Guerrilleros armados presuntamente miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) llegaron este miércoles al Colegio Santa Mariana de Jesús, en Capacho, estado Táchira, para tomar por la fuerza las instalaciones, según denunció la ONG Fundaredes.

Lea también: Tomás Guanipa denunció las condiciones en que se encuentran los venezolanos en la frontera (+Fotos)

Así lo manifestó el presidente del organismo Javier Tarazona, quien detalló que los paramilitares entraron a la institución «portando armas largas» y con cuatro vehículos.

Tarazona afirmó que los individuos intentaron intimidar a la población, mientras que vecinos, padres y representantes se hicieron presentes para «defender» el lugar.

El director de Fundaredes, Javier Tarazona, exigió este viernes un canal humanitario – sanitario fronterizo para aquellos pacientes crónicos que adquieren sus medicinas y tratamientos en Colombia. Esto en marco de las últimas medidas del gobierno colombiano de cerrar las fronteras ante el brote mundial del nuevo coronavirus, Covid-19.

A través de un documento consignado ante la sede de la REDI Andres, la organización hizo enfásis en lo «grave» de la situación, ya que esta medida «podría causar incluso más víctimas trágicas que la propia pandemia».

Lee también: Colombia prohíbe ingreso de viajeros procedentes del exterior por 30 días

La profunda crisis social y económica que vive Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro ha ocasionado que 78% de los niños y adolescentes, residentes de los estados fronterizos del país, hayan dejado sus actividades escolares; muchos de estos por ayudar a sus familias trabajando para grupos armados, según informó la organización sin fines de lucro, Fundaredes.

Lea también: En imágenes: Hechos impactantes que dejó el 2019 en América

Según detalló la organización, gran parte de los menores de edad en los estados Zulia, Táchira, Apure, Amazonas y Bolívar prefieren dedicarse a actividades ilícitas como el contrabando o la extracción de oro en las minas en las fronteras con Colombia o Brasil.

Asimismo, el informe indicó que más de 15 mil venezolanos de todas las edades trabajan directa o indirectamente en actividades similares para poder mantener sus hogares.

Un profesor de La Cañada de Urdaneta, en el estado Zulia, región petrolera de Venezuela, aseguró que la matrícula de 700 alumnos que tenía su colegio en el período 2018-2019 se redujo apenas a 260 estudiantes en el 2019-2020. El motivo, a su juicio, se debe a que muchos «se han ido al bachaqueo de combustible», confesó.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL), las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL) y grupos disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son las agrupaciones que reclutan al 75% de los niños y adolescentes que abandonan las escuelas, con la intención de «explotarlos laboralmente y adoctrinarlos».

Aunado a esto, las instituciones académicas han sufrido el abandono de 75% de los profesores, lo cual ha tenido como consecuencia que 66% de los estudiantes aún matriculados no asista a clases con regularidad.

El director de la ONG Fundaredes, Javier Tarazona, informó que imparten capacitación en materia de Derechos Humanos dentro de Bolívar y resaltó la importancia de documentar aquellos casos en los que constate la violación de estos.

Lea también: Confirman primer caso de fiebre amarilla por contagio animal

«Durante los últimos meses realizamos estas capacitaciones para el ejercicio de la ciudadanía. El venezolano es víctima de la persecución del estado y del amedrentamiento de grupos irregulares armados. Hemos sido testigos de masacres dentro de Bolívar por la toma del arco minero y actividades de contrabando», dijo el activista.

Denunció que los cuerpos de seguridad no garantizan la seguridad a los habitantes de ese estado del sur venezolano. Agregó que estos no tiene cómo justificar el estilo de vida y los bienes que perciben, los cuales no puede cubrir con el salario que devengan.

Bolívar - Fundaredes ofreció capacitación en materia de Derechos Humanos - VPItv

32 venezolanos han sido asesinados en lo que va del 2019 por transitar los pasos irregulares de la frontera de Venezuela hacia Colombia. Así lo aseguró la organización Fundaredes, que afirmó que en 2.219 kilómetros existen «cientos de trochas» donde ocurren actos criminales por parte de grupos armados ilegales como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Y, a pesar que la organización presentó una denuncia formal ante la Fiscalía del Ministerio Público en el mes de marzo, estos delitos -como contrabando, narcotráfico, trata de personas y extorsión- siguen cometiéndose en el estado fronterizo del Táchira.

“Táchira es el estado donde ocurre la mayor actividad en las trochas y, por ende, donde más grupos armados irregulares confluyen. Los municipios que tienen más conexión con los pasos ilegales son Bolívar, Ureña, Junín, Capacho Nuevo, Rafael Urdaneta, Capacho Viejo, García de Hevia y Ayacucho”,

No obstante, en el estado Zulia también existen estos pasos irregulares que aumentan a más de 180 trochas. Fundaredes aseveró que cada semana ocurre al menos un enfrentamiento y que, actualmente, hay 233 personas desaparecidas en estas zonas.

El director de la organización Fundaredes, Javier Tarazona, denunció que la tasa de criminalidad y mortalidad en la frontera zuliana aumentó y se representa en enfrentamientos, desapariciones, contrabando y el trabajo infantil para grupos armados.

Lee también: Fundaredes denunció que guerrillas colombianas distribuyen material ideológico en escuelas venezolanas

Aseguró que este viernes irán al Ministerio Público del estado con el fin de denunciar estas irregularidades, debido a que el único organismo que el compete investigarlo. No obstante, de no hacerlo, existen instancias internacionales que se encuentran documentando los casos.

Zulia - Fundaredes denunció la tasa de criminalidad que existe en la frontera zuliana - VPItv

Por la actuación de grupos ilegales en la frontera colombo-venezolana, se contabilizan 32 personas asesinadas en los pasos ilegales o «trochas». La Organización No Gubernamental (ONG), Fundaredes denunció que ante este hecho existe un «silencio cómplice» por parte de los organismos de seguridad del Estado.

Javier Tarazona, director general de FundaRedes alertó que todos estos hechos violentos han sido consecuencia del cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia decretado por la administración de Nicolás Maduro el pasado mes de febrero. «A partir de esa fecha se ha observado el incremento de la actuación de grupos armados irregulares que se disputan el control de los pasos ilegales, situación que ha desatado una escalada de violencia convirtiendo en teatro de operaciones de guerra a las localidades fronterizas», aseguró.

Lea también: Tarek William Saab desmintió la detención de Neutro Shorty

Tarazona señaló que un «indicador y efecto del control» de los cruces ilegales por los grupos armados irregulares son los homicidios perpetrados en esas zonas. «Nuestra red de defensores de FundaRedes ha adelantado diversas investigaciones sobre el tema y ha presentado denuncias sobre la actuación de estos grupos armados irregulares en la frontera».

La ONG Fundaredes denunció que grupos armados irregulares como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidencias de las Fuezas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) utilizan escuelas en los estados fronterizos de Venezuela para realizar sus distintas operaciones.

Lea también: Retiraron estatua de la virgen de la Chinita para colocar una de Chávez en Maracaibo

Unidades educativas en los estados Táchira, Zulia y Apure como la Escuela Tienditas, Escuela Vuelvan Caras y la Escuela Bolivariana María Teresa del Toro han recibido la visita de irregulares mientras siguen «sus actividades educativas como de costumbre, compartiendo espacio ocasionalmente» con estos grupos, ante la complicidad de efectivos de seguridad nacional.

Fundaredes informó que en febrero de este año la unidad Vuelvan Caras en Apure fue utilizada como campo de prácticas militares para hasta 17 personas miembros de la guerrilla de las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL).

Al menos 20 mil 624 estudiantes habrían sido censados por la guerrilla colombiana para recibir útiles escolares. Así lo publicó el boletín N° 13 de FundaRedes, titulado como “Guerrilla colombiana capta a niños venezolanos para ingresarlos a sus filas”, en que refleja la vulnerabilidad que viven los venezolanos.

Los estados que presenciaron la visita de estos grupos armados para ser registrados fueron Táchira (6.076), Bolívar (4.237), Apure (4.129), Zulia (3.949) y Amazonas (2.233).

Para FundaRedes, la incursión de estos guerrilleros colombianos en escuelas venezolanas quebranta lo constituido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos relacionado al derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Lee también: Fundaredes denunció que guerrillas colombianas distribuyen material ideológico en escuelas venezolanas

Asimismo, viola lo establecido en el ordenamiento jurídico venezolano, con lo previsto en la Constitución en los artículos 322, 327, 328 y 329, en que la Fuerza Armada debe garantizar la seguridad de la Nación y de sus habitantes, así como la atención a las fronteras.