Olvidada por las autoridades: la Laguna de Urao recupera nivel de agua

La Laguna de Urao es uno de los monumentos naturales que se encuentran en el estado Mérida. Anteriormente, representaba uno de los atractivos turísticos más importantes del estado.

Ubicada en el municipio Sucre, fue descubierta por Juan Rodríguez Xuárez a finales del año 1558. En los últimos años, el monumento natural ha tenido problemas con el nivel del agua ante la falta de inversión y la deforestación del lugar.

Lea también: Más de 100 personas viven al borde del precipicio en el estado Mérida

Desde el año 2015, la Laguna de Urao comenzó a sufrir las consecuencias de la mano del hombre y el olvido a los monumentos por parte de los gobernantes.

Para el 2020 su nivel de agua era de un 10 %, tan solo 10 centímetros, años atrás su nivel era de 4 metros de agua. La organización ecologista “Salvemos la Laguna de Urao” temía la desaparición del atractivo turístico.

Los activistas han iniciado desde el 2020 diferentes planes para intentar mejorar la condición de la Laguna, sembrando árboles y arbustos en algunas zonas cercanas a la misma y los diferentes afluentes, enseñando a las población cercana y concienciando sobre la problemática, incluso, llevando cartas y presentaciones a diferentes autoridades del Estado, sin embargo, no encontraron una respuesta concreta.

Pese a la crítica situación encontrada, este año, la Laguna de Urao presentó una importante recuperación gracias a las precipitaciones que se han registrado en la zona constantemente.

Desde el 16 de abril del 2021, la población del Municipio Sucre reportó lluvias en lugares cercanos a los afluentes del monumento, alcanzando actualmente un 45% del nivel de agua.

Más: Mérida, techos que caen a pedazos

El aumento en la cantidad de agua en la laguna es algo inesperado incluso para los activistas y locales, quienes ven mejoría como un mensaje del místico monumento, indicando que necesita más trabajo y preservación.

Las diferentes etnias del lugar relataban historias fantásticas sobre la Laguna de Urao, afirmando que la misma está encantada, y en caso de desaparecer se movería hasta otro punto de la ciudad de Mérida.

Las expectativas de los conservacionistas son muy positivas, ellos esperan que los políticos regionales y nacionales puedan ayudar con inversión en los dragados, estaciones meteorológicas y recuperación en los afluentes.

Para continuar en el proyecto se necesitan más de 2000 dólares, sin embargo, Nelly Flores, Presidenta de la Fundación Salvemos la Laguna de Urao, considera completamente necesario este aporte para mejorar el ecosistema en el estado Mérida.

Flores explica que no sienten apoyo suficiente por parte de las autoridades competentes, afirma que la falta de respuestas fue uno de los motivos de la crisis atravesada.

Desde su creencia, la activista puntualizó que realizaron diferentes oraciones, peticiones y ritos para conseguir un período de lluvia positivo, por lo cual adjudica las mejorías al propio misterio que envuelve a la Laguna.

Declarada monumento natural el 18 de junio de 1979, la Laguna de Urao presenta una nueva oportunidad para retomar la belleza e importancia que tuvo en el momento de auge turístico del estado andino, sin embargo, hace falta más que períodos de lluvias para recuperar al 100% este emblemático embalse natural del estado Mérida.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik