La policía de Miami anunció la detención de Sebastián Manuel Romero, un joven de 19 años y de ascendencia venezolana, quien era buscado luego de ser visto rompiendo los vidrios de un carro oficial, durante las protestas antiracistas ocurridas a finales de mayo, tras el asesinato del afroamericano George Floyd.

Lea también: #EEUU | Sally, que avanza hacia Nueva Orleans, podría pasar a huracán categoría 2

El joven fue acusado de vandalismo tras meter una hielera contra el parabrisas trasero y delantero de un vehículo policial, según dijo un portavoz del cuerpo de seguridad.

Romero, nacido en Estados Unidos, fue capturado el 11 de septiembre en el condado de Hernando, al norte de Orlando, cuando se encontraba en su residencia.

El jefe de la policía de Miami dijo que el detenido fue llevado a dicha ciudad para «pagar» por incitar un motín de más de 1.000 dólares, junto a otras nueve personas.

Romero llevaba una gorra de Venezuela y un bolso cuando ocurrió el incidente, que se viralizó en redes sociales.

Giovanni Scutaro, diseñador de moda venezolano anunció que lanzará su nueva colección basada en diseños vanguardistas en medio del covid-19.

En una entrevista para el programa de Negocios y Marcas detalló que su nuevo proyecto va dedicado tanto a hombres como mujeres.

Lea también: #Venezuela | Diseñador Douglas Tapia, entre los 22 detenidos por la fiesta en Maracaibo

De igual, forma aseguró que en tiempo de pandemia la alta costura se restringirá porque requiere de pruebas continuas para la confección de prendas de vestir, entre ellas, vestidos de novias.

Sin embargo, agregó que actualmente todo se realiza por las redes sociales, así como lo hacen los nuevos emprendedores. «En mi época no las teníamos».

 

 

El joven pelotero venezolano Keibert Ruíz se unió a una corta lista de venezolanos que han conectado de cuadrangular en su primer turno en las Grandes Ligas.

Lea también: #Deportes | Miguel Cabrera alcanzó las 1.705 carreras impulsadas en la MLB

Durante la jornada del pasado domingo, el receptor de los Dodgers de Los Ángeles disparó su primer bambinazo ante los envíos del experimentado lanzador de los Angelinos de Los Ángeles, Julio Teheran.

Ruiz se convirtió en el cuatro pelotero venezolano en lograr tal hazaña. Los otros tres son: Álex Cabrera, Gerardo Parra y Willson Contreras.

Además, fue el catcher más joven en abrir un juego para la novena californiana , desde que lo hizo Dioner Navarro en 2005 con 21 años.

Keibert Ruiz, quien es considerado el prospecto número tres de los Dodgers de Los Ángeles, es el venezolano número 44 que ha debutado primero en la MLB antes de haberlo hecho en Venezuela.

Cabe destacar, que el careta nacido en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, pertenece a los Leones del Caracas

En su pasantía por las ligas menores, RuÍz, bateó .299 con 29 jonrones y 199 carreras empujadas, según Baseball Reference.

El Covid-19 ha golpeado también al beisbol de las Grandes Ligas. Este lunes a el lanzador venezolano de los Boston Red Sox, Eduardo Rodríguez, se le encontró a través de una resonancia magnética una miocarditis luego de padecer la epidemia que ha acabado con la vida de más de 600 mil personas en el mundo.

Lea también: #Deportes | 14 peloteros de los Marlins de Miami están contagiados por Covid-19

La miocarditis es una inflamación del músculo cardíaco que se genera a raíz de una infección viral. Tal anomalía puede producir arritmias, cardiomiopatía o un ataque cardíaco, según la universidad Johns Hopkins.

E-Rod, como se le conoce al nativo del estado Carabobo, indicó que los especialistas le pidieron descansar y no regresar por los momentos al terreno de juego.

«Por eso es que los doctores me pidieron tomarme una semana, sólo descansar, no permitir mucho ritmo cardíaco. Podré volver al trabajo cuando desaparezca la anomalía», indicó el siniestro a los medios estadounidenses.

Rodríguez además señaló que «cuando te enteras al principio te asustas un poco. Ahora hay que descansar. Es difícil, pero hay que descansar».

En 2019 el venezolano tuvo foja de 19-6 con 3.81 de efectividad en 34 presentaciones.

Ingeniero de profesión, pero dirigente en el mundo del deporte por pasión. Ese es Gustavo Arellano. Nacido en el oriente de Venezuela, específicamente en Puerto Ordaz, migró a la capital Caracas para luego dar el salto a Suiza, en donde las «coincidencias» (como el mismo califica su actual estatus) lo llevaron al mundo de la gerencia y comercialización deportiva.

Al margen de lo positivo y motivador que representa que un venezolano ocupe el cargo de jefe de Desarrollo Comercial de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), asegura que fue difícil establecerse en un país con una cultura tan diferente como lo es la suiza, pero que con «muchísimo esfuerzo» es posible.

¿Cómo inició tu carrera en la FIBA y qué recompensas personales te ha traído?

Llegué a la FIBA después de culminar mis estudios de máster en gestión deportiva y tecnología. El plan era aprovechar la experiencia que tenía en áreas comerciales, ventas, desarrollo de marcas y desarrollo de productos y trasladar esas experiencias a la gerencia deportiva y el máster me permitía esa oportunidad.

Creo que lo que me abrió la puerta no fue el máster, sino la experiencia que obtuve mientras lo hacía. Eso fue lo que hizo que pudiera tener esa respaldo para poder conseguir una posición en la Federación.

Fue una apuesta dejar todo en Venezuela. Mi familia, mis ahorros, para utilizar todo esto y venirme para acá. La realidad es que mi primera posición fue de pasante en la organización por seis meses. Fue difícil establecerme, demostrar que podía dar valor agregado. Fue un proceso de muchísimo trabajo, de muchísimo esfuerzo. Al final fue un proceso de dar resultados. Con una velocidad un poco más rápido que el promedio.

Es posible lograr las cosas, aunque hay varias condiciones, varios aspectos que no están de tu control y a veces juegan a tu favor, a veces no. Cuando me mudé para acá estaba soltero, mi novia estaba en Venezuela. No tenía hijos. Capaz que con familia hubiera llevado esa presión de otra manera, o no lo hubiera hecho.

No es tan simple como venir y estudiar, porque es una industria bastante grande y demandada. Esa idea de jugar de visitante, entender las reglas del juego de otra forma, no el sale bien a todo el mundo, por lo que es importante llevar el mensaje de forma correcta.

Gustavo se enorgullece de lo que ha formado en el entorno familiar. Esta foto data de 2018 con uno de sus hijos.

Gustavo se enorgullece de lo que ha formado en el entorno familiar. Esta foto data de 2018 con uno de sus hijos.

Tu relación con Daniel Nikolac ¿Cómo le conociste y cómo recibiste la noticia de su fallecimiento?

Gustavo expresa que le da pesar y le toca los sentimientos el tema.

Oye, tocas un tema un poco delicado. Mi primer contacto con él fue en el estadio como fanático de Mineros de Guayana. De niño recuerdo que me dije que al fin contratamos a un portero bueno (risas).

Pasaron algunos años y sé que Daniel tuvo mucho recorrido como dirigente en el mundo del fútbol. Cuando me vengo a Suiza a estudiar, conocí a su hijo, y a través de su hijo conocí sus ideas de formar una escuela, de hacer una academia, de formar porteros de forma integral. Yo habiendo practicado fútbol en esa posición lo consideré muy importante.

Era mi idea en algún momento al volver a Venezuela la de abrir una academia de fútbol, retomar contactos con Daniel y poner mi granito de arena en ese proyecto. Nunca pude concretar con él todos esos proyectos que me hubiera gustado. El mensaje es que cuando se puede colaborar, hay que hacerlo lo antes posible. Los tiempos no se nos dieron. Si la vida me permite retomar la idea de academia, será con la mejor de las intenciones.

Si de pequeño jugaste fútbol, y tenías la ilusión de la escuelita ¿Por qué baloncesto y no fútbol?

Jugué fútbol de pequeño, siempre de portero. En Puerto Ordaz y cuando fui a Caracas jugué en la universidad.

Cuando llegué aquí entendí que mi función en la industria desde lo que yo podía aportar por mi experiencia laboral y profesional, mis conocimientos, y no por mi fanatismo. El hecho de que yo fuera fanático del fútbol, no necesariamente me daba la autoridad para trabajar en esa área.

Si era el fútbol, perfecto, pero si era en otra área, por supuesto iba a estar abierto. Es una idea clara que tenía desde el principio.

El baloncesto me escoge porque entre los candidatos a la pasantía en un momento de reconstrucción del equipo comercial (en la FIBA), en una federación que está creciendo, fue una buena coincidencia porque me permitió demostrar mi valor, lo que valgo desde diferentes ángulos. Fue una extraordinaria coincidencia. Yo no escogí el baloncesto, el baloncesto me escogió a mí.

Trabajar en una organización que me permitiera crecer. Hasta ahora la experiencia ha sido muy positiva, por supuesto con altos y bajos como en cualquier organización. Muy complacido hasta ahora por la satisfacción profesional, por el aprendizaje y la calidad de personas con las que he trabajado en estos casi cinco años.

Háblame de la FIBA, estando en el área de mercadeo, con qué tanta contundencia ha golpeado la pandemia a la economía de la organización y cómo se prepara en el regreso de los deportes, posiblemente sin público ¿Para este 2020?

Lo que se está manejando y discutiendo con el regreso de los deportes, y somos muy cautelosos con eso, nuestros eventos internacionales: creo que hay ciertas condiciones que ahora son muy difíciles de ejecutar.

Nuestra función es apoyar a las federaciones nacionales para su regreso. Para que su baloncesto local, su liga y torneos juveniles. Con recursos, conexión, mejores prácticas, que tengan manuales a disposición. Nosotros dependemos de las federaciones nacionales para que las formas se hagan bien, y ahí ha sido el enfoque de nuestro apoyo.

Su cargo en la FIBA lo ha llevado a diferentes partes del mundo

Su cargo en la FIBA lo ha llevado a diferentes partes del mundo

Recomendado: Se abre a la tecnología: FIBA anunció evento de baloncesto ‘eSports’


Gustavo es el encargado de lleva adelante el nuevo ambicioso proyecto de la FIBA: los eSports. Debido a la pandemia y la paralización de las competiciones de baloncesto, la organización en coordinación con diferentes Federaciones dio pie a partidos de exhibición contará con selecciones nacionales de Argentina, Australia, Austria, Brasil, Chipre, Indonesia, Italia, Letonia, Líbano, Lituania, Nueva Zelanda, Filipinas, Rusia, Arabia Saudí, España, Suiza y Ucrania.

¿Cuál es tu opinión respecto a esta modalidad, representa un avance, una inversión, una medida de contingencia para que la FIBA siga operando?

La aproximación de la FIBA a los eSports representa una oportunidad para seguir uno de los pilares estratégicos: que la comunidad de la organización siga creciendo, ahora en el mundo de la tecnología. Es una oportunidad para conectar con personas que han conectado con el baloncesto no en una cancha, sino a través de una consola de videojuego

Representa un avance para la organización, fue una necesidad identificada por nuestra junta central a principios de este año. En el 2020 había que avanzar de manera firme en los eSports, desde antes del tema pandemia. Esto ha servido como un tema catalizador. Este es el primer paso para un camino a largo plazo.

¿La modalidad llega para quedarse o es una medida de contingencia de la FIBA en medio de la pandemia?

No, los eSports no son como contingencia por la pandemia, aunque sí sirvieron como aceleramiento a los planes que ya teníamos. Las conversaciones estaban avanzadas desde que finalizó la Copa del Mundo el año pasado. Fue identificado por la alta dirigencia de la federación. Ya habían varios puntos de exploración. Esto se realiza luego de muchas llamadas de distintas federaciones de países que ya estaban realizando activamente algunos eventos de eSports.

Las conversaciones con 2K Sports se dieron gracias al apoyo de la NBA, que tienen su licencia de videojuegos con ellos. Llegan para quedarse, pero hay mucho que trabajar aún para que se adapte a este nuevo producto. Queremos ir con calma y ver lo que significa presentar nuestro producto en el mercado.

Nuestra idea es presentar una plataforma que le sirva a las federaciones nacionales para que ellos también puedan realizar sus eventos. Todo pasa por un proceso de alineación de gobernanza. Eso es un proceso que inició y se llevará un tiempo. Será un trabajo a largo plazo.

Como venezolano: ¿Hubo algún acercamiento para que Venezuela participase?

Nosotros enviamos una comunicación a todas las federaciones nacionales. Venezuela hizo un acercamiento, tuvimos una llamada, conversamos con el presidente de la Federación. Nosotros para este evento necesitamos apalancarnos en las Federaciones que ya tienen experiencia, algún tipo de avance y acercamiento con los jugadores de eSports.

No es un torneo, es un abierto, vamos a señalar ganadores, pero no habrá un campeón porque no hubo proceso de clasificación. Este es un proceso piloto. Como Venezuela, hay muchas Federaciones que están atentas a este proyecto piloto para incorporarse próximamente. Nuestra intención es hacer webinar, dar herramientas para que accedan a esa comunidad, para que activen esta plataforma. Diseñar esta estrategia juntos.

Como venezolano, me encantaría ver a Venezuela participar. Esperemos que esto vaya avanzando de forma coordinada y sostenida.

Le puede interesar: Vince Carter se retira del baloncesto tras 22 años de carrera

Como venezolano, la despedida en la conversación fue larga. A pesar de las largas horas de trabajo que dedica, Gustavo mantiene altas sus energías y se expresa con honestidad acerca de próximas consultas o entrevistas.

Arellano

Luego de haber sido detenidos por la División antidrogas de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante unas horas, el chef venezolano, Víctor Moreno y la productora, Valeria Rodríguez fueron liberados.

Te puede interesar: Mujer de 40 años fue detenida en la ciudad de Cumaná por vender contenido pornográfico infantil

En un corto video, se pudo apreciar como el especialista en cocina fue sacado por el estacionamiento.

Fuentes informaron que las autoridades le rompieron la franela y arrebataron su tapabocas.

Junto al chef, dos trabajadores fueron detenidos, uno de ellos, la productora mencionada, por haber estado grabando el momento de la detención.

Al parecer, Moreno fue detenido en el momento que preparaba la transmisión de un programa, producido por Rodríguez, en el que pretendían explicar técnicas de cocina en medio de la pandemia del covid-19

Tras la detención de Moreno, se ordenó el cierre de varios restaurantes en Caracas, específicamente aquellos ubicados en el municipio Chacao.

Familiares de Víctor Moreno confirmaron a El Diario que el chef fue liberado. Los funcionarios le dijeron que se «habían equivocado de persona», y además le tuvieron que cambiar la camisa tras los golpes recibidos.

El inicio del venezolano Ernesto Mejía en la pelota japonesa fue excepcional, entre 2014 y 2016 el nativo de Guanare, estado Portuguesa, disparó 96 cuadrangulares. Sin embargo, su producción ha mermado en las últimas tres temporadas.

Lea también: Operativos de asistencia en Bogotá han brindado más de 2500 ayudas a venezolanos

A partir de esta semana el primera base de los Leones de Seibú buscará elevar aporte a la ofensiva para mantenerse a diario en la alineación del cuadro melenudo.

Mejía, quien fue considerado en su momento uno de los mejores prospectos de los Atlanta Braves, es uno de los 10 peloteros venezolanos que estarán participando en la zafra 2020 de la pelota nipona.

El toletero fue uno de los jugadores mejores pagados en la liga japonesa. No obstante, su producción ha dejado mucho que desear para el alto mando de la novena de Seibú.

En la pasada campaña, Mejía, bateó para .483 con cinco jonrones y 13 empujadas en tan solo 10 compromisos disputados.

El militar venezolano Gerardo José Rojas Castillo fue expulsado este jueves de territorio colombiano, según informó el órgano migratorio de ese país, luego de que se acusara al efectivo de cumplir labores de espionaje.

Lea también: Efectivos de seguridad capturaron a un sujeto por asesinar a un jaguar en Barinas

Castillo fue sacado de Colombia por la frontera de Paraguachón por órdenes del Ejército, que entregó un informe el que se denuncian las «actividades no autorizadas» que cumplía el funcionario y que ponían en riesgo «la seguridad nacional».

El venezolano no tendrá permitido regresar a Colombia por un plazo de diez años, luego de ser detenido en Valledupar.

Este lunes falleció un venezolano en Chile, mientras se encontraba a la espera de conocer los resultados para saber si había arrojado positivo a la Covid-19, mediante una prueba PCR.

Lea también: Refugiados venezolanos en Cali piden ayudan para regresar a su país

El hombre se encontraba en el liceo Arturo Alessandri Palma, en Providencia, lugar que está habilitado como albergue para atender al menos a unos 600 venezolanos que llevaban más de un mes durmiendo frente a la embajada de Venezuela en Chile, a la espera de ser repatriados.

fallecio

Foto: La Tercera

Según el diario chileno La Tercera, hasta el recinto fue enviado el personal municipal y sanitario para verificar el deceso del venezolano, quien había presentado síntomas de coronavirus en las últimas horas.

farmacéutico

Foto: Cortesía

«Se llamó a la Fiscalía, la que instruyó la presencia de personal del Labocar (Laboratorio de Criminalística de Carabineros) y que el cuerpo fuera remitido al Servicio Médico Legal», indicó Manuel Badilla, oficial de ronda oriente de Carabineros.

El venezolano de quien todavía se desconoce su identificación falleció producto de un paro cardíaco.

José Alejandro Otero es un joven venezolano de 22 años, estudiante del séptimo semestre de negocios internacionales en la Universidad del Norte (Uninorte) en Barranquilla, Colombia, quien se fue a esa nación tras huir de la crisis que se encuentra atravesando su país natal.

Lea también: Irán derribó un dron no identificado en la costa del golfo Pérsico

Otero creó un dron de carga refrigerado para colaborar con el traslado de medicamentos para aquellas personas que tienen coronavirus y no pueden salir de sus hogares.

Este aparato está realizado con tubos de plástico y poliestireno, el cual tiene un alcance de 500 y 700 metros y que puede tolerar hasta 2 kilos.

“Lo hicimos en pocos días, pusimos la casa patas pa’ arriba en plena cuarentena. Usamos tubos de PVC, Icopor (poliestireno), motores y componentes de drones comerciales que tenía en el taller, siempre proyectando las posibilidades de reproducirlo con materiales y capacidades que ya existan en el país, que fuera ligero y sobretodo económico, muy barato”, explicó a VOA Noticias.