Una embarcación que transportaba a migrantes ilegales de Túnez a Italia se hundió este sábado, causando un muerto, informaron las autoridades tunecinas, que añaden que otras seis personas están desaparecidas en el mar.

Lea también: Buques iraníes arribaron a la Zona Económica Exclusiva de Venezuela

El naufragio se produjo el sábado por la mañana a una milla náutica de Thyna, cerca de la ciudad portuaria de Sfax (centro-este), informó a la AFP Moez Triaa, portavoz de protección civil.

Veinte tunecinos iban a bordo de la embarcación, que se dirigía hacia Italia, afirmó.

Se recuperó un cuerpo y la guardia nacional interceptó a 11 pasajeros, mientras que los buzos de protección civil y un barco de los guardacostas tunecinos buscan a otras seis personas, añadió la fuente.

Fuente: AFP

Este lunes, una comisión mixta de funcionarios de la Policía del estado Falcón y de la Guardia Nacional lograron la captura de los dos capitanes de un peñero que zozobró en el camino hacia Aruba con 12 inmigrantes ilegales.

Lea también: Bachelet instó a los gobiernos a “actuar ahora para prevenir el Covid-19”

La detención fue en la población de Adícora, en donde también resultaron aprehendidos dos hombres más: uno encargado de vigilar la zona de zarpe de la embarcación y otro responsable de guiar a los viajeros hasta la misma zona.

Al menos 15 personas fallecieron y decenas están desaparecidas luego del naugrafio de una embarcación frente a las costas de Bangladés,  el mismo transportaba refugiados rohinyás con destino a Malasia.
“Hasta el momento hemos recuperado 15 cadáveres y salvado a unas 70 personas”, informó el jefe del servicio de guardacostas, Naim ul Ha, a un portal internacional de noticias.
Asimismo indicó que continúan la búsqueda en toda la zona del Golfo de Bengala.
Alrededor de 130 refugiados, principalmente mujeres y niños viajaban aglomerados en un barco de pesca que navegaba rumbo a Malasia, un viaje de riesgo de 2.000km aproximadamente, así lo indicaron los guardacostas de Bangladés.

Dos personas fallecidas y más de 20 desaparecidas fue el saldo de un naufragio en la localidad de Lampedusa, en Italia, según información de las autoridades de ese país, quienes agregaron que 22 de los 50 migrantes que viajaban en la embarcación fueron rescatados.

La Guardia Costera italiana detalló que a las 00:15 (hora local) fue visualizada una embarcación en las costas de esta localidad, ubicada en la región de Sicilia, la cual se volcó debido al oleaje. Este organismo adelantó que ha desplegado un operativo para encontrar al resto de la tripulación, cuyo paradero se desconoce.

A través de un comunicado, la Mesa de la Unidad Democrática se sumó a duelo tras conocer la muerte de al menos cuatro venezolanos y 20 desaparecidos tras el naufragio de una embarcación que salió del estado Falcón con destino a Curazao.
A continuación el comunicado completo:
Cada minuto que pasa se deterioran dramáticamente las condiciones de vida de cada hermana y hermano venezolano sin distingo de su posición política o social, y peor aún, sin que hayan acciones efectivas de quienes detentan el poder que nos permitan afrontar y salir de esta grave emergencia humanitaria donde millones de venezolanos hoy comen de la basura, son reprimidos y asesinados por las fuerzas de seguridad del régimen por reclamar sus derechos y exigir alimentos y medicinas, o mueren a manos de una delincuencia armada que actúa sin freno.
Esta dramática situación, que ha orquestado el propio Nicolás Maduro al negarse a reconocer que Venezuela enfrenta la peor crisis de toda la historia de nuestra Patria, ha llevado a decenas de miles de venezolanos a buscar alternativas para sobrevivir y satisfacer las necesidades más elementales del ser humano como alimentos y medicinas, y tras décadas de refugiar a quienes huían de las guerras y conflictos mundiales, hoy nos hemos convertido en una diáspora preocupantemente creciente.
En esa búsqueda desesperada de un futuro mejor lejos de la dictadura y en libertad, hoy lamentablemente al menos 20 jóvenes compatriotas fallecieron a bordo de una embarcación improvisada en las costas entre Falcón y Curazao, huyendo de la miseria y del hambre, buscando ese futuro mejor que hoy el régimen indolente les niega a ellos y sus familias. Estos jóvenes son nuevas víctimas de la dictadura que aferrada al poder se niega a abrir un canal humanitario, a convocar elecciones justas, competitivas y transparentes sin inhabilitados ni presos políticos, que se niega a cumplir la Constitución y a garantizar que todos los derechos sean para todos los venezolanos y no para una élite corrupta.
Desde la Unidad Democrática expresamos nuestra profunda y sincera solidaridad ante el dolor de estas familias víctimas de Maduro y reafirmamos nuestro empeño de hacer todo lo humanamente posible para que todas las historias de esta situación que nos entristece y enluta como venezolanos tenga un pronto final positivo para nuestro pueblo, porque el hambre y la necesidad de nuestros niños y de nuestras familias no puede ni debe esperar, nuestros hermanos no pueden seguir muriendo por la tozudez de este régimen. Asimismo, la Unidad Democrática exige se abra una investigación imparcial cumpliendo los rigores de ley. Alertamos a la comunidad internacional, especialmente al presidente Danilo Medina y a los cancilleres que acompañan el proceso de negociación en República Dominicana, sobre la responsabilidad ineludible de Nicolás Maduro y su régimen en estos lamentables fallecimientos y hacemos votos por un resultado favorable para nuestro pueblo de la jornada que proseguirá este 11 y 12 de enero, en la cual no debe haber más dilaciones por la paz y el progreso de Venezuela.

Al menos cuatro personas murieron y 20 se encuentran desaparecidas luego que una embarcación ilegal zarpara desde a playa San José de La Vela de Coro hacia la isla de Curazao este pasado miércoles.

De acuerdo a la información suministrada por la emisora Z-86 Radio de Curazao,“Se hallaron cuatro cadáveres, dos hombres y dos mujeres venezolanos, en una bahía en el norte de la isla“. 

El medio de comunicación informó además que las autoridades locales sospechan que los ciudadanos venezolanos viajaban de manera ilegal.

El pasado viernes 5 de enero el presidente de Venezuela,  Nicolás Maduro, anunció el cierre de 72 horas, de las comunicaciones del país con  Aruba, Curazao y Bonaire. Hecho que prohíbe viajes por vía aérea o marítima entre las naciones.

 

 

Al menos 10 personas desaparecidas dejó un naufragio de dos embarcaciones en el río Orinoco, según informó este martes la Defensa Civil de Colombia, debido a que el accidente se produjo en la frontera con ese país.

La emergencia se presentó exactamente durante la madrugada del martes, luego de que una lancha que transportaba a 18 pasajeros desde Puerto Lucera, en el estado Amazonas, hasta Puerto Carreño, capital del departamento de Vichada, auxiliara a otra cargada con frutas que presentó fallas mecánicas.

Así lo informó el funcionario operativo de emergencia de la Defensa Civil en el departamento del Meta, John Botía, quien explicó a la agencia EFE que “en el trayecto” la embarcación que llevaba remolcada a la averiada chocó con una roca, “lo cual generó que naufragaran”.

Tras el accidente fueron rescatadas ocho personas con vida -seis venezolanos y dos colombianos-, pero aún siguen en la búsqueda de los otros 10 desaparecidos, entre los que figuran mujeres y niños.

“Estamos en la búsqueda con nuestros rescatistas y los de salvamento acuático para encontrar a las otras personas que, al momento, siguen desaparecidas”, agregó.

Para Botía también influyó el hecho de que ha llovido intensamente durante los últimos días, lo que ha aumentado el caudal del río Orinoco, que en esa zona se reparte entre Colombia y Venezuela.

El comandante de la Brigada de Infantería de Marina No. 5, coronel Andrés Perdomo Vega, dijo por su parte que las dos embarcaciones salieron “ilegalmente” de Venezuela, dado que “en horas de la noche está restringida la navegación por el río”.

Añadió que a las labores de rescate se sumó la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que “con dos lanchas están apoyando la búsqueda”.