Con respecto al Poder Legislativo, el Senado cuenta con 36 escaños que se distribuyen en cuatro representantes por las nueve zonas que tiene el país y tendrán una vigencia de cinco años. Asimismo ocurrirá con la Cámara de Diputados, que tiene 130 miembros y 63 de ellos provienen de circunscripciones uninominales. Los demás son plurinominales departamentales, inscritos por los candidatos a presidente, vicepresidente y senadores.

Los resultados se darán a conocer en un plazo mayor a siete días y serán difundidos por el TSE. También, si existe la posibilidad, habrá segunda vuelta si ninguna de las fórmulas llega a más de 50%. De hacerlo, se realizará el 29 de noviembre.

Estas elecciones tendrán como observadores a la Unión Europea, la Unión Interamericana de Organismos Electorales, la Asociación de Organismos Electorales de América del Sur y la OEA. También, por la pandemia de covid-19, se implementará protocolos de bioseguridad y se agregará una hora adicional. Solo podrán votar los ciudadanos entre 18 a 50 años, para que los adultos mayores no se expongan.

Lee también: #Mundo | Gobierno (E) de Bolivia denunció a Evo Morales de estupro y trata de personas

 

Elecciones generales en Bolivia el próximo 6 de septiembre

Elecciones generales en Bolivia el próximo 18 de octubre | Foto cortesía

¿Quiénes son los aspirantes a la presidencia?

Al principio, nueve personas de distintas organizaciones políticas habían dejado en concreto sus intenciones, pero poco a poco se fueron retirando de la carrera presidencial, como Jeanine Áñez por Juntos. Actualmente, Luis Arce Catacora del MAS, Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana, Luis Fernando Camacho de Creemos, María de la Cruz Baya de Acción Democrática Nacionalista, Chi Hyun Chung de Frente Para La Victoria y Feliciano Mamani del Partido de Acción Nacional Boliviano, son los candidatos oficiales. No obstante, es entre Arce y Mesa que se disputa la presidencia.

Luis Alberto Arce Catacora: Nació el 28 de septiembre de 1963 en la ciudad de La Paz. Se graduó de contador general en el Instituto de Educación Bancaria y ha hecho varios estudios de tercer grado. Sin embargo, fue en 1987 cuando ingresa a trabajar en el Banco Central de Bolivia, donde poco a poco fue ascendiendo de cargo. También fue profesor hasta que, en el 2006, Evo Morales lo designó como ministro de Hacienda y luego como ministro de Economía y Finanzas Públicas.

En el 2016, Arce tuvo que renunciar a su cargo como ministro de Economía por la detección de un tumor en sus riñones. Tuvo que viajar a Brasil para tratarse y luego de un tiempo pudo volver a sus asignaciones. Con 57 años, se postula para la presidencia de Bolivia por el partido de Morales, el MAS.

Carlos Diego de Mesa Gisbert: Nació el 12 de agosto de 1953 en la ciudad de La Paz. Es un periodista de profesión que se ha adentrado al mundo de la historia y de la política hasta llegar a ser presidente de su país. Como comunicador ha tenido experiencia en radio, televisión y prensa, que lo ha ayudado a recibir premios internacionales y ha publicado varios libros sobre las artes de su país.

No fue hasta el 2002 que se postuló como candidato independiente a la vicepresidencia de Gonzalo Sánchez, pero varias movilizaciones generaron que Sánchez renunciara a su cargo como presidente y que Mesa fuese el mandatario constitucional a los 50 años. Pero esto solo duro dos años, ya que grupos civiles relacionados a Evo Morales protestaron hasta no dejarle más opción que renunciar a su cargo.

Jeanine Áñez, mandataria interina de Bolivia, anunció, este jueves, el fin de su carrera como candidata a las elecciones presidenciales, que se efectuarán el próximo 18 de octubre.

«Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia de Bolivia para cuidar la democracia», dijo Áñez, en un video compartido a través de su cuenta en Twitter.

Le puede interesar: #Mundo | Más de 200 reos de Uganda se escaparon de la cárcel

En el mensaje explicó que la decisión busca evitar la división del voto entre varios candidatos opositores y la eventual victoria de Luis Arce, un político que se formó bajo la tutela del ex presidente, Evo Morales.

Luego de conocer la noticia, el exmandatario reaccionó y calificó el retiro de Áñez como una «traición a sus militantes». También aseguró que la jefa de Estado encargada piensa negociar «su impunidad».

Personas leales a la filosofía del expresidente de Bolivia, Evo Morales, protestaron el pasado martes en el municipio El Alto para rechazar el aplazamiento de las elecciones y exigir su realización en el tiempo estipulado. La protesta fue convocada por los movimientos Central Obrera Boliviana y el Pacto de Unidad, vinculado con el partido de Morales, Movimiento al Socialismo (MAS).

Por otro lado, la administración de Jeanine Áñez condenó las manifestaciones como ataques biológicos de los campesinos del MAS a la población urbana. Así lo aseguró el ministro Arturo Murillo, quien señaló que se estaban buscando cinco de diez personas que eran casos sospechosos de covid-19 en la concentración.

El MAS aseveró que el gobierno de Áñez busca «criminalizar la protesta social», mientras se postergan las elecciones. Sin embargo, el Tribunal Electoral aseguró que el 18 de octubre se celebrarán los comicios y no el 6 de septiembre, como se había planificado.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, confirmó este jueves que dio positivo a la prueba del coronavirus, a la que se sometió luego de que varios integrantes del equipo gubernamental contrajeran la enfermedad.

Lea también: Gobernador Omar Prieto dio positivo a la prueba PCR del covid-19

La mandataria hizo el anuncio a través de redes sociales, en donde explicó que los contagios de sus compañeros de trabajo la llevaron a realizarse el test.

«Me siento bien, me siento fuerte, voy a seguir trabajando de manera virtual», indicó Áñez, quien informó que permanecerá aislada por los próximos 14 días.

Cumplido ese plazo, volverá a realizarse una prueba para determinar si logró superar la enfermedad, que ya ha provocado cerca de 43.000 infectados en Bolivia y poco más de 1.500 fallecimientos.

Debido al colapso del sistema funerario, cuerpos sin vida pasan días en las calles de Bolivia a la espera que se les dé sepultura luego de haber fallecido a causa de la letal covid-19. Muchas familias han optado por guardar los cadáveres en sus casas dentro de ataúdes improvisados.

«Entre 20 y 30 cadáveres permanecen en sus domicilios, cada día se siguen incrementado», declaró recientemente el presidente de la Asociación de Funerarias de Cochabamba, Juan Carlos Orellana. La ciudad, la tercera región más importante de Bolivia, se visualizan escenas dantescas: cuerpos esperando sepultura, incluso algunos envueltos en plástico negro colocados fuera de las casas, se asemeja a lo vivido el pasado mes de abril en Guayaquil, Ecuador.

El medio The Associated Press (AP) reportó el caso de un hombre de 54 años que murió la tarde del pasado sábado 4 de julio en busca de atención médica. Su cuerpo fue encontrado por sus familiares el domingo. Fue envuelto en plástico negro. «Él se estaba quejando de un dolor en el pecho y un resfrío que decidió curarse en casa, pero al no sentir que sanaba salió a buscar un médico y hoy nos enteramos que murió antes de encontrar uno, en la calle», expresó un familiar a la agencia norteamericana.

Recomendado: Duplicidad en Venezuela: dos poderes, una sola realidad social

El medio Voz de América (VOA) también se hace eco de la crisis en Cochabamba. Reporta que en la región se están dando numerosos casos de personas que mueren en sus hogares sin haber sido diagnosticadas. Entonces ocurre que los servicios de salud tardan en tomar las pruebas, en dar a conocer los resultados y en emitir un certificado de defunción, puesto que si el muerto da positivo al virus se deben cumplir con los protocolos de bioseguridad para el entierro.

Lea también: Uruguay es el primer país de Latinoamérica que retoma clases presenciales en medio de la pandemia


No solo el sistema funerario

Los expertos dicen que se está dando el caso de personas que tienen miedo ir al médico y prefieren automedicarse.  Mientras tanto, en el cementerio el único horno de cremación con capacidad de cuatro a cinco cuerpos está sobrecargado por lo que el gobierno interino de Jeanine Áñez pidió a la población que se opte por un entierro.

Los casos de coronavirus continúan en ascenso en el país andino. El ministerio de Salud dijo en su más reciente informe que en un día se registraron 1.253 casos para un acumulado 38.071 y 1.378 fallecidos.

La región más castigada es Santa Cruz, al este de La Paz, la cual anunció que este lunes retornará sus actividades tras cuatro meses de cuarentena. Y Cochabamba anunció que estará en un aislamiento con la visita de brigadas médicas casa por casa para la detección temprana de la enfermedad.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció este jueves que cerrará las embajadas en Irán y en Nicaragua, debido a una redistribución presupuestaria para destinar más fondos a la lucha contra el covid-19.

Lea también: ¿Qué hay detrás del envío de gasolina de Irán a la administración de Maduro?

Áñez descartó que la medida tenga que ver con motivos políticos, por lo que también informó que tres ministerios serán suspendidos ante la emergencia por la pandemia.

«No tenemos nada contra estos países y pueblos, nobles y hermanos, que respetamos y son amigos», dijo la mandataria transitoria, según reseñó la agencia de noticias EFE.

No obstante, la líder boliviana desde la salida del expresidente Evo Morales no dio detalles sobre cuando se realizarán dichos cierres, así como tampoco precisó cómo quedarán las relaciones diplomáticas entre naciones.

Irán y Nicaragua fueron antiguos aliados políticos de la administración comandada por Evo Morales entre 2006 y 2019.

Los ministros interinos de Defensa y Medio Ambiente de Bolivia dieron positivos a la COVID-19, letal enfermedad generada por el coronavirus SARS-COV-2. Ambos fueron puestos en cuarentena y sus familias se encuentran en chequeos.

«Mi esposa Katya ha dado positivo por el coronavirus, nuestra familia a está en cuarentena como corresponde. Seguramente traje el virus a mi hogar por circunstancias de mi trabajo», expresó a través de un vídeo Luis Fernando López, ministro interino de Defensa boliviano.

Lea también: COVID-19 aún no se apoderó del mundo: estos son los territorios libres de la afección

Mientras que la titular de Medio Ambiente, María Elva Pinckert, comunicó que en la prueba previa le fue detectado el coronavirus, sin embargo se encuentra a la espera del análisis que precisa si es positiva por la enfermedad o no. A la ministra le fue detectado un caso positivo en su grupo familiar más cercano.

Mensaje de la presidenta (I) de Bolivia

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, envió un mensaje a través de las redes sociales para su ministro de Defensa, quien confirmó que padece la enfermedad mucho más temprano que Pinckert.

«Mi solidaridad con Katya, esposa del ministro de Defensa, Luis Fernando López y con su familia. Katya ha dado positivo a la prueba de coronavirus», excribió la mandataria por Twitter. En el mensaje siguiente aseguró que reza por la salud de «todos los bolivianos».

La presidenta del Congreso de Bolivia, Eva Copa, promulgó la ley de convocatoria a elecciones generales en un plazo de 90 días, medida que fue tomada luego de que la presidenta interina de la nación, Jeanine Áñez, dijera que este proceso tenía que ser cancelado tras el brote de coronavirus en el país.

Lea también: Áñez convocó jornada de «ayuno y oración» para vencer el covid-19

La determinación que con anterioridad fue aceptada por los Diputados y Senadores, indicaron que es necesaria la promulgación «para que se tenga y cumpla como ley del Estado Plurinacional de Bolivia».

«En defensa de la vida y la salud de los bolivianos, rechazo las elecciones que ha convocado el MAS. Hay que hacer elecciones cuando no sean un riesgo de salud. La salud es primero», expresó Áñez a través de la red social Twitter.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, convocó a los ciudadanos a realizar una jornada de «ayuno y oración» en familia con el fin de vencer el covid-19 pues aseguró que «para Dios nada es imposible».

Le puede interesar: (+Fotos) Mía Khalifa: Fanáticos expresan su preocupación ante su aspecto físico

Hasta los momentos en el país ha reportado 50 decesos y 950 casos confirmados de coronavirus. Además, prevé que el confinamiento finalice este 30 de abril.

covid-19

Foto: AFP

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció este miércoles el estado de emergencia sanitaria en su país como una medida para endurecer las medidas en función de la contención del covid-19.

Lea también: Los ricos tienen más riesgo de contagiarse de COVID-19, según gobernador de Puebla (México)

Durante una alocución, Áñez decretó el cierre «total de las fronteras» para todos los ciudadanos, lo que significa que «nadie sale ni entra del país salvo por razones de seguridad y salud».

Además, la mandataria prohibió la circulación de vehículos en las calles y ordenó que quienes incumplan la medida reciban una multa de entre 1.000 y 2.000 bolivianos, así como una posible detención de ocho horas.

«Seremos firmes en hacer cumplir la cuarentena», dijo.