Barinas: la victoria opositora que rompió con el legado chavista

Barinas parecía un estado difícil en votos para la oposición, pero el pasado 21 de noviembre de 2021 cuando se efectuaron las elecciones regionales y municipales en Venezuela, el entonces aspirante opositor Freddy Superlano demostró lo contrario al llevarse la virtual victoria.

Tras el resultado que arrojó Superlano, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo dejó sin efecto por una inhabilitación política que no fue aclarada; la postulación de su esposa Aurora Silva también fue denegada por la misma causa. Finalmente el 29 de noviembre de 2021 se ordenó la repetición de los comicios.

“Inhabilitar candidatos de oposición es su tipo de trapisonda para hacer ver a la gente que ellos manipulan el proceso electoral y de esa forma desmotivar la participación del electorado”, expresó el estratega político José Vicente Carrasquero al respecto durante una entrevista a VPItv.

Foto: Freddy Superlano Twitter
Foto: Freddy Superlano Twitter

El consultor político Luis Peche, mediante una comunicación directa con VPItv, agregó que “esa estrategia buscaba generar una especie de doble efecto: la división entre las personas que dijesen que no vale la pena votar y los que sí, y a su vez un elemento de desmotivación por la disputa que existe entre los liderazgos se repite dentro de los electores”.

El concepto anterior coincide con el del politólogo Enderson Sequera, quien aseguró para VPItv que “la inhabilitación es una forma de persecución política. En este caso, el chavismo inhabilita a los candidatos que considera una amenaza”.

Victoria de Garrido

Sin embargo, el domingo 9 de enero la oposición venezolana logró un triunfo político de gran simbolismo al conquistar la gobernación del estado Barinas, tierra natal del difunto presidente Hugo Chávez, misma entidad que estuvo dirigida por sus familiares por más de dos décadas.

El candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Sergio Garrido, se impuso con el 55,36 % de los votos contra el aspirante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Jorge Arreaza, quien obtuvo un 41,27 %, de acuerdo con los resultados anunciados por la Junta Electoral Regional después de las 11 p.m. (hora Venezuela).

Foto: Sergio Garrido Twitter
Foto: Sergio Garrido Twitter

Al conocerse los resultados, el líder opositor Juan Guaidó se pronunció con una referencia al inicio de la presidencia de Chávez e insinuando que con la victoria de la oposición en Barinas comenzaría el fin del madurismo, proceso que tendría posibilidad de acuerdo con Carrasquero.

“El fin del madurismo pasa por la capacidad de la oposición de recuperar un sentimiento de eficacia política. Si se logra superar la idea de que no hay nada que hacer contra un gobierno super poderoso, como lo quieren presentar algunos, la derrota del chavismo estará cantada”, aseveró.

El chavismo reconoce su derrota 

Casi tres horas antes de conocerse al nuevo gobernante, Arreaza reconoció su derrota a través de un mensaje publicado en su cuenta en Twitter. Reconoció que el chavismo “no logró el objetivo”, lo que se entendió como un reconocimiento a su derrota.

“Barinas querida. La información que recibimos de nuestras estructuras del Psuv, indican que, aunque aumentamos en votación, no hemos logrado el objetivo. Agradezco de corazón a nuestra heroica militancia. Seguiremos protegiendo al pueblo barinés desde todos los espacios”, escribió Arreaza.

Luego, los resultados anunciados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) convirtieron a Garrido en el primer opositor en ocupar la gobernación de Barinas desde 1998. Ese estado también será el cuarto en estar regido por la oposición, luego de los comicios regionales del pasado 21 de noviembre.

Lea también: De rehén guerrillera a candidata presidencial, el camino de Ingrid Betancourt

No obstante, antes de conocerse oficialmente los resultados, las palabras del Arreaza mostraron indicios sobre si podría asignarse un “protectorado”, como se ha aplicado en casos anteriores cuando gana un dirigente opositor.

Por su parte, el recién anunciado gobernador manifestó esperar que la administración de Maduro cumpla su palabra de no designar figuras alternas que resten competencias al cargo para el que fue elegido en la repetición de los comicios.

“Esperamos y aspiramos que cumplan con su palabra de no nombrar protector en ningún estado, pero si eso llegara a suceder tendrán que entender que este pueblo de Barinas no lo quiere, quiere a su gobernador legítimo y elegido por el pueblo”, expresó el opositor a la prensa.

Encuentro con Maduro

Días después, Garrido se reunió con el representante oficialista en el Palacio de Miraflores para solicitar los recursos necesarios para solucionar los problemas del estado llanero.

“Este 13 de enero recibí en el Palacio Presidencial de Miraflores al nuevo gobernador del estado Barinas, Sergio Garrido. Le reiteré mi voluntad y compromiso de trabajar juntos, en pro de buscar las soluciones a los problemas del pueblo barinés. ¡Venezuela nos necesita unidos!”, expresó Maduro en Twitter.

Próximos pasos de la oposición

Esta acción fue catalogada por Carrasquero como “una movida inteligente dentro del pragmatismo político”, puesto que a su juicio, que lo visite no quiere decir que lo reconozca.

“En la práctica Maduro es el que tiene la chequera, el que da las órdenes, el que le puede permitir o no a él ejercer una actividad de gobierno. Si Garrido quiere cumplir con su pueblo tiene que ir y hacerle ver a Maduro que está dentro del esquema de gobierno, y en tal sentido, espera sus recursos y tener lo que sea necesario”, manifestó Carrasquero, quien se desempeña como consultor en opinión pública y campañas electorales.

También destacó que este entendimiento por ambas partes no significaría convertir a Barinas en un bastión de sufrimiento sino por el contrario, invertir en Barinas para “resolver los problemas que el chavismo no pudo resolver en los últimos 21 años”.

Sin embargo, no descartó la posibilidad de un quiebre en esa unión, en vista que “el chavismo no se caracteriza por el respeto a los principios de los valores de la democracia y si tienen que no mandar dinero y nombrar un protector lo harán”.

Fin de una dinastía 

Desde 1998, cuando Hugo Chávez fue electo presidente de Venezuela, la primera elección a gobernador de esa entidad la ganó su padre Hugo de los Reyes Chávez (1998-2008), representante del Movimiento V República (MVR), quien gobernó por tres periodos seguidos.

Hugo Chávez junto a su padre Hugo de los Reyes
Hugo Chávez junto a su padre Hugo de los Reyes

Luego llegó su hermano, Adán Chávez (2008-2017), quien estuvo en el poder hasta que lo designaron ministro de Cultura de la nación, por lo que Zenaida Gallardo (Psuv) quedó a cargo como gobernadora interina en 2017 hasta la elección de Argenis Chávez (2017-2021), quién convirtió en el sucesor de su hermano por el mismo partido político.

Adán y Hugo Chávez
Adán y Hugo Chávez

El martes 30 de noviembre, horas después de que el TSJ convocara a nuevas elecciones para ese puesto, Argenis Chávez anunció su dimisión “irrevocable” como gobernador y no se postuló como candidato en la repetición de las elecciones en enero, por lo que Jesús Monsalve, secretario de gobierno, asumió el interinato.

Argenis Chávez y Nicolás Maduro
Argenis Chávez y Nicolás Maduro

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik