Su grado militar y sus estudios no impidieron que muriera víctima de las cruentas torturas que padeció por parte de funcionarios de organismos de Seguridad del Estado que lo detuvieron tras la acusación de Nicolás Maduro de presuntamente éste haber participado en un golpe de Estado en Venezuela: este 28 de junio se cumple un año del asesinato del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo.

Todo inició el 22 de junio de 2019 cuando la esposa de Acosta Arévalo, Waleswka Pérez de Acosta denunció la desaparición y que la última comunicación que recibió de él fue una llamada telefónica a las 2:00pm del día anterior mientras se encontraba en una “reunión personal” en Guatire, estado Miranda. Luego se conoció que una comisión de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) lo habían detenido a él y otras seis personas, entre militares y policías (activos y retirados).

Le puede interesar: Duplicidad en Venezuela: dos poderes, una sola realidad social

El 26 de junio, después de seis días sin conocer su paradero, la detención de Acosta Arévalo fue anunciada por Jorge Rodríguez, quien acusó a tres de ellos, incluyendo a Acosta Arévalo, de incurrir en “los delitos de terrorismo, conspiración y traición a la patria”, luego que la administración de Maduro lo acusara de estar incurso en un golpe de Estado.

Sin tener acceso a la legítima defensa, diferentes instituciones internacionales y de Derechos Humanos (DDHH) denunciaron el hecho. Para el 28 de junio fue trasladado por una comisión de la Dgcim a la sede del tribunal militar. Acosta Arévalo en la audiencia de presentación se encontraba en una silla de ruedas y con graves indicios de torturas. Los funcionarios de Inteligencia impidieron que la reunión con sus abogados fuera privada.

La defensa del capitán denunció que éste presentaba muchas excoriaciones en los brazos, poca sensibilidad en las manos, inflamación extrema en los pies, rastros de sangre en las uñas lesiones en el torso. Acosta Arévalo tampoco era capaz de mover las manos o los pies, de poder levantarse o de hablar, con la excepción de aceptar el nombramiento de su defensor y de pedirle auxilio a su abogado.

Capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo

Fotografía del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo.

Lea también: Bernabé Gutiérrez: Designaciones del CNE fueron pactadas por Henry Ramos Allup

El juez del caso ordenó que fuera trasladado al Hospital Militar del Ejército Dr. Vicente Salias Sanoja, ubicado en Fuerte Tiuna, en donde falleció la noche del 28 de junio tras encontrarse en estado crítico. Inmediatamente el hecho fue repudiado por instituciones y organizaciones internacionales, así como la Asamblea Nacional y la Presidencia encargada.

La activista de Derechos Humanos, Tamara Suju, denunció que presuntamente a Acosta Arévalo lo habrían llevado a un lugar en las afueras de Caracas, en donde habría sido víctima de torturas, junto a otros de sus compañeros detenidos.

Por este hecho, la administración de Nicolás Maduro nunca aclaró. Mientras que su encargado de comunicaciones, Jorge Rodríguez, señaló que el “fallecimiento ocurrió durante el acto de presentación frente al tribunal competente”.

El Ministerio Público imputó a dos funcionarios adscritos a la Dgcim, el teniente Ascanio Antonio Tarascio y el sargento Estiben Zarate, y solicitó su detención preventiva como presuntos responsables del hecho.​ Los oficiales fueron imputados con el delito de “homicidio preterintencional concausal”, el cual tiene una pena máxima de nueve años de prisión.

La Presidencia (E), liderada por Juan Guaidó, solicitó a la Corte Penal Internacional (CPI) y a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que investigara la muerte de Acosta Arévalo y se calificó el hecho como “abominable”. De la misma forma el 2 de julio fue ascendido póstumamente a “capitán de fragata” por el Parlamento, representado por Guaidó.

Recomendado: Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura junto a Lorent Saleh


Esposa de Acosta Arévalo pide justicia

A un año de la muerte de su esposo, la viuda del capitán, Waleswka Pérez de Acosta exigió la condena en contra de todos los culpables del asesinato por torturas.

“¿Acaso declarar es torturar? ¿Es que buen resguardo es asesinar?”, expresó en redes sociales, en las que recordó que sigue vigente la denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la ONU por el hecho.

En el mismo mensaje, publicó un mensaje en el que además detalló que luego de enterarse de la muerte de su esposo, el cuerpo estuvo desaparecido por al menos 13 días, en los que no se les dio a ella ni a sus abogados ningún tipo de información.

El exvicepresidente de Estrategia y Negocios de Directv Venezuela, Carlos Villamizar, se entregó ante el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), tras haber sido emitida una orden de captura en su contra.

Lea también: Detuvieron a dos directivos de DirecTV Venezuela

Villamizar explicó que el pasado 2 de junio, asistió a la Fiscalía General y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en compañía de su abogado, Jesús Loreto, para introducir una denuncia en contra de la compañía de la cual lo despidieron sin motivo alguno.

“El 19 de mayo fuimos notificados de que fuimos removidos y despedidos de todos nuestros cargos. Fue una gran sorpresa, en ningún momento estuvimos enterados”, añadió Villamizar.

Loreto resaltó que hasta la fecha se desconocen los cargos que le son imputados a aquellos que formaban la junta directiva de Directv Venezuela.

El pasado viernes, se dio a conocer que el gerente general, Héctor Rivero, el vicepresidente de operaciones, Rodolfo Carrano, están detenidos en el Helicoide, Caracas.

Mediante su cuenta de Twitter, el procurador especial del gobierno (E) de Juan Guaidó, José Ignacio Hernández, denunció que una “funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin)” intentó ingresar a su residencia en Caracas la tarde de este lunes.

Lea también: Niño de 3 años murió por Covid-19 en Lara, según Carmen Meléndez

“Esta nueva persecución política es una clara retaliación por mi labor como Procurador Especial en la defesa de activos de Venezuela en el extranjero, en especial, relacionados con el oro del Banco Central de Venezuela en los casos seguidos en Londres”, indicó Hernández en su Twitter, quien también aseguró que esa residencia está desocupada.

Por otra parte, miembros del equipo de Guaidó, como el embajador de Venezuela en EEUU, Carlos Vecchio, rechazaron esta nueva persecución por parte de los funcionarios, hecho “que no detiene nuestra lucha por una Venezuela Libre (…) El allanamiento de la vivienda del procurador se debe a su trabajo transparente y decidido para impedir que el régimen siga saqueando internacionalmente recursos del pueblo venezolano”.

El periodista venezolano Víctor Ugas, quien fuera preso político de la gestión de Nicolás Maduro hasta en dos ocasiones, contó este jueves que su padre falleció mientras él permanecía detenido por los efectivos de seguridad, lo que recuerda como un gran lamento.

Lea también: Dip. Luis Barragán: El parlamento venezolano continúa en la defensa de las libertades públicas

“Hoy lloré a mi papá”, confesó Ugas a través de su perfil de Twitter, con una fotografía visitando el lugar de descanso de su padre.

Según el relato del exrecluso por motivos políticos, su papá falleció mientras estaba “encarcelado injustamente” y jamás pudo despedirse de él en persona.

Ugas estuvo preso por primera vez en el año 2014, cuando fue detenido por publicar una fotografía del entonces diputado Robert Serra, horas después de su deceso.

En ese momento, el Ministerio Público giró una orden de aprehensión en su contra y el procedimiento fue realizado por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en donde permaneció hasta su excarcelamiento en 2017.

Su segunda detención se dio a finales del pasado mes de diciembre de 2019, cuando duró casi un mes “desaparecido” junto al parlamentario Gilber Caro, para quien trabajaba como asistente. Dicho proceso fue calificado como “arbitrario” por parte del partido político Voluntad Popular.

dictadura

De acuerdo a la cuenta oficial de la Asamblea Nacional en Twitter, Tony Geara, diputado por el estado Bolívar, fue detenido arbitrariamente por el régimen de Nicolás Maduro.

Lea también: Maduro confirma siete casos más de COVID-19 en Venezuela

La información fue posteriormente ratificada por la diputada Delsa Solórzano, quien aseguró que Geara “fue secuestrado en la mañana de este domingo por funcionarios del Sebin”.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) expresó este miércoles su rechazo a las acciones del régimen de Maduro, tras registrarse la presencia de efectivos de seguridad en la residencia del jefe de prensa de la Presidencia encargada, Edward Rodríguez.

Lea también: Jefe de prensa de Guaidó denunció amedrentamiento por parte de efectivos del régimen

El gremio condenó una nueva “criminalización” del trabajo periodístico y consideró la persecución como una “burla” pues hay cosas más importantes por ser atendidas en el país.

Tras haber sido amenazado por Diosdado Cabello la semana pasada, el periodista venezolano Edward Rodríguez denunció este miércoles haber sufrido amedrentamiento por parte de efectivos del régimen de Maduro en su residencia en Maracaibo, en donde permanece con su familia.

Lea también: James Story reiteró las “graves violaciones de DDHH” por parte de Maduro en Venezuela

El jefe de prensa del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró que funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) fueron los que se apostaron a las afueras de su casa.

Rodríguez detalló estar acompañado por su hijo y su esposa, quien está embarazada.

Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvieron en el estado Lara al hombre que apuntó con un arma al presidente (E), Juan Guaidó, el pasado 29 de febrero durante una concentración en Barquisimeto.

Le puede interesar: Diosdado Cabello amenazó al jefe de prensa del presidente (E) Guaidó

Este miércoles, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, presentó un video durante su programa “Con el mazo dando”, en el que el presunto responsable ofreció declaraciones. El hombre, identificado como Clímaco Edric Medina, alias el Caracas, aseguró que le pagaron 400 dólares para que apuntara a Guaidó y generara zozobra en la manifestación.

“Me dijeron que tenía que asustar a la gente, sacó un revólver, me lo dio, me dijo que tenía que apuntar a la gente, amedrentarla y apuntar a Guaidó. Sacó 200 dólares, me los dio y me dijo que cuando terminara de hacer el trabajo me iba a dar 200 dólares más”, expresó.

Con información de El Nacional.

Hombre que generó zozobra en Barquisimeto durante visita de Guaidó está detenido | Foto: NTN24

 Foto: NTN24

Andreína Baduel, hija del general Raúl Baduel, comentó que extraoficialmente su padre estaría detenido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de Plaza Venezuela, Caracas, luego de haber estado detenido en la cárcel de máxima seguridad del Fuerte Tiuna. “Mi papá se mantiene firme en sus principios y convicciones”, aseguró.

Le puede interesar: Trabajador de Pequiven fue detenido por publicar fotos de Guaidó

“Desde el pasado viernes se está materializando una desaparición forsada en el caso de mi papá que es la segunda en menos de un año (…) se conoce extraoficialmente de que podría estar en el Sebin de Plaza Venezuela”, informó Andreína Baduel, hija del general, Raúl Baduel.

El presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, anunció este miércoles el traslado de la excongresista colombiana, Aída Merlano, a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide, en Caracas.

Lea también: La ANC del régimen de Maduro aprobó el Código Orgánico Tributario

Tras su detención en Zulia, el líder del chavismo explicó que este cuerpo de seguridad tiene bajo su custodia a la exfuncionaria. “Empezó a declarar y está diciendo todo sobre la clase política colombiana”, dijo, sin dar más detalles.

Asimismo, Maduro criticó la decisión de Iván Duque de tratar la extradición de Merlano con el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.