Los siguientes pasos y medidas a tomar por el gobierno de los Estados Unidos y el manejo de la crisis ante la pandemia del coronavirus COVID-19 será motivo de división en el Congreso de esa nación.

La Cámara de Representantes Republicana puso en duda la necesidad de una mayor legislación para el estímulo económico, mientras que la presidenta de la misma, Nancy Pelosi, señaló que planea seguir adelante con ella.

La diferencia entre ambas cámaras (cada una dominada por los partidos Republicano y Demócrata) se hizo evidente tras el anuncio del presidente Donald Trump en firmar un paquete de medidas por un monto de 2,2 billones de dólares (el más grande registrado en la historia estadounidense) para hacer frente a la recesión económica provocada por la pandemia.

Le puede interesar: Trump: No será necesaria una cuarentena en Nueva York por COVID-19

Mientras que por un lado, el líder del partido minorista en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, aseguró que no era necesario un cuarto paquete de medidas, Pelosi, la principal demócrata del Congreso, dijo al programa “Estado de la Unión” de CNN que los tres paquetes de estímulo firmados en la ley eran simplemente un “pago inicial”.

Los comentarios de McCarthy ilustraron las continuas tensiones entre los dos partidos en el Congreso, planteando preguntas sobre la rapidez con la que podrían unirse para aprobar un cuarto paquete de medidas legislativas.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, pidió al mandatario, Donald Trump, que acelere la producción masiva de equipos médicos para que las personas que ya estén contagiadas por coronavirus puedan ser atendidas.

Lea también: Falleció una enfermera en el País Vasco tras estar contagiada por el coronavirus

“El presidente debe usar de inmediato los poderes de la Ley de Producción de Defensa para producir en masa y coordinar la distribución de estos enseres críticos, antes que la necesidad empeore y la escasez se haga más extrema”, dijo Pelosi en un comunicado.

La Ley de Producción de Defensa, emitida en 1950 durante la Guerra de Corea, le permite al presidente de la nación ordenar el suministro de materias primas a las fábricas de productos que son necesarios.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó se reunió con la mandataria de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Juan Guaidó.

Lea también: Juan Guaidó: “Estamos juntos, nos vemos pronto”

“Gracias por su liderazgo, presidente”, dijo Pelosi en su reunión con el líder de la Asamblea Nacional.

Asimismo, Guaidó señaló ante la dirigente demócrata que el régimen de Maduro promueve a grupos terroristas.

“El régimen promueve el terrorismo internacional, inunda de narcotráfico las calles de Estados Unidos y del Caribe. El trabajo en conjunto podemos hacer la diferencia”, resaltó el mandatario de la Asamblea Nacional.

Guaidó también indicó que “pronto” regresará a Venezuela “para juntos solucionar la crisis del país”.

Por su parte, Pelosi señaló que apoya el hecho que se realicen elecciones en Venezuela.

Apoyamos las elecciones libre en Venezuela y queremos agradecer al mandatario venezolano a esta visita que realizó en los Estados Unidos”, dijo

 

El partido demócrata formalizó ante el Senado de los Estados Unidos los cargos en contra del presidente de ese país el 16 de enero, avanzando en el juicio político de Donald Trump.

Desde que Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y líder del partido demócrata, anunció en su cuenta en Twitter que comenzaría un proceso para abrir un juicio político en contra de Trump el 24 de septiembre, -cuando este se encontraba en la cumbre de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU)-, la política estadounidense tomó un rumbo diferente.

Lee también: Juicio político a Trump: ¿Quién es Nancy Pelosi?

¿Qué ocurrió?

Los motivos de Pelosi para comenzar este proceso fue la polémica con el presidente de Ucrania, cuando Trump a través de una llamada presidencial le pedía “un favor político personal” a Volodymyr Zelensky para investigar la gestión de Jon Biden y su hijo, Hunter Biden, cuando era representante de Asuntos Exteriores en el país europeo, en el gobierno de  Barack Obama. Tal acto se hizo público por un informante el 12 de agosto de 2019.

Al conocer esto, Trump hizo público la transcripción de esa llamaba en que mencionaba varias veces al fiscal general William Barr y su abogado personal, Rudy Giuliani, para trabajar en el caso. Pero fue el 31 de octubre de ese año que la Cámara de Representantes del Congreso aprobó con  232 votos a favor y 196 en contra comenzar con las investigaciones para el proceso de destitución y hacerlo públicamente.

Según la Constitución de Estados Unidos, cualquier integrante de la Cámara de Representantes puede presentar una resolución con respecto a la destitución del presidente si este es señalado de “traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”. Luego que este órgano aprueba la destitución con mayoría simple -es decir, más del 51%-, se procede al juicio político.

Y así ocurrió el 12 de noviembre cuando se tomaron las primeras declaraciones, luego el 15 de noviembre y después el el 19 de noviembre.

A pesar que son siete cargos los que Pelosi quiso imponer, solo se tomaron en cuenta dos para la destitución: abuso de poder presidencial y obstrucción al Congreso, formalizados el 10 de diciembre del 2019. 

Posterior a eso, Trump fue acusado oficialmente, por lo que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos envió la solicitud de su destitución y la designación de seis representantes del partido demócrata para llevar la acusación ante el Senado, en que John Roberts juramentó a todos los senadores que serán participes del juicio político. 

Este 21 de enero se realizará la primera sesión.

Lee también: Casa Blanca afirma que juicio contra Trump es para afectar las venideras elecciones

¿Cuáles son los pasos siguientes?

La defensa de Trump, quienes son los abogados personales del empresario (Kenneth Starr, Alan Dershowitz y Robert Ray), presentará sus argumentos por 24 horas en el Senado estadounidense. Luego que ellos terminen, la Fiscalía (integrada por representantes de la Cámara del Congreso) expondrá sus justificaciones en contra del mandatario, mientras que los senadores serán quienes actúen como jueces. 

Será un proceso de seis días, en que los participantes, en especial los senadores, no tendrán teléfonos celulares ni aparatos tecnológicos con el fin de impedir su contacto con otras personas.

Luego de esta jornada, el Senado procederá a votar. Si este aprueba la destitución con al menos dos tercios de los votos (más del 67% de los senadores), Trump será destituido de su cargo y será el vicepresidente, Mike Pence, quien asuma sus funciones. El primero no podrá participar en las elecciones de este 2020 y se inhabilitará de sus competencias como servidor público. Sin embargo, la mayoría de esta cámara es del partido republicano, pues solo 47 escaños lo ocupan los demócratas.

Así es como por cuarta vez en la historia de los Estados Unidos, un presidente en funciones es sometido a juicio político. Sin embargo, en ninguna de las veces que ha ocurrido (con el presidente Andrew Johnson en 1868, Bill Clinton en 1999 y Richard Nixon en 1974.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos realizará una votación para evitar cualquier confrontación entre las Fuerzas Armadas americanas e iraníes, así lo informó este miércoles la presidenta del ente legislador, Nancy Pelosi.

Lea también: Dos proyectiles cayeron en la embajada de Estados Unidos en Bagdad

“Los miembros del Congreso tienen graves y urgentes preocupaciones sobre la decisión de la Administración para implicarse en hostilidades contra Irán y su falta de estrategia de cara al futuro”, detalló Pelosi en un comunicado.

Las votaciones se llevarán a cabo este jueves en el recinto legislativo, debido a que fueron convocadas luego de que los altos cargos de la Administración sostuvieran un encuentro.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, entregó al Congreso una lista con los posible cargos para imputar al presidente de esa nación, Donald Trump, entre los cuales se encuentran abuso de poder, campaña de presión y encubrimiento.

Lee también: Juicio político a Trump: ¿Quién es Nancy Pelosi?

La llamada entre Trump con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, fue el motivo para que Pelosi considerara que el abuso de poder fue razón suficiente para enjuiciarlo. “Traicionó su juramento, traicionó nuestra seguridad nacional y traicionó la integridad de nuestras elecciones para su propio beneficio político personal”, reza el documento.

Haz click aquí para conocer el documento completo

Los mensajes de textos a funcionarios del Departamento de Estado también entra en la campaña de presión. Y el encubrimiento representa lo que dijo el denunciante anónimo sobre la intervención de “bloquear todos los registros de la llamada telefónica” por parte de altos funcionarios de la Casa Blanca y esconder la transcripción “en un sistema electrónico separado para almacenar y manejar información clasificada de naturaleza especialmente delicada”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tachó de “acoso presidencial” el anuncio realizado por la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, sobre iniciar un juicio político en su contra por las recientes presiones realizadas a Ucrania para investigar al exvicepresidente Joseph Biden.


“Un día tan importante en las Naciones Unidas, tanto trabajo y tanto éxito, y los demócratas tenían que arruinarlo a propósito y despreciarlo con más basura de la caza de brujas en una noticia de última hora. ¡Muy malo para nuestro país!”, resaltó a través de su cuenta en la red social Twitter.

Luego de una reunión con su partido demócrata, la presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció que se iniciará una investigación formal para lograr la destitución de Trump, debido a que las acciones que ha tomado el primer mandatario estadounidense “están por encima de la ley de la Constitución americana.”

Pelosi explicó que habrán seis comisiones que estarán investigando el caso. Señaló que Trump solo ha traicionado a la seguridad nacional y a la integridad de las elecciones.

Pero ¿quién es Nancy Pelosi?

De raíces italianas, Pelosi nació en Baltimore, Estados Unidos. La vida política ha estado en su familia desde hace tiempo, ya que su padre, el democráta Thomas D’Alesandro Jr., fue congresista de Maryland y alcalde de Baltimore por siete años.

Sus estudios universitarios los realizó en Trinity College, en Washington, D. C. y terminó graduándose de Ciencias Políticas. Sin embargo, su carretera política comenzó cuando en 1987 cuando ingresó a la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

En 2007, Nancy Pelosi se convirtió en la primera mujer presidente de la Cámara de Representantes del Congreso en Estados Unidos hasta el 2011, en que se desaparecería de la política estadounidense por ocho años.

En 2019, vuelve a asumir este cargo con 220 votos a favor. Desde su elección, Pelosi se ha convertido en la líder opositora de la gestión de Donald Trump y la tercera figura más importante en los Estados Unidos.