De acuerdo con un sondeo realizado por la agencia de noticias Reuters y la encuestadora Ipsos, el ex vicepresidente Joe Biden, candidato demócrata a la Casa Blanca, aventaja al presidente Donald Trump, quien aspira ser reelegido en los comicios del 3 de noviembre.

El estudio, realizado durante lo que va de mes y divulgado este viernes, revela que Biden se impone a Trump en cuatro de seis estados decisivos, en cualquier elección presidencial. En las otras dos regiones, los aspirantes exhiben la misma intención de voto.

Le puede interesar: Se intensifican protestas por la muerte de Breonna Taylor

Así las cosas, el ex senador goza de la preferencia de los electores en Arizona (47%), Michigan (49%), Pensilvania (49%) y Wisconsin (48%).

En esas mismas regiones, Trump cuenta con una intención de voto de 46%, 44%, 46% y 43%, respectivamente.

Recomendado: ¿Qué significa la responsabilidad de proteger a los venezolanos que pidió Guaidó a la comunidad internacional?

Ambos candidatos se encuentran igualados en Florida y en Carolina del Norte. Tanto en uno como en otro estado, Biden y Trump cuentan con el respaldo del 47% de los votantes.

Más información:

Biden

Durante su visita a la ciudad de Kenosha, en el estado de Wisconsin, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó como «terrorismo doméstico» todas las protestas antirraciales y en contra de la policía que se han generado en la zona este año.

Lea también: Kozak: Algunos excarcelados fueron amenazados con volver si participaban en partidos políticos

Para Trump, Wisconsin es un estado clave para ganar las elecciones del próximo 3 de noviembre, ya que tanto Kenosha como el estado le pertenecen al bando demócrata.

Hace unos días, un policía disparó a Jacob Blake, de 29 años, al frente de sus hijos dejándolo paralítico. «Lo ayudaremos», dijo el mandatario mientras elogió la labor de la fuerza policial en la zona.

Mientras el Ejecutivo daba su discurso, manifestantes antirraciales lo abuchearon ante sus pronunciamos de «Ley y Orden»

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump defendió, este lunes, las acciones de Kyle Rittenhouse, el pistolero que asesinó a dos manifestantes e hirió a un tercero, durante las protestas antirraciales registradas, la semana pasada, en la ciudad de Kenosha, Wisconsin. 

Lea también: #Mundo | Alta comisionada Bachelet aplaude excarcelación de presos políticos

Durante una rueda de prensa realizada en la Casa Blanca, el mandatario se negó a condenar al joven de 17 años. «Estamos evaluando eso, pero ustedes vieron el mismo vídeo que yo y él estaba tratando de escaparse de ellos (los manifestantes), supongo, y se cayó y le atacaron muy violentamente. Probablemente le habrían matado», dijo el gobernante.

Rittenhouse es acusado de dos cargos de homicidio y uno de intento de homicidio, y se encuentra recluido en la prisión del condado de Lake. 

Donald Trump también justificó a los grupos de ultraderecha que participaron en los enfrentamientos registrados el fin de semana en Portland, Oregón. Esos choques dejaron una persona muerta.

Rupert Colville, portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, dijo que el uso de la violencia policial con la que se arremetió en contra de Jacob Blake «fue excesiva».

En una comparecencia virtual desde Ginebra, Suiza, Colville también indicó que «parece bastante posible que la fuerza usada contra Blake pudiera ser discriminatoria por su naturaleza”.

Lea también: #EEUU | Tiroteo en Wisconsin deja dos muertos y un herido tras protestas

Jacob Blake, un hombre afroamericano de 29 años, recibió, el pasado domingo, al menos siete disparos de parte de Rusten Sheskey, un policía blanco de la ciudad de Kenosha, Wisconsin, en Estados Unidos.

El incidente, que fue presenciado por los hijos de Blake y fue grabado en video, provocó una fuerte ola de protestas que, hasta los momentos, ha dejado un saldo de dos asesinados.

Las autoridades identificaron al autor de esos homicidios como Kyle Rittenhouse, un adolescente caucásico de 17 años, que utilizó un fusil de asalto en aparente defensa propia.

El portavoz de la ONU se refirió a este suceso como un mal ejemplo de las «insuficientes y laxas» medidas que se han implementado en Estados Unidos para el control de armas.

Un adolescente de 17 años fue detenido y acusado de homicidio la noche de este miércoles, luego de ser el presunto culpable de un tiroteo que dejó dos muertos y un herido durante las protestas que se realizan en la ciudad de Kenosha, en Wisconsin, Estados Unidos.

Lea también: #Mundo | Asesino de Christchurch en Nueva Zelanda fue condenado a cadena perpetua

La ciudad norteamericana se ha visto fuertemente azotada por protestas violentas desde el pasado domingo, cuando funcionarios de la policía local le disparó a quemarropa a Jacob Blake, un afroamericano de 29 años.

El sospechoso fue identificado como Kyle Rittenhouse, de 17 años, quien fue arrestado con una orden judicial del estado de Illinois y acusado de homicidio intencional en primer grado en Kenosha. La información de la detención fue suministrada por un funcionario del cuerpo de seguridad.

Detienen a joven de 17 años que disparó y mató a dos manifestantes del  movimiento Black Lives Matter en Wisconsin - SET Noticias

Se desconoce cuál fue el motivo que generó el tiroteo, pero las autoridades se encuentran investigando los hechos.

Por su parte, el vicegobernador de Wisconsin, Mandela Barnes, detalló que Rittenhouse “parece ser que un miembro de una milicia decidió (…) aplicar la ley con sus propias manos y matar a manifestantes inocentes”.

Equipos de distintas ligas profesionales de los Estados Unidos decidieron no jugar este miércoles luego de que el afroamericano, Jacob Blake, tras recibir siete disparos de un policía de la ciudad de Wisconsin, en el estado de Milwaukee.

Lea también: #Deportes | Los Bucks no se presentaron: La NBA suspendió la jornada de este miércoles

Precisamente, los Bucks de Milwaukee se negaron a jugar el quinto encuentro de la primera serie de playoffs ante los Magics de Orlando.

Tras conocerse la decisión, también se postergaron los compromisos entre los Rockets de Houston vs los Thunder de Oklahoma. Al igual, que los Lakers de Los Ángeles y los Trail Blazers de Portland.

La MLB también se unió a la protesta

El encuentro entre los Cerveceros de Milwaukee y los Rojos de Cincinnati, que estaba pautado para celebrarse en el Miller Park, fue suspendido debido a lo sucedido.

Los Marineros de Seattle y los Padres de San Diego también decidieron postergar su cotejo de este miércoles. Al igual que los Dodgers de Los Ángeles y los Gigantes de San Francisco.

Por su parte, en la Major League Soccer (MLS) el choque entre los Portland Timbers y los Earthquakes de San José fue pospuesto. Los jugadores salieron a la cancha, hincaron su rodilla derecha y luego se retiraron.

Julia Jackson, madre de Jacob Blake, el afrodescendiente que fue baleado por un policía en Wisconsin, pidió calma, tras el aumento de la violencia en las protestas que se desataron después del incidente en el que estuvo involucrado su hijo.

«Realmente solo necesitamos oraciones», dijo Jackson. La mujer rechazó los disturbios que, este martes, dejaron dos muertos y un herido en Kenosha, la localidad en la que ocurrió el suceso. «Eso no refleja a mi hijo ni a mi familia (…) Si Jacob supiera lo que está pasando en cuanto a esto, la violencia y la destrucción, estaría muy disgustado», comentó.

Le puede interesar: #EEUU | Indignación en Wisconsin: Policía balea a afroamericano en la calle

Pese a que la madre de la víctima confesó orar por la policía, su padre acusó a los funcionarios de intento de asesinato. «Mi hijo importa. Es un ser humano», dijo Jacob Blake Snr. Este martes, el hombre le reveló al diario «Chicago Sun Times» que Jacob Blake «tiene ocho hoyos» en su cuerpo y que no puede mover sus extremidades inferiores.

De acuerdo con un video que se hizo viral el pasado domingo, Jacob Blake, un sujeto de raza negra y de 29 años de edad, recibió hasta siete impactos de bala de parte de un oficial, que le disparó a quemarropa. Para el momento del hecho, Blake se encontraba en compañía de sus tres hijos.

Una nueva ola de protestas se registró, este lunes, en Wisconsin, Estados Unidos, luego de que un oficial de policía disparara contra un afrodescendiente.

El hecho, que reaviva las movilizaciones contra el racismo, se hizo viral el pasado domingo, gracias a un video en el que se observa como un efectivo disparó, a quemarropa, contra Jacob Blake, un sujeto de raza negra, que se encontraba con sus tres hijos para el momento del incidente.

Aunque familiares de la víctima indicaron que el hombre se recupera, tras haber sido operado; cientos de manifestantes salieron a las calles para hacer notar su indignación. Ello obligó a los cuerpos de seguridad a emplear gases lacrimógenos, sobre todo después del toque de queda que entró en vigor a las 9:00 pm de este lunes.

Le puede interesar: #EEUU | Justicia de Nueva York investigará si Donald Trump infló sus activos

La policía de Kenosha, la localidad en la que se registró el suceso, rechazó las constantes críticas y pidió esperar los resultados de una investigación que es realizada por el Departamento de Justicia de Winsconsin.

«Como siempre, el vídeo que circula actualmente no captura todas las complejidades de un incidente altamente dinámico», dijo el presidente de la Asociación de Policía Profesional de Kenosha, Pete Deates.

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, activó a la Guardia Nacional de Estados Unidos en el estado para proteger las propiedades estatales, luego de que se registrara una noche con fuertes disturbios que terminaron en la destrucción de dos estatuas durante este miércoles.

Lea también: #Mundo | El FMI advirtió sobre el riesgo de “desconexión” de los mercados financieros

Los hechos de violencia en Wisconsin iniciaron el día martes en la ciudad de Madison, cuando efectivos de la policía detuvieron a un afroamericano que entraba y salía de un restaurante blandiendo un bate de béisbol y gritando a los clientes con un megáfono. El incidente desató una ola de protestas que reunieron a más de 300 personas.

Los manifestantes trataron de allanar el Capitolio de la ciudad, aunque fueron reprendidos por la policía, por lo que terminaron derribando la estatua del coronel Hans Christian Heg y lanzándola al lago Morona.