Por: Leonaibet Díaz

La directora de la ONG Prepara Familia, Katherine Martínez, realizó este martes una entrevista a través de las redes sociales con Elizabet Montoya, pediatra y nefrólogo, quién conversó sobre los tres años de suspensión del Programa Procura de Órganos en Venezuela e insistió en la necesidad de que este sistema se reactive para ayudar a los más vulnerables.

Lea también: Usuarios en redes sociales reportaron aumento de precio en emisión del pasaporte

La doctora Montoya resaltó que los perjudicados con la suspensión del programa son los pacientes. Desde hace tres años que Fundavene decidió suspender los trasplantes de órganos, lo que continúa siendo un golpe para todos aquellos que se encuentran en lista de espera.

«En el año 2014 el Estado asume todas las consecuencias y responsabilidades de este sistema, al no tener la experiencia ni el conocimiento el programa fue cayendo, hasta darse su suspensión (…) se requiere de experiencia y profesionalismo para volver a remontar esta actividad«, expresó Montoya.

No es un secreto la precaria situación que mantiene a las familias y a los niños del hospital José Manuel de los Ríos, o el hospital Luis Razzeti, no únicamente sin posibilidad de ser trasplantados, sino que además «se han reducido los horarios de las diálisis por no haber ni luz ni agua».

«Reestructurar el sistema no es algo que sucederá de la noche a la mañana, es mucha la destrucción y el esfuerzo que se perdió«, señaló la especialista.

Por su parte Katherine Martínez, abogada y directora de Prepara Familia, lamentó que los más afectados sean los más pequeños, por lo que exige que se haga justicia ante la problemática que corta la esperanza de niños y adultos.

«Los niños se han visto condenados a no tener ni esperanza ni oportunidad de vida (…) aún así hay muchos niños con la ilusión de continuar», manifestó Martínez, quien también reiteró el compromiso que tiene la ONG con aquellas familias que buscan ayuda en medio de el contexto que los rodea.

Un número considerable de pacientes del hospital J.M. de los Ríos han presentado recaídas las últimas semanas como consecuencia de no recibir tratamiento prescrito por el personal médico para el control de algunas patologías, denunció Katherine Martínez, directora de la Organización No Gubernamental (ONG) Prepara Familia.

Detalló que las complicaciones inician desde el momento en que los familiares deciden realizar el traslado hacia la capital. Debido a las persistentes fallas en el suministro de combustible son muy pocas las unidades de transporte que realizan los viajes, mientras que los conductores que se encuentran operativos pueden llegar a cobrar en dólares, situación que hace cuesta arriba la movilización del paciente, esto sin contar los gastos adicionales, entre comida y algún medicamento solicitado sin previo aviso.

Más información: 8 nuevos casos de Covid-19 en Venezuela

Martínez señaló que Prepara Familia trabaja en una campaña para lograr para que pacientes y familiares puedan viajar a Caracas y se les ayude con el pago del transporte. «Tenemos pacientes en Barinas, Guárico, Río Chico, que han tenido recaídas en sus patologías de base», dijo.

Reitero que persisten las fallas en los servicios básicos, la distribución de alimentos y el cumplimiento de las dietas requeridas por cada niño recluido en el J.M. de los Ríos. Denunció que permanece cerrado el servicio de consultas, decisión tomada desde el pasado 16 de marzo por la directora del principal hospital de niños en el país.

Recaídas.

La organización sin fines de lucro, Prepara Familia, conmemoró este miércoles el primer año de fallecimiento del menor de edad Giovanny Figuera, quien tenía seis años y murió por esperar un trasplante de médula ósea en el hospital JM de los Ríos en la ciudad de Caracas, Venezuela.

Le puede interesar: EEUU trabajaría para recuperar a los dos estadounidenses detenidos por la administración de Maduro

En una publicación en Twitter, Prepara Familia aseguró que la madre del joven habría advertido la situación de vulnerabilidad en la que se encontraba su hijo. Pues, solo en el 2019 fallecieron más de 10 menores de edad esperando un trasplante de médula ósea por parte de la administración de Nicolás Maduro.

Efectivos de seguridad del régimen de Nicolás Maduro allanaron este martes la sede de la ONG Prepara Familia en Caracas, según denunciaron testigos y trabajadores de la fundación.

Lea también: ONG aseguró que acciones policiales han cobrado la vida de cinco personas

De acuerdo a los reportes, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) intentaron llevarse insumos y pretendían detener a la directora de la ONG, Katherine Martínez.

A propósito, Martínez aseguró la policía de Caracas «realizó un arqueo» en la sede luego de que el pasado domingo los vecinos de la zona alertasen sobre una invasión al lugar. Sin embargo, los efectivos dijeron que se iban a llevar «todo lo que se encontraba en el edificio por unas presuntas denuncias».

«Los funcionarios recibieron denuncias sobre que nosotros teníamos medicinas y otros objetos para vender, pero les mostramos que nosotros defendemos los derechos de los niños y se retiraron«, declaró la directora.

Distintos activistas y defensores de derechos humanos rechazaron el asedio a la organización no gubernamental ubicada en La Florida.

Caracas - Régimen de Maduro allanó sede de la ONG Prepara Familia - VPItv

La directora ONG Prepara Familia, Katherine Martínez manifestó que hasta el momento no se ha cumplido con el protocolo que mejora a los pacientes a recibir una atención correcta.

«El hospital hizo limpieza de los tres tanques de agua, pero no se entregaron las muestras para saber si hay bacterias al inicio o al final de la limpieza, hasta ahora ese es el avance que se ha mostrado», afirmó la representante de preparar familia, quien además, detalló que aunque se restableció el servicio de quirófano, los ascensores no están funcionando y tienen que cargar a los pacientes para poder ser atendidos.

Martínez crítico que el ministerio de salud no les ha respondido la nofificacion de la medida cautelar que se le otorgó a los enfermos de nefrología, no obstante, ha recibido información que confirma que tanto el director y funcionarios del ministerio de salud han estado realizando inspecciones.

Aseguro que los médicos del servicio hospitalario han realizado un informe de evaluación sobre la atención que se da a pacientes, entre los que se detalla la deficiencia de anestesiólogos y algunos insumos.

«Cualquier niño que este hospitalizado en el J.M. De Los Ríos tiene protección internacional», concluyó la abogada de preparar familia, Katherine Martinez.

Venezuela - ONG denunció que no hay protocolos de sanidad dentro del JM de los Ríos - VPItv

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebrará este martes tres audiencias públicas sobre Venezuela en Bogotá, Colombia, con motivo de los 70 años de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre.

El período de sesiones 167 de la CIDH se lleva a cabo desde el pasado 22 de febrero, y se mantendrá activo hasta el próximo 2 de marzo.

La primera audiencia sobre el país se realizará este martes de 10:00 a 11:00 de la mañana (hora venezolana), y lleva por nombre «Empresas y derechos humanos en Venezuela». En ella participarán diversas organizaciones, tales como la Asociación Civil Sures, Estudios y Defensa en Derechos; la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin); el Comité de Víctimas de Venezuela; el Centro Juvenil de Derechos Humanos; y la Asociación Nacional de Consejeros de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Asonacop).

De 11:15 de la mañana a 12:15 del mediodía será el turno de la audiencia de oficio convocada por la CIDH, denominada «Derecho a la Alimentación y a la Salud en Venezuela», en la que tomarán parte el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS); el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS); la Fundación Bengoa; y otras organizaciones no gubernamentales como Espacio Público, Transparencia Venezuela, Amnistía Internacional, Codevida, Acción Solidaria, Prepara Familia, Movimiento Vinotinto, Convite AC y Provea.

Acto seguido, de 12:30 del mediodía a 1:30 de la tarde se llevará a cabo la audiencia titulada «Seguridad ciudadana e institucionalidad en Venezuela», en la que nuevamente tomará el testigo Amnistía Internacional, en compañía del equipo de MiCondominio.com y el Foro Penal Venezolano.

En todas las audiencias habrá representantes del Estado venezolano.

Christian Malavé, de apenas 11 años de edad, falleció la tarde del miércoles de un paro respiratorio, tras contaminarse con las bacterias del hospital JM de los Ríos.

Malavé falleció en la unidad Juan Pablo II del referido centro asistencial. Su familia contó que en su momento decidieron no someterse a más diálisis allí, «pero ya la bacteria había hecho su trabajo».

«Klebsiella» y «pseudomona» fueron las bacterias que contrajo el niño, ingresado en nefrología del JM de los Ríos el pasado 31 de mayo.

Malavé es la séptima víctima de la contaminación en los equipos de hemodiálisis de ese hospital.

La directora de la organización no gubernamental (ONG) Prepara Familia, Katherine Martínez, indicó que el agua, la falta de mantenimiento general de la máquina y la escasez de antibióticos son las principales causas de la infección en los equipos.

Familiares de pacientes y médicos del JM de los Ríos protestaron el pasado 1 de junio para denunciar esta tragedia, sin que las autoridades se abocaran en encontrar soluciones al respecto.

[adrotate banner=»19″]

Un paciente de dos años murió por contaminación del equipo de Hemodiálisis del Hospital Infantil J. M. de los Ríos este 25 de junio durante la noche, por lo que el número de pequeños fallecidos por esta causa ascendió a cuatro en menos de dos meses.

La causa de la infección es la presencia de bacterias en la unidad que sirve de apoyo a pacientes con síndromes nefróticos.

A finales del mes de mayo, la directora de la organización no gubernamental (ONG) Prepara Familia, Katherine Martínez, alertó que tanto el uso de agua contaminada en el equipo, como la ausencia de mantenimiento de la máquina, constituyen un riesgo para la salud de los niños, ya inmunosuprimidos por su patología.

A esto se le suma la escasez de antibióticos para enfrentar las infecciones bacterianas.

En mayo murieron tres niños del JM de los Ríos por bacteria en equipos de hemodiálisis

 

Luisa Panagua.- En el mes de mayo, dos niños y un adolescente recluidos en el Hospital Infantil JM de los Ríos con síndrome nefrótico, murieron debido a la contaminación por bacterias en los equipos de hemodíalisis.

La directora de la organización no gubernamental (ONG) Prepara Familia, Katherine Martínez, alertó que por esta causa se eleva la mortalidad de quienes padecen esta enfermedad a uno por semana y señaló que aún permanecen recluidos en este centro, 13 niños más que también debe ser conectados a estos aparatos contaminados.

Martínez apuntó que son tres las causas de la infección en los equipos. Primero, el agua que llega a ellos proviene de los tanques de la institución, en los que el laboratorio de la Universidad Simón Bolívar detectó la presencia de bacterias coliformes fecales y totales.

Segundo, la ausencia de mantenimiento general de la máquina de diálisis para asegurar su correcto funcionamiento.

Y, tercero, la escasez de medicamentos, concretamente antibióticos, para administrar a los pequeños a quienes se les encontró bacterias Klebsiella , Estafilococo y Pseudomonas. «Si no se presta el antibiótico con la debida constancia,  se incrementa el poder de estos microrganismos, se vuelven más poderosos y atacan a los niños ya de por sí inmunosuprimidos», advirtió Martínez.

Informó que de estos fármacos los más solicitados son Vancomicina , Meropenem y Colistin.

Aunque la activista reconoció que algunas instituciones públicas han respondido a su llamado, consideró que no es suficiente. Por ejemplo, para desinfectar el agua de los tanques solo colocaron pastillas en los mismos. Sin embargo, destacó que lo que las familias de los pequeños exigen es una intervención integral, incluso trasladar a los pequeños a instituciones médicas que estén en capacidad de tratarlos, con el objetivo de atender los graves problemas que atraviesa el único hospital infantil del país al que son referidos pacientes de toda Venezuela.

Martínez hizo un llamado a visibilizar la tragedia que viven muchas padres y madres, provenientes de estratos muy humildes, que, además de tener a su hijo hospitalizado en estas condiciones, sin una dieta adecuada, sin medicinas, también deben cancelar de su bolsillo los exámenes de laboratorio y los estudios que sus hijos necesitan porque el hospital no está en capacidad de proporcionárselos.

De hecho, el 26 de abril la organización de apoyo a pacientes y familiares de este centro médico, emitió un comunicado junto a diversas ONG y personalidades para denunciar el estado del JM de los Ríos.

En nombre de Prepara Familia, organización que dirige apeló a la solidaridad de los venezolanos, tanto de los que residen en el país como los que viven afuera para ponerse en contacto con ellos con el fin de coordinar las formas con las que cada persona puede contribuir.

Esto se debe a que no solo se requieren los antibióticos mencionados, sino también otros medicamentos como Quetoprofeno, Profenid en ampollas y jarabe, pañales, ropa, sábanas individuales, toallitas húmedas.

Martínez puso a disposición de la colectividad las redes de Prepara Familia para su contacto: En Twitter @preparaflia, en Instagram @preparafamilia y en Facebook Prepara Familia

 

Luisa Panagua.- La organización no gubernamental (ONG) Prepara Familia desarrolla la campaña de recaudación «Dale una sonrisa a los niños venezolanos» con el objetivo de beneficiar a los niños, niñas y adolescentes pacientes del Hospital infantil J.M. de los Rios, ubicado en Caracas, Venezuela.

A través de la plataforma Generosity, Prepara Familia informa que la situación de los centros asistenciales de salud empeoró  en los últimos años. Esto es más evidente en el J.M. de los Ríos ya que atiende a niños procedentes de todas las regiones del país.

Destacan que las familias de los pequeños no tienen cómo adquirir medicinas, comida, pañales, ni cómo cancelar exámenes médicos y cirugías, debido a la alta inflación que impacta en la capacidad de los venezolanos de satisfacer incluso las necesidades de comida y también a la ausencia de importaciones de medicamentos.

Incluso, muchas madres se ven obligadas a sustituir los pañales con papel periódico.

Aunque Prepara familia reconoce que reciben el apoyo voluntarios dispuestos que trabajan por llevar alegría y esperanza a los pacientes y su familia, advierten que no es suficiente, por lo que invitan a contribuir en la campaña.

Explican que en la actualidad cualquier ayuda en moneda extranjera hace una diferencia en la vida de estos niños, incluso si son solo 10 dólares.

Para saber más y la forma de ayudar, puedes hacer clic AQUÍ