Miles de personas se precipitaron este martes en la noche a la estación de trenes de Wuhan después de que las autoridades levantaran la prohibición de abandonar la ciudad donde surgió la pandemia del coronavirus a finales de diciembre.

Le puede interesar: Colombia anunció operación naval contra el narcotráfico

Apenas llegó el miércoles, se levantaron las restricciones impuestas hace más de dos meses, que impedían abandonar la ciudad de 11 millones de habitantes, un paso clave para el fin de la crisis sanitaria en China.

“Wuhan perdió mucho en esta epidemia y la gente de Wuhan pagó un precio muy alto”, dijo un joven, de 21 años de edad, de nombre Yao, que estaba regresando a trabajar a un restaurante en Shanghái. “Ahora que se levantó el confinamiento, creo que estamos todos muy felices”, agregó.

Con información de AFP

OMS

Con banderas, flores y música acompañaron la ceremonia de despedida del personal sanitario que trabajó en Wuhan, China, lugar en el cual se originó la Covid-19, y que estos laboraron para prevenir una colapso en los centros de salud del país.

Lea también: Peruanos podrán retirar hasta USD 3.700 de fondos de pensiones por coronavirus

Este lunes, dieron el adiós a un centenar de enfermeras de la provincia oriental de Shandong, parte del contingente de más de 42.000 sanitarios de todo el país que fueron enviados a finales de enero y principios de febrero a la provincia de Hubei.

A la salida de los hoteles en los cuales se hospedaron, las enfermeras salieron tomándose fotos y recibiendo ramos de flores.

No fue hasta hace unos días que el gobierno de Xi Jinping levantó el confinamiento en el epicentro del Covid-19, la provincia de Hubei. Poco a poco, los habitantes se han estado adaptando a su nueva normalidad luego que el virus arrasó con la vida de más de tres mil personas -según cifras del gobiernos- y mantuvo hospitalizada más de 80 mil personas.

Ahora que existe una relativa “normalidad, los familiares de las víctimas pueden recoger las cenizas de sus seres queridos en los centros funerarios. Y, como fueron muchos los casos, deben hacer colas para hacerlo y esperar hasta cinco horas.

A través de imágenes de Caixin, se puede ver como los chinos aún mantienen los tapabocas como hábito y el distanciamiento social entre ellos. Para retirar las cenizas de sus seres queridos, los encargados de cada crematorio revisan los papeles de cada persona que se acerque.

Un estudio realizado por el Hospital Wuhan Jinyintan (China) demostró los beneficios en la recuperación de pacientes con coronavirus COVID-19 el acostarlos boca abajo.

La investigación, realizada a 12 pacientes con síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) grave relacionado con la infección por el nuevo coronavirus, y asistidos por ventilación mecánica, ha evidenciado los beneficios que conlleva para sus pulmones acostarles boca abajo.

Lea también: Medicamentos antipalúdicos para tratar COVID-19: ¿Cuál es su alcance y avance?

“El trabajo es la primera evidencia del comportamiento de los pulmones en pacientes con COVID-19 grave que requieren ventilación mecánica y reciben presión positiva”, detalló uno de los médicos que participó en la investigación.

Estudio realizado en una semana

El trabajo, publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, ha sido realizado durante la semana del 18 de febrero por profesionales sanitarios del centro hospitalario que atendieron a los pacientes objeto del estudio.

La ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, en China, fue una de las primeras regiones que declaró aislamiento absoluto por el nuevo coronavirus, Covid-19. Pues, aquí fue donde se generó la enfermedad que actualmente se ha propagado en casi todo el mundo, dejando 600 mil casos confirmados.

No obstante, luego de dos meses de confinamiento y duras medidas de aislamiento, los ciudadanos de Wuhan han podido salir de sus lugares de residencias y retomar sus actividades nuevamente, siempre y cuando las personas que no estén infectadas con el virus muestren un código verde en una aplicación móvil -que las autoridades usaron durante el confinamiento- para descartar que estén contagiadas con la enfermedad.

La ciudad china de Wuhan, orígen del virus COVID-19 que comenzó a propagarse masivamente, dio un paso gigante hacia la esperada normalidad, al anunciar que el 8 de abril pudiera levantarse la cuarentena que impuso a su población el pasado 23 de enero.

Te puede interesar: El FMI dijo que Ecuador pidió ayuda ante crisis por el coronavirus

La condición de que los ciudadanos de la capital de la provincia de Hubei puedan abandonar la ciudad es presentando el código QR de salud en color verde obtenido de aplicaciones móviles, que demostraría que la persona no ha mantenido contactos con ningún contagiado o sospechoso de tener la enfermedad.

Esta decisión produce una señal de esperanza para la ciudad que ya es catalogada como “el epicentro del brote”, que permite a sus ciudadanos salir de sus residencias para poder pasear, hacer uso del transporte público, comprar y trabajar.

El director de cine Lan Bo, confirmó por su parte a EFE, que “la gente que no presenta síntomas puede pasear libremente”.

“Lo peor ya ha pasado. Con todo, hay que llevar mascarilla y hay gente que sólo se atreve a salir con trajes protectores”, agregó.

Las redes sociales chinas también han hecho eco de la esperada noticia.

El pasado 23 de enero el Gobierno de Wuhan estableció unas restricciones consideradas entonces extremas que implicaban el cierre del tráfico, así como la suspensión del transporte público y de todos los vuelos y trenes de salida, obligando al confinamiento “de facto” de los 11 millones de habitantes de la urbe.

Hasta ese día, el coronavirus había causado 17 muertos y afectado a 444 personas en la ciudad centro-oriental china.

De acuerdo al último reporte hecho registrado este martes, 2.524 personas han fallecido hasta ahora en Wuhan, mientras que en el total de la provincia de Hubei suman 3.160 los fallecidos.

China alcanzó esta semana por primera vez desde el comienzo de la pandemia, un resultado de cero sobre nuevos contagios locales en el país, incluso en el epicentro de Wuhan, aunque los casos procedentes del exterior continuaron en aumento, con 34 infectados detectados en las últimas 24 horas.

Te puede interesar: China no registra ningún contagio local de coronavirus por primera vez

A dos días de la llegada de la primavera, Wuhan, la zona cero de la enfermedad con 2.222 casos activos todavía, no registró ningún nuevo infectado por primera ocasión desde que el coronavirus comenzó a propagarse el pasado diciembre entre sus 11 millones de habitantes y se extendió posteriormente por el mundo.

La mayoría de los 34 casos procedentes del exterior frente a los doce del día anterior fueron detectados en viajeros procedentes del Reino Unido y de España, según la Comisión Nacional de Salud, que anunció que 21 de ellos se descubrieron en Pekín, lo que supone un nuevo récord para la capital.

Por su parte, el director del principal laboratorio chino para Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Infecciosas, Li Lanjuan, estimó que hasta finales de marzo se puede consolidar la tendencia de crecimiento cero de nuevos contagios iniciada hoy en Wuhan.

“Si no hay ningún nuevo caso de coronavirus en Wuhan durante 14 días seguidos, creemos que podremos entonces levantar la cuarentena de la ciudad gradualmente”, dijo el epidemiólogo al diario oficial China Daily.

Las empresas en la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia del coronavirus, fueron autorizadas este miércoles por las autoridades regionales a reactivar sus operaciones, luego de que se normalizara la propagación del virus en esta región.

Lea también: Argentina aislará por 14 días a toda persona proveniente de países contagiados de coronavirus

Esta semana, el presidente chino Xi Jinping, visitó la ciudad de más de 11 millones de habitantes para mostrar el apoyo que posee el Gobierno en la búsqueda de una vacuna a esta enfermedad, en la que destacó que la pandemia está “prácticamente contenida”. 

La flexibilización de las medidas de seguridad en toda la ciudad fueron aplicadas tras la disminución del número de personas infectadas, registrando un contagio menor a las 20 personas diarias, por lo que las personas empezarán a salir de la cuarentena si cumplen los esquemas de salud necesarios.

Un hombre de 100 años se convirtió en el ser humano con coronavirus o Covid-19 de mayor edad en recuperarse de la epidemia que ha causado cientos de muertes en todo el mundo.

El ciudadano de la tercera edad fue dado de alta el pasado sábado 7 de marzo luego de permanecer ingresado 13 días en un hospital de Wuhan, China, ciudad epicentro del brote.

Le puede interesar: Debido al coronavirus (Covid-19): NBA podría jugar a puertas cerradas

Enfermedades a sus 100 años

Como muchos otros, también padece otros problemas de salud propios de su edad: hipertensión, insuficiencia cardiaca y alzheimer.

El equipo sanitario del hospital en Wuhan decidió tratarlo con medicamentos antivirales, a lo que respondió favorablemente. Medios de comunicación como el estatal Xinhua ya se han puesto en contacto con el ciudadano para contar con mayor detalle la historia.

Investigadores de diferentes países y financiados por diferentes gobiernos y organizaciones enfocan sus conocimientos y trabajos en desarrollar una vacuna que combata la epidemia del coronavirus o Covid-19.

En China, epicentro de la epidemia (ciudad de Wuhan), podría dar con la vacuna a finales de abril, según información divulgada por el Departamento de Desarrollo de Ciencia y Tecnología de la Comisión Nacional de Sanidad.

El encargado del departamento chino, Zheng Zhongwei, explicó que los investigadores trabajan con cinco enfoques distintos para lograr dar con la cura y que hasta los momentos se ha avanzado de “manera satisfactoria”.

Recomendado: ICG alertó que 4 grupos armados en Venezuela concentran cada vez más poder

¿Vacunas a finales de 2020?

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que se podrá contar con una vacuna contra el coronavirus en un plazo de entre 12 y 18 meses. Mismo plazo es el otorgado por el gobierno de los Estados Unidos e informado por el Departamento de Estado, luego de una reunión con farmacéuticas.

“Más de 20 vacunas se están desarrollando a nivel mundial y que hay varias terapias en ensayos clínicos”, fue la última información emitida por la OMS.

Lea también: Suspendieron misas públicas en Roma por coronavirus

Asimismo, en Bélgica, el Laboratorio de Bacteriología Clínica de la Universidad de Lovaina también anunció que está trabajando en la búsqueda de una cura, y el pasado viernes 6 de marzo la Comisión Europea señaló que destinará 37,5 millones de euros adicionales para la investigación en el bloque.