#Opinión | El Estado es responsable de muertes de dos ancianos por desnutrición; por Rafael Narvaez

Solamente los altos funcionarios del Estado tienen el privilegio de contar con cuatro comidas diarias, clínicas privadas y un seguro de salud y vida en dólares. Nuestros pensionados y jubilados siguen siguen siendo víctimas de un Estado indolente corriendo el riesgo de morir de hambre como sucedió el 29 de octubre en Puente Hierro, Caracas, donde se encontraron dos ancianos muertos dentro de su apartamento de Nombre Silvia Sandoval y su hermano Rafael David Sandoval y sus vecinos afirman que la causa fue por desnutrición.

La indolencia e indiferencia hacia los jubilados, pensionados educadores, enfermeras y trabajadores en general constituye una grave violación al derecho a la alimentación, a la salud y al trabajo.

Lea también: OVP: «La desnutrición está haciendo estragos en la población penitenciaria» (+Datos)

Estamos en presencia de un Estado sin alma que mantiene crucificado a un pueblo resignado e indefenso sometido a una tortura estomacal con sueldos, pensiones miserables, colapso de los servicios básicos como el agua, energía eléctrica y gas doméstico que la FANB lo sustituyó por leña, el hambre de la gente pobre no es prioridad para los altos funcionarios del Estado, para ellos lo mas importante es mantenerse de manera perpetua en el poder sin importar el bienestar social de los ciudadanos.

No se justifica en un país petrolero el anuncio de Maduro, sin angustia ni preocupación, que solo quedan en la reserva 20 días para abastecer de gasolina a una población de 30 millones de habitantes, la crucifixión de un pueblo en pleno desarrollo.

Le puede interesar: Foro Penal actualizó la lista de presos políticos (+lista)

Además de la hambruna, la crisis sanitarias y la desaparición de los servicios básicos, la ciudadanía sigue siendo, victima de la represión, detenciones arbitrarias con allanamientos sin orden judicial, desaparición forzadas de personas y cárcel por parte de los cuerpos de seguridad del Estado quienes tienen luz verde para actuar al margen de la ley sin ningún control.

Los aguinaldos ofrecidos por el Estado sólo alcanzará para comprar un cartón de huevos y un kg de queso, niño Jesús no hay y menos hallacas y el imposible pan de Jamón, se mantiene como política de Estado la violación sistemática de los derechos humanos en Venezuela.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik