La Agencia de la ONU para los refugiados (Acnur), indicó el martes que las comunidades indígenas desplazadas en Venezuela se encuentran peligrosamente expuestas al nuevo virus covid-19.

Te puede interesar: Julio Borges al secretario de la ONU Antonio Guterres: “Nicolás Maduro no es la víctima, sino el victimario”

La agencia explicó que indígenas de estas comunidades han cruzado las fronteras con los vecinos de Brasil y Colombia, lo que los pone en completo riesgo ante el coronavirus, el cual se expande por toda América del Sur.

Asimismo, informó que al menos 5.000 indígenas venezolanos han sido desplazados del territorio brasileño. Entre las comunidades perjudicadas se encuentra el grupo étnico “Warao”, “Eñepá”, “Kari’ña”, “Pemón” y “Ye’kwana.

La portavoz de ACNUR, Shabia Mantoo, afirmó que la pandemia está afectando “duramente” a la región amazónica y a Brasil, el cual se ha convertido en el epicentro del virus en Latinoamérica.

“Acnur está preocupada de que muchos (indígenas) no puedan enfrentar (la crisis) en condiciones sanitarias adecuadas”, expresó.

La diputada a la Asamblea Nacional, María Gabriela Hernández, detalló este lunes que los pueblos indígenas han sido los más vulnerables durante la pandemia de covid-19, entre ellos mencionó a los Waraos, Pemones y Yukpa.

Le puede interesar: 74 % de los venezolanos no cuentan con servicio de agua, según Hilda Rubí González

“A estos pueblos los ataca cualquier virus, no tienen las defensas que podemos tener nosotros, conocemos de casos de niños y adultos mayores de los waraos que han muerto”, expresó la parlamentaria.

La diputada Hernández resaltó este hecho luego de que en Venezuela se registraran hasta los momentos 541 casos confirmados de covid-19, según la administración de Nicolás Maduro.

La diputada a la Asamblea Nacional (AN), Gladys Guaipo, manifestó que siente preocupación por los indígenas que se encuentran en estados fronterizos con Brasil, tras el brote de coronavirus. En este sentido, aseguró que estas personas no cuentan con asistencia médica para atender a quienes la padecen.

Lea también: Ocho nuevos casos de Covid-19 en Venezuela

“Hacemos de conocimiento público nacional e internacional que la pandemia o coronavirus ya está causando muertes en los hermanos indígenas Waraos. Ellos no están figurando en las estadísticas por estar apartados de las ciudades principales”, explicó la parlamentaria.

En este sentido, aseguró que la situación en Manaos, Brasil, ha empeorado tras el acelerado brote que se ha generado en el país, en vista que, las medidas sanitarias varían depende de los gobernadores.

“En Venezuela no se cuenta con los insumos para detectar aquellos casos asintomáticos o contaminados de nuestros indígenas, para poder tomar las medidas de aislamiento social”, añadió Guaipo.

La diputada explicó que la Comisión Permanente de Pueblos Indígenas está dispuesta a viajar para evaluar la situación de estas personas.

40 indígenas waraos dieron positivos a coronavirus en Brasil. Así lo informó la organización sin fines de lucro, Kape Kape, en que especificaron que se trata de un grupo residenciado en la localidad de Joao Pessoa.

No obstante, fue el Ministerio Público Federal de Brasil que hizo pública la información a través de su página web. Explicaron que fue el 4 de abril que se llevaron a cabo las pruebas en el centro de salud Arquidiocesano Sao José, en el centro de la capital.

Los indígenas serán trasladados al Centro de Actividad y Ocio Padre Juárez Benício Gramame (Cejube)

Actualmente existen 46 los indígenas con Covid-19, uno en estado crítico, cuatro recuperados y un fallecido.

Un grupo de indígenas presuntamente asesinó y descuartizó al dueño de una finca ubicada en Capanaparo, vía Guachara en el estado Apure.

El hecho se dio el pasado miércoles 15 de abril. Claudio Ramón Calzadilla Maleras, de 31 años y dueño y productor de la finca “La Fortaleza”, el fueron robados dos caballos de su propiedad, por lo que en compañía de dos de sus hombres, fueron en busca de los antisociales.

En el camino fueron emboscados por un grupo de indígenas. Sus trabajadores pudieron huir, mientras que Calzadilla fue tumbado del caballo, asesinado y descuartizado. Las partes de su cuerpo cortadas fueron arrojadas a un río aledaño.

Claudio Ramón Calzadilla Maleras era productor y dueño de la finca "La Fortaleza" en el estado Apure

Claudio Ramón Calzadilla Maleras era productor y dueño de la finca “La Fortaleza” en el estado Apure

Lea también: Habilitarán rutas de transporte de Metrobús para trabajadores de la Salud

Denuncian que indígenas cometen actos vandálicos

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en la región del suroeste de Venezuela, abrieron la investigación. Solo rescataron del fallecido una de sus piernas.

Habitantes de la comunidad alertan que en la región no hay pena ni cárcel para los grupos indígenas que en reiteradas oportunidades cometen actos vandálicos, según denuncias recogidas por El Clarín del Llano.

Foto: Referencial

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, exigió al régimen de Nicolás Maduro respetar los derechos humanos de la comunidad indígena en Venezuela.

Te puede interesar: Guterres sobre la cancelación de fondos a la OMS: “No es el momento”

A través de su cuenta de Twitter, Almagro explicó que esta población protesta por no cntar con agua potable, alimentos y asistencia médica para enfrentar la pandemia.

“Exigimos al régimen Venezuela detener la violación de derechos humanos en contra de sus pueblos indígenas. Protestan por no contar con agua potable, alimentos y asistencia médica necesarias para enfrentar la crisis del Covid-19”, escribió, agregando que la comunidad ha perdido el control de sus tierras debido a la militarización por parte de los agentes del Estado.

El Foro Penal Venezolano publicó un informe en el que muestra la situación actual de las comunidades indígenas en Venezuela frente a la pandemia por el virus.

“Estos pueblos indígenas han perdido el control de sus tierras, incluso debido a la militarización por parte de los agentes del Estado. Su presencia ha provocado violencia e inseguridad en sus territorios en los últimos años, a lo que se suma la presencia de bandas criminales organizadas y grupos armados”, indica el informe.

El pasado domingo, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana reprimieron a la comunidad indígena wayú que vive en Guarero, La Guajira, estado Zulia, por protestar por la escasez de agua y comida en el lugar.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió a las autoridades del país investigar la represión de funcionarios de la GNB en contra de los indígenas.

El gobierno de Brasil prohibió a toda persona no indígena ingresar a tierras tribales para evitar más propagación del virus Covid-19 en sus aldeas y distribuirá máscaras, guantes, kits de prueba y alimentos a sus comunidades, así indicaron autoridades de la región.

Te puede interesar: Panamá sumó 94 muertes y 3.472 contagios por coronavirus

La epidemia amenaza a los más de 850.000 indígenas que habitan en Brasil. No tienen defensas contra enfermedades traídas desde el exterior y muchos viven en casas comunales donde no es posible el distanciamiento social.

Hasta ahora, las autoridades de salud informaron tres muertes de indígenas por la enfermedad , incluido un joven de 15 años de la gran reserva donde viven 25.000 yanomami, en la frontera con Venezuela.

La ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, Damares Alves, indicó el lunes que de aquí a junio el gobierno empleará 4.700 millones de reales equivalentes a 904 millones de dólares, para proteger a estas comunidades.

Se incluye también a gitanos y descendientes de esclavos fugitivos que viven en áreas remotas.

El gobierno distribuirá 1 millón de máscaras y guantes protectores más 6.000 kits de prueba a las tribus indígenas y proporcionará 300.000 canastas de alimentos para que no tengan que abandonar sus tierras buscando el sustento, aseguró Alves.

Comunidades indígenas en la Guajira, estado Zulia, protestan para exigir a la alcaldesa, Indira Fernández, un plan de emergencia para atender de inmediato las necesidades básicas de la población.

Lea también: Carlos Vecchio: “Esto va en serio, va a haber una transición en Venezuela”

Exigen agua, alimentos y servicios básicos durante la cuarentena.

La protesta se llevó acabo en las inmediaciones del peaje de Paraguaipoa frente a las oficinas del Seniat en la localidad.

Tras detectarse el primer caso mundial de Covid-19 en en territorio Yanomami, la diputada a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Amazonas, Mauligmer Baloa, alertó que la población indígena son los segundos más vulnerables frente a la pandemia de coronavirus.

Le puede interesar: (+Video) Se registró incendio en el restaurante Amazonia Grill de Caracas

“Esto merece especial atención, ya que por colindar geográficamente, están ya expuestos a la pandemia. Hacemos un llamado a la organización mundial de la salud (OMS) y a la organización panamericana de la salud (OPS) a generar un plan de emergencia para la contención y prevención del coronavirus en las comunidades indígenas”, expresó la parlamentaria quien recordó que hace dos años hubo un brote de sarampión en la comunidad Yanomami de Roraima.

La diputada, Mauligmer Baloa, llamó a prestar especial atención a la zona fronteriza de territorio Yanomami para evitar una posible cadena de contagio entre ambos países y poblaciones.

La Organización intercultural indígena Wainkirawa, ha creado un documento para repudiar las acciones en el Arco Minero y defender el río Socuy y el Orinoco.

Te puede interesar: Foro sobre el Arco Minero resaltó necesidad de cuidarlo y defenderlo

La comunidad indígena explicó que han quebrado la industria de hierro y la siderúrgica así como la dirigencia obrera y los que asumen posición de “autoridad” mantienen prisioneros sin juicio y sin posibilidad de defensa, una prueba de ellos se conocen como Rubén González y Rodney Álvarez.

Sobre los pueblos indígenas de Bolívar y Amazonas, no sólo no les fueron demarcados sus territorios, sino que les han despojado de ellos y entregados a corporaciones rusas, chinas y turcas para la más atroz explotación de sus yacimientos de oro, sin importar la destrucción del Orinoco.

A través del documento la Organización explicó que las Fuezas Armadas, cuya obligación es defender la soberanía nacional, es la misma responsable de los acuerdos con las corporaciones y de garantizar la seguridad de las explotaciones.

“Por si esto fuera poco, la corporativización del Estado también implica el advenimiento a los planes corporativos de fuerzas del crimen organizado (narcotráfico, extorsión, trata de personas), cuyo papel es ejecutar operaciones de terror sobre las poblaciones a desalojar de los espacios a ser explotados”, indica el documento.

Wainkirawa puntializó que han tomado la decisión de gobernar los territorios y reivindicar una soberanía.

“Desde nuestra organización, golpeada como todas las nuestras, pero dispuesta a luchar aún, decimos que el camino es gobernar los territorios y reivindicar una soberanía que este estado, este gobierno y los gobiernos rentistas del mundo han decidido entregar sacrificándonos”.