El estreñimiento tiene múltiples causas y una de ellas puede ser la diabetes mellitus. Así lo indicó el gastroenterólogo, César Louis.

El experto explicó que ambos padecimientos se relacionan entre sí por una condición de neuropatía autonómica que sufre el paciente diabético, en la que se encuentran afectadas las funciones del cuerpo, debido a un deterioro del sistema nervioso autónomo.

Lea también:  #Salud | «Dona una Operación», iniciativa de ayuda para pacientes con cáncer de mama (+Video)

“Los síntomas de esta afección (la neuropatía autonómica) tienen que ver con la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la sudoración, el movimiento del intestino, de la vejiga y la misma digestión. Entonces la evolución de la diabetes puede afectar la función intestinal y es típico ver un intestino que se mueve muy lento y que puede producir estreñimiento, como una complicación más de esta enfermedad metabólica mal tratada“, señala Louis.

El médico afirmó que los medicamentos indicados a los diabéticos, como los hipoglucemiantes orales y la insulina, son tratamientos con pocos efectos adversos y, en contados casos, causan problemas gastrointestinales, como la diarrea y no la constipación.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) eliminó del «recuadro de advertencia» la medicina para tratar la diabetes: canaglifozina.

Lea también: #Mundo | FDA revocó permisos para usar hidroxicloroquina

Los especialistas de la organización indicaron que el uso de la canaglifozina disminuye el riesgo de que una persona sea amputada

Además, señalaron que este medicamento pertenece a un grupo de inhibidores que reduce el nivel de azúcar en la sangre.

De igual forma, resaltaron que la canaglifozina reduce las posibilidades de que los pacientes sufran ataques cardíacos.

El surgimiento del Covid-19 ha generado un estado de alarma mayor en aquellos pacientes más vulnerables, como quienes sufren patologías de base como obesidad, enfermedades cardiovasculares y diábetes, siendo ésta última una de las más comunes y sobre la que la Dra, Amerindia Aguilar, internista y hematóloga, hace una serie de recomendaciones basandose en la American Diabetes Association.

Lea también: Especialistas recomendaron no inyectarse o ingerir desinfectantes para atacar el Covid-19

La primera aclaratoria que se hace es que solamente las personas con diabetes mal controlada son las que tienen el mayor riesgo de complicaciones con el coronavirus, como problemas del corazón y los riñones. Durante un contagio por Covid-19, los diabéticos pueden presentar síntomas leves como boca seca, mucha sed, orina muy amarilla, dolor de cabeza y calambres, además de síntomas severos como orina oscura, mareos, confusión, alucinaciones y coma.

Sin embargo, los síntomas que se deben tener presentes en caso de sospecha de Covid-19 son los que ya se conocen: la aparición de fiebre (temperatura > 38.5°C), tos seca y/ o falta de aliento, dificultad para respirar, dolor en el pecho al respirar o presión persistente, estar desorientado o confuso y coloración azul de labios o cara. Ante cualquiera de estos síntomas se debe acudir o ser trasladado de inmediato a la emergencia y tener a la mano la lectura de glucosa (glucómetro), un registro de su consumo de líquidos y, si es diabético tipo 1, debería tener también la lectura de cetonas.

La prevención es clave para evitar contagios, por lo que, si es posible, se debe establecer un área (cuarto) donde la persona con diabetes u otra condición de salud, se mantenga retirada del resto de la familia y dicho espacio debe estar siempre limpio. Es necesario que los utensilios no sean compartidos. Cuidar la alimentación, cumplir el tratamiento para la diabetes de manera estricta, evitar salir de casa, evitar el contacto innecesario con todos los miembros de la familia y cumplir las medidas de higiene, son esenciales para matenerse en óptimo estado de salud.

Con información de: Conecta Comunicaciones

420 millones de personas en todo el planeta sufre de diabetes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo el sedentarismo, el sobrepeso y el crecimiento demográfico las mayores causas de esta enfermedad. La responsable del programa de control de diabetes de este organismo, Gojka Roglic, subrayó que la cifra de pacientes se cuadruplicó en los últimos 39 años.

Lea también: El Día Mundial de la Diabetes es una de las campañas de prevención más importantes del mundo

«Es un gran problema de salud pública. Desde 1980 la cantidad de personas con diabetes no ha parado de aumentar. El problema de obesidad y la mala alimentación está provocando que esta enfermedad aparezca en grupos cada vez más jóvenes», expresó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Resaltó que 65 millones de pacientes con diabetes tipo 2 requieren insulina. La mitad de ellos tiene acceso al medicamento. «Muchas de las personas que necesitan insulina tienen dificultades financieras para acceder a ella o simplemente se quedan sin ella, con lo cual están arriesgando sus vidas», dijo.

A pocos días de celebrarse la procesión número 162 de la Divina Pastora en Lara, el arzobispo de Barquisimento, Antonio López Castillo, debió ser trasladado a un centro médico debido a una subida de azúcar que lo descompensó.

A través de un comunicado, La Arquidiócesis de Barquisimeto detalló que la situación del religioso se encuentra estable y aún se desconoce si podrá presidir o no presidirá la eucaristía de la Festividad Litúrgica de la Divina Pastora, pautada para el próximo domingo 14 de enero.

«Es una decisión que depende de Monseñor, pero no altera por ningún motivo la realización de la festividad litúrgica de este 14 de enero. Si tuviéramos el caso que para no exponer su salud en vista del incidente pequeño de este día, el mismo Monseñor invitaría a otro Arzobispo para que presida la celebración litúrgica de Santa Rosa», indicó Jesús Ramírez, asesor de la Pastoral de Medios de la
Arquidiócesis de Barquisimeto.

 

El control de la diabetes en Venezuela es cada vez más difícil debido a la escasez de medicinas e insumos médicos, según indicó en un comunicado la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco del día mundial contra la enfermedad, que se conmemora el próximo 14 de noviembre.

La presidenta de la Sociedad Venezolana de Endocrinología y Metabolismo (SVEM), Imperia Brajkovich, informó que la prevalencia en el país es del 12%, conforme a los resultados de un estudio publicado recientemente por un equipo de investigadores nacionales.

De acuerdo al Estudio Venezolano de Salud Cardiometabólica (Evescam), presentado en el pasado mes de septiembre, el acceso limitado a los medicamentos en Venezuela ha incidido en el aumento de casos, por lo que se recomienda tomar medidas que ayuden a mejorar la salud de la población, en vista de que cuatro de cada 10 personas corren el riesgo de ser diabeticos.

Para Brajkovich, en Venezuela es muy fácil tener complicaciones agudas o crónicas debido a la falta de tiras reactivas, aparatos de glicemia capilar, insulina y medicamentos orales. «Cuando la glicemia está muy elevada el paciente tiene mucha sed, pierde peso, se va deshidratando y se infecta con facilidad. Por ello debe ser evaluado de emergencia, necesitando insulina en su tratamiento por su alta posibilidad de agravamiento, y muerte si no tiene las medicinas adecuadas para controlar la enfermedad», explicó en el caso de las agudas.

Las complicaciones crónicas, por su parte, contemplan la pérdida de la visión momentánea o definitiva, así como también la pérdida de la función renal, hasta el punto tal de necesitar diálisis o sufrir infartos al miocardio. También se ven afectados los vasos sanguíneos y los nervios, lo que disminuye la circulación de los miembros inferiores y la sensibilidad, explicó la especialista.

«La persona no se da cuenta de golpes, puede sentir hormigueos, calambres y mucho dolor quemante. Además, se infectan más fácilmente las heridas y se producen úlceras que se complican pudiendo terminar en amputación», agregó.

Cómo cuidarse

Para prevenir o retrasar los problemas de la diabetes, la presidenta de la SVEM recomienda seguir una dieta balanceada acorde al peso y actividad supervisada por un nutricionista, así como realizar ejercicios durante 30 minutos diarios, mantenerse activo y cumplir el tratamiento oral y/o insulina.

También medirse los niveles de glucosa en la sangre por medio de las tiras reactivas, que permiten al aparato indicar cuánta glicemia se tiene; hacerse exámenes cada 3 ó 4 meses de Hemoglobina Glucosilada Alc, perfil lipídico, función renal, e ir al oftalmólogo una vez al año.

Por último, aconsejó a los pacientes no permitir que le cambien medicinas por otras que le indiquen, y consultarlo siempre con el médico. «Pueden comprarlas siempre y cuando tengan el mismo componente farmacológico», añadió. Las complicaciones crónicas se evitan cumpliendo el tratamiento farmacológico indicado por su médico.

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual los niveles de azúcar en la sangre están elevados, y se presenta cuando el organismo no produce insulina o lo hace en poca cantidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 422 millones de personas en el mundo viven con esta condición.

También es la novena causa de muerte entre mujeres a nivel global, causando 2,1 millones de muertes cada año, debido a factores socioeconómicos que dificultan el acceso a la prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento y atención, particularmente en países en vías en desarrollo, según la Federación Internacional de Diabetes (FID).

[adrotate banner=»19″]