Trabajadores de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia (Chet), en el estado Carabobo, protestaron este jueves para exigir mejores condiciones laborales y salarios ajustados a la realidad que vive el país.

Lea también: #Comunidad | Así se llevaron a cabo las protestas de docentes en Anzoátegui y Zulia

Los representantes de la salud aseguraron que no cuentan con el sueldo suficiente para alimentar a sus familias, por lo que deben realizar otras actividades para intentar sobrevivir. De igual manera, denunciaron que no cuentan con los equipos necesarios para combatir la pandemia del Covid-19.

Trabajadores de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) leal a Nicolás Maduro, protestaron, este miércoles, para exigir mejores condiciones laborales.

Según el representante del gremio, Emilio Negrín, presidente de la Federación de Trabajadores Judiciales, los trabajadores pretendían entregar un documento en el que se exigía que se equipare el salario con respecto al costo de la canasta básica.

Lea también: #Venezuela | ¿Semana radical? Vea como están las calles de Caracas (+ Video)

«Tenemos jueces que están recibiendo 6.000.000 bolívares mensuales, eso no es nada (…) También exigimos que se reformule el seguro de hospitalización», indicó Negrín.

El representante del gremio judicial, denunció a VPItv que funcionarios de seguridad de la DEM «amedrentaron» a los protestantes para que desaloajaran los alrededores de la institución, ubicada en el municipio Chacao del estado Miranda.

Trabajadores de Desechos Sólidos y Supra Caracas, junto al sindicato de la Alcaldía de Caracas, protestaron, este lunes, por las pésimas condiciones laborales a las que le hacen frente.

José Pérez, uno de los manifestantes, aseguró que no cuentan con los implementos necesarios para realizar su trabajo de manera eficiente y segura. «No tenemos maquinarias de trabajo», dijo.

Le puede interesar: #Venezuela | Expertos aseguran que la tortura se ha institucionalizado en el país

Los trabajadores le hicieron un llamado a la administración de Nicolás Maduro y a la alcaldesa del municipio Libertador de carcas, Erika Farías, con el fin de que se solventen los inconvenientes.

Trabajadores de la empresa PDV Marina, en el estado Anzoátegui, protestaron este jueves con el fin de exigir el pago de bonos alimenticios. Miguel Rodríguez, informó que la compañía tiene una deuda con los empleados de 140 dólares desde el 2019.

A su vez, manifestaron que debido al salario que reciben no pueden cubrir las necesidades básicas.

Le puede interesar: #Venezuela | Naciones Unidas detalló casos de irrespeto de los Derechos Humanos en Venezuela (+Video)

«Recibimos un salario mínimo menor a dos dólares ¿Cómo cubrimos los gastos de alimento y medicinas?», expresó Rodríguez.

Lo trabajadores de cultivo de cacao, Diego y Gil y Germán González se encuentran desaprecidos desde hace al menos 10 días.

Te puede interesar: #Venezuela | Nicolás Maduro: “Donald Trump se va al Comando Sur a hacer un acto de campaña”

Gil y González trabajan en los estados Merida con cacaos Sur del Lago, Aragua con Ocumare, Cumboto, Cuyagua, Miranda con Carenero y otros cacaos de Barlovento.

Sin embargo, familiares y conocidos ha denunciado a través de redes sociales su desaparición al desconocer su paradero desde el 30 de junio.

La hermana de González pidió este 10 de julio difundir los números de teléfonos si en algún momento un ciudadanos llega a conocer de su existencia agradeciendo por la generosidad de todos los ciudadanos que han colaborado a su búsqueda.

Trabajadores jubilados de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) en el estado Falcón, denunciaron el incumplimiento de los compromisos por parte de la empresa que no le quiere cancelar las pensiones y no han recibido respuestas al respecto.

Lea también: Fracción 16 de julio pidió claridad a Pdvsa ad Hoc por nuevo endeudamiento de Citgo

El representante de los jubilados, Leando Gutiérrez, dijo que no reciben pensiones justas cuando solamente cobran 400.000 bolívares, mientras que años atrás les alcanzaba para poder sobrevivir.

Carlos Sálazar, representante de la coalición sindical nacional, anunció que el próximo miércoles 1° de julio los trabajadores públicos saldrán a las calles a manifestar debido los pocos salarios que reciben.

Lea también: #Venezuela | Presidente de CNP rechazó medidas de arresto domiciliario de los periodistas Arriaga y Antoima

«A nivel nacional debemos protestar este 1° de julio porque todos los trabajadores públicos seguimos en dos dólares. Para poder comer necesitamos diariamente ocho $», indicó Sálazar.

Más de 7.000 personas han pedido a Disney y a los funcionarios del Gobierno a reconsiderar la reapertura de Disney World, la cual está prevista para mediados del mes de julio.

Te puede interesar: #Mundo| Detuvieron a 16 hombres por pornografía infantil dos de ellos empleados de Disney World

De acuerdo a una petición publicada en la página web del grupo progresivo de defensa de políticas públicas, Move On, la comunidad explicó que desafortunamente el virus en el estado de Florida, ha empeorado.

“Si bien los parques temáticos son una excelente manera de relajarse y disfrutar del tiempo libre, no son un negocio esencial; no es justo que las personas que trabajan allí arriesguen sus vidas, especialmente si están en situación de riesgo o tienen familiares que están en riesgo. Las personas son más importantes que obtener ganancias», agrega el texto.

El parque temático de Disney, que emplea a unas 70.000 personas, planea comenzar una reapertura gradual el 11 de julio en sus parques Magic Kingdom y Animal Kingdom, y el 15 de julio en EPCOT y Hollywood Studios, dijo la compañía el mes pasado.

Un portavoz de Disney, indicó a CNN, que se encuentran en «un diálogo activo» con sus sindicatos, «sobre los exhaustivos protocolos de salud y seguridad expertos en salud pública» que planean implementar.

“La seguridad y el bienestar de los miembros de nuestro elenco e invitados están en el primer plano de nuestra planificación”, dijo.

El gobierno italiano y los sindicatos de la aerolínea Alitalia, duramente golpeada por la pandemia de Covid-19, llegaron a un acuerdo para el envío a seguro de paro durante siete meses a 6.600 trabajadores, anunció este jueves el sindicato.

Le puede interesar: España ha registrado al menos 26 mil muertes por coronavirus

“Llegamos a un acuerdo para el desempleo temporal, el cual cuenta con la aprobación del ministerio de Trabajo (…) a partir del 24 de marzo hasta al 31 de octubre del 2020”, anunció el sindicato del sector ANPAC.

Según el diario económico Il Sole-24 Ore, el acuerdo para la suspensión temporal, llamado en Italia “caja integración”, afecta a 3.339 empleados del personal de vuelo y 3.283 de tierra, sobre un total de cerca 11.000 trabajadores de la compañía.

Paralelamente, los sindicatos exigieron la reanudación inmediata de las negociaciones con el gobierno para el lanzamiento de una “nueva” Alitalia.

El gobierno italiano anunció hace varias semanas la intención de crear este año una nueva empresa pública para salvar a Alitalia.

Con información de AFP

Mediante un comunicado, el Sindicato Unitario Nacional de Empleados Públicos del Instituto Nacional de Parques (Sunep Inparques), destacó que Inparques es «una institución que destaca con la muy baja calidad del trato laboral».

Lea también: Familiares de reos de muertos en motín denunciaron retraso en entrega de cadáveres

«Guardaparques y bomberos forestales, acuden a extinguir incendios sin disponer de las mínimas condiciones de eficiencia a sus labores y seguridad a sus vidas (…) Quienes resultan heridos en estas labores, tienen que verse con una asignación limosnera de recursos para atender sus dolencias, a lo que se suma la actitud despótica y evidente impericia de los directivos Miguel Matani y Alexis Granados, quienes atienden más a garantizar su puesto», reza parte de la misiva.

El ente sindical argumenta que grandes sumas de dinero asignadas a Inparques en 2014 y 2018, nunca se vieron, y que la administración de Maduro tiene un «absoluto desinterés hacia todo lo que significa la gestión ambiental (…) Los funcionarios asignados a los cargos directivos no tienen conocimientos técnicos, sentido de pertenencia o vocación de servicio».