Las autoridades de Afganistán reportaron 100 muertos y más de un centenar de heridos por las inundaciones registradas al norte de Kabul, la capital de la nación.

Las riadas afectaron la ciudad de Charikar. Allí cerca de 500 casas y edificaciones quedaron reducidas a escombros.

Lea también: En medio de rumores, agencia norcoreana difunde imágenes de Kim Jong-un

«Los equipos de rescate han estado trabajando muy duro para encontrar y sacar los cadáveres debajo de las ruinas», señaló un portavoz gubernamental a agencias de noticias internacionales.

La fuente también manifestó que los daños en la ciudad «son muy altos» y que la labor de reconstrucción «costará mucho trabajo».

En medio de las celebraciones por el 101 aniversario de la Independencia de Afganistán, más de una docena de cohetes impactaron sobre Kabul, la capital del país.

El ataque, ocurrido este martes, dejó unas 10 personas heridas.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Interior informó que gran parte de los proyectiles cayeron sobre «edificios residenciales, misiones diplomáticas, dependencias gubernamentales, mercados y tiendas».

Lea también: #Mundo | OMS: rebrote de la Covid-19 es impulsado por jóvenes asintomáticos

Según declaró Tareq Arian, portavoz de ese despacho, dos personas fueron detenidas por disparar 14 misiles desde dos vehículos en Kabul. Arian también precisó que entre los 10 civiles heridos hay «cuatro niños y una mujer».

El ataque, que no ha sido reivindicado por ningún grupo armado, sucedió en un momento en el que el Gobierno afgano y los talibanes se preparan para comenzar conversaciones de paz.

La semana pasada, la Loya Jirga, gran asamblea de dignatarios afganos, aprobó la liberación de 400 prisioneros talibanes. Unos 80 de estos detenidos fueron excarcelados por Kabul el pasado jueves.

Al menos cuatro personas murieron este viernes luego de un atentado contra una mezquita en Kabul mientras se realizaba la oración diaria. Es el segundo ataque que se registra en la capital de Afganistán en las últimas dos semanas ante las posibles negociaciones con los insurgentes.

Lea también: #Mundo | Argentina volvería a cuarentena absoluta ante recrudecimiento de la pandemia

«Según las informaciones preliminares, los explosivos fueron colocados dentro de la mezquita y detonaron durante la oración del viernes», expresó Tariq Arian, portavoz del ministerio de Interior a la prensa.

Por su parte, el Ministerio de Salud anunció que el imán que presidía la oración y otras tres personas murieron durante el ataque.

El suceso ocurrió una semana después del reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico en el que murieron dos personas cerca de la zona verde de Kabul.

Trece personas, incluyendo dos bebés, fallecieron este martes durante un ataque provocado por hombres armados en un hospital de Kabul, Afganistán, de acuerdo a información ofrecida por el vocero del ministerio afgano del Interior, Tareq Arian.

Te puede interesar: 40 personas fallecieron en un ataque suicida a un funeral en Afganistán

El balance incluye a madres, bebés y enfermeras.

Tareq Arian informó que más de 100 personas, entre ellas extranjeras, tuvieron que ser auxiliadas por las fuerzas de seguridad local durante una operación que llevó varias horas.

El hospital, con una de las áreas de maternidad más grandes de la ciudad, está ubicado al oeste de Kabul.

Este violento ataque coincide con la crisis sanitaria del coronavirus de ese país, que obliga a llevar a cabo operaciones militares en todo el territorio para impedir las contaminaciones.

Al menos 15 reclutas murieron y otros cuatro resultaron heridos hoy en un ataque suicida en las inmediaciones de una academia militar en Kabul, luego que dos atentados de la misma naturaleza causaran más de 80 muertos en dos mezquitas del país.

Un atacante suicida detonó los explosivos que portaba,  cerca de la entrada de la Academia Militar Marshal Fahim, en el oeste de la capital, declaró a EFE el portavoz del Ministerio de Defensa afgano, Dawlat Waziri.

«Quince personas murieron y cuatro resultaron heridas en el ataque suicida», detalló la fuente.

En un comunicado posterior, el departamento de Defensa informó que el ataque estuvo dirigido contra un minibús en el que viajaba personal del Ejército y apuntó que los reclutas se encontraban en la academia para un periodo corto de entrenamiento.

Los heridos, todos militares, al igual que las víctimas mortales, fueron trasladados a hospitales de la zona.

Las fuerzas de seguridad han acordonado el área para investigar los detalles del ataque, cuya autoría no ha sido todavía reivindicada por ningún grupo insurgente.

Información de EFE

 

[adrotate banner=»19″]