OPINIÓN | Anibal Sánchez sobre levantamiento: «hay que retomar elementos de la vida cotidiana y productiva dentro de otra realidad»

Aníbal Sánchez | Vpitv

Para el analista y consultor, Anibal Sánchez, muchas personas de países latinoamericanos, al igual que de europeos, ‘presionan para que se levanten las medidas de confinamiento sin pensar en los aspectos de salud colectiva’, una vez superadas las ocho semanas de cuarentena, la cual se desarrolla en distintas modalidades desde la voluntaria hasta por toque de queda.

Esto ha llevado que no solo los gobernantes, sino los empresarios y profesionales, preocupados, realicen sus propuestas de acuerdo a sus intereses. «Desde semana atrás se empezaron a ver las flexibilizaciones a nivel de circulación, en unas bandas de horario» asegura mientras mantiene que se debe estar conscientes que la pandemia del COVID-19 continua siendo un problema sanitario y que existe la necesidad de reactivar las economías.

¿Como visualiza la cuarentena en los países americanos?

En México, donde ha existido varios cuestionamientos sobre el manejo de la pandemia, la fecha estimada por López Obrador, para flexibilizar mas las medidas es el 10 de mayo, cuando finaliza lo que denomina la Jornada Nacional de Sana Distancia dice que «le gustaría empezar gradualmente con las actividades, con todo el cuidado y recomendaciones» pero esa decisión está en manos de los médicos que lo asesoran, quienes deberían considerar que cierran abril con 22 mil casos de COVID19 confirmados y unas dos mil muertes.

En Perú, el manejo lo lleva el grupo Prospectiva COVID-19, quienes asesoran al Ejecutivo y proponen establecer una ‘cuarentena provincial’ culminada la cuarentena obligatoria. Es decir, prevé flexibilizar la circulación en las provincias con pocos casos; Lima, es donde se acumulan mayoria de los casos 42 mil casos, entonces sería la última en salir de la cuarentena. Los viajes entre provincias también estarían regulados y quienes se trasladen entre las regiones serían puestos en cuarentena.

En el caso de Uruguay, donde la cuarentena es voluntaria, a partir de un exhorto del presidente Lacalle, quien anuncio el reinició de las clases presenciales en unas 973 escuelas rurales para finales del mes de abril y en el caso del sector construccion desde la primera quincena del mes en curso.

«Considerando que para el inicio del mes de mayo, en este país apenas se habrían detectado 612 casos y ocurrieron solo 17 muertes por esta causa quedarían unos 195 casos activos, el otro 76% estarían recuperados y el índice de infección llegaba a 188 por millón de habitantes, teniendo por debajo en esta misma medida a Paraguay con 52 y en Venezuela el 12.»

Por esto, el ministro de Salud de Paraguay, el dia 19 de abril, levantó la medida de cuarentena obligatoria. Para este mes de mayo, el número de casos diagnosticados es de 370 y los fallecidos serían 10. Es uno de los países con la mejor relación de test o pruebas 1.500 por millón de habitantes; por los que su gobierno establece ahora una «cuarentena intermitente».

Para Venezuela, en lo que va del mes de mayo, el número de casos es de unos 380 casos con 10 fallecidos desde que se reportaron los primeros casos el 13 de marzo. Cumple una cuarentena voluntaria, producto de un decreto de alerta nacional que adicionalmente impone el uso de los tapabocas o mascarillas; pero en el caso de algunos municipios fronterizos existe un toque de queda que prohíbe la circulación en determinadas horas.

En el país, aunque se ha mantenido un crecimiento sostenido pero controlado de la curva epidemiológica para el COVID-19, una vez limitados y estudiados los casos de los viajeros y contactos, afronta el riesgo de las fronteras terrestres con Brasil y Colombia. «Pero con buena expectativas al tener un rango de casos recuperados y casos activos en un 50%», explicó.

En Brasil, el manejo de la pandemia ha sido muy cuestionado por los voceros en los medios de comunicación. Al iniciar el mes de mayo, los casos reportados de coronavirus superaban los 97 mil y las muertes se acercaban a las 7 mil.

Colombia es otro de los países que tiene amplia frontera con Venezuela y es usado como paso de los que regresan de otros países del sur como Perú y Ecuador. Su presidente se escuda en el que «hay que pensar en el después». Así lo expresó Duque el 27 de abril, cuando culminó el período de cuarentena obligatoria decretado por el Ejecutivo.

Para Sánchez, se debe «ir retomando elementos de la vida cotidiana y productiva, dentro de una nueva realidad, siempre con las precauciones sanitarias y bajo ciertas medidas de control o prevención. Por eso surgen las propuestas del trabajo a distancia el mayor teletrabajo posible y para los que tengan que movilizarse hacerlo evitando conglomeraciones.»

Los países que empiezan a levantar la cuarentena mantienen una postura optimista en relación a haber controlado ‘picos’ de contagio, pero les queda la incógnita si rompieron las cadenas de contagios.»Si bien cada país tenía previsiones diferentes desde marzo, la mayoría preveía que los infectados continuaran hasta mayo»

¿Cuándo se debería flexibilizar la cuarentena?

A pesar de la voluntad de los gobiernos y ciudadanos de retomar a una ‘nueva normalidad’, se deben hacer varias consideraciones, la escuela de Salud Pública Johns Hopkins insiste en que:
1) La tendencia marcada a la baja del número de aparición de nuevos casos, 2) considerar que los estados fronterizos presentan tendencias similar, 3) la posibilidad de Atención o Despistaje en caso de aparición de otros casos.

La preocupación por levantamientos apresurados de las cuarentenas es compartida por OMS, de ahí que su director Tedros advirtiera que «el levantamiento del confinamiento es demasiado rápido y puede conducir a un letal resurgimiento del contagio».

Otro factor a considerar antes de levantar las medidas es la capacidad de tratamiento «la cual pudieramos medir con un indicador que involucre variable de pacientes recuperados», quedando en relación de casos activos; todo esto sin subestimar que la presencia de casos asintomáticos «en Venezuela esta cerca del 32%» y que debe existir la posibilidad de testear nuevos focos.

Esto lo suma Sánchez a los aspectos considerados por la OMS, que la transmisión del coronavirus este controlada; que existan suficientes servicios médicos disponibles; que se minimizen los riesgos de brotes en entornos especiales; que existan las medidas preventivas en los lugares de trabajo, escuelas y otros; que los riesgos de importación del virus se pueden gestionar; que tengas las comunidades plenamente conscientes y ganadas a participar en la transición.

¿Estarán dados estos factores para flexibilizar la cuarentena?

El vicepresidente Rodríguez, al opinar sobre el tema, tomó el ejemplo de China que, según estudios de la Universidad de Hong Kong, demuestra la importancia de evitar una segunda ola de contagios tras flexibilizar las medidas. Estos tomaron datos de 10 provincias de China con más casos de COVID-19, entre las que se encontraban ciudades como Beijing y Shangai. La velocidad de reproducción del virus (denominado como RT) «decreció desde el 23 de enero, al comenzar a cuarentena en Hubei» y se mantuvieron bajos hasta el 7 de febrero, cuando culminó el Festival de la Primavera. Pero las principales ciudades volvieron a reportar casos de COVID-19 importados de Hubei al abrir pasando de 20 a 352 entre el 4 y el 22 de marzo, según recopiló el estudio.

Los investigadores sugieren que «puede ser un desafío mantener el RT bajo cuando las actividades económicas se reanuden por completo en lugares con transmisión comunitario de COVID-19».

Es decir que las medidas de contención basadas en el distanciamiento y recorte de la cadena de trasmisión fallarán si la exportación de casos continúa creciendo exponencialmente, lo cual parece probable en Venezuela por el crecimiento exponencial en Colombia y Brasil, sumado a la circulación irregular en estas fronteras.

Otro aspecto que debería estar definido antes de flexibilizar la cuarentena es el uso del transporte porque transversaliza todas las actividades y complica el distanciamiento «quedando la prevencion en mano de las barreras como mascarillas y la descontaminacion de las superficies».

Vamos a tener que empezar a funcionar de otra manera. No ir a trabajar o comprar todos a la misma hora, en el mismo turno, con los mismos horarios, todo lo masivo debería ser regalado. Cada parroquia tiene una realidad y su nivel de riesgo, con sus propios problemas y movimientos. «Se debe llegar a un equilibrio entre la salud, lo económico y social”, acotó.

FOLLOW US ON:
Néstor Reverol info
Guaidó honró a las
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.