Search
Close this search box.

Pacientes renales en Venezuela entre la espada y la pared ante medidas por COVID-19

A través de un comunicado de la ONG Amigos Trasplantados de Venezuela (ATV), exigieron a la administración de Nicolás Maduro que garantice las condiciones para que los pacientes que requieren tratamiento sustitutivo renal puedan preservar su vida, esto tras el anuncio de Cuarentena Social, Restricción en el suministro de combustible exceptuando a algunos sectores y Control por parte de los sistemas de seguridad en cuanto a tránsito de las personas, que responden a las medidas aplicadas por la llegada del coronavirus COVID-19 a Venezuela.

ATV asegura que la estrategia de contención del virus en el país vulnera, aún más, la calidad de vida de estos pacientes por considerar que “no pueden trasladarse sea en transporte público, privado o particular al no contar con el suministro de combustible, así como la restricción del tránsito entre entidades e incluso municipios. Esto también incide en las personas trasplantadas al tener limitaciones para acudir a sus respectivas farmacias(…) ellos deben acudir a los centros hospitalarios o extrahospitalarios tres veces por semana y recibir sesiones de cuatro horas para poder vivir, asímismo las personas trasplantadas deben acudir a farmacias de Alto Costo dependientes del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) a retirar sus inmunosupresores periodicamente cada mes para mantener el órgano trasplantado con buen desempeño y por ende mantener su calidad de vida”.

Le puede interesar: Medicamentos antipalúdicos para tratar COVID-19: ¿Cuál es su alcance y avance?

La organización no gubernamental recordó que para estos pacientes no cumplir con tratamientos como la diálisis “ocasiona daños irreparables a la salud de las personas que así lo requieren, que incluyen complicaciones graves para su vida, incluyendo la muerte”. Por tal motivo exigen:

A)  Permita el suministro de combustible al personal de salud y personas encargadas e identificas del traslado de quien deba realizarse una diálisis.
B)  Active un plan real con trasporte de gobernaciones, alcaldías o entes públicos que garantice la salud de esta población mientras culminan las medidas tomadas para enfrentar al COVID19.
C)  Permita el desplazamiento entre municipios y estados a personas que presenten informe o récipes validos para acudirá a sus respectivos y vitales tratamientos (Farmacia de Alto Costo) para retirar sus medicamentos inmunosupresores.
D)  Garantice el suministro de agua donde en los centros de diálisis.

Asimismo, reiteraron que la crisis del sector salud y de los pacientes renales no es una consecuencia de la pandemia Covid-19.

«Venezuela vive desde hace años una Emergencia Humanitaria Compleja, que hemos venido alertando, ahora con la aparición del COVID19 decretado Pandemia Mundial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos alarma la situación en la que se encuentra el sistema de salud en el país, conociendo que la población de personas que presenta alguna condición de salud crónica, ellos quienes se realizan tratamientos sustitutivo renal».

En el comunicado también exhortaron a la comunidad internacional para que actúe en consecuencia de la defensa del derecho a la salud y los DDHH de los 10 mil pacientes renales que existen en el país y el riego en el que se encuentran los 2.600 trasplantados de órganos.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantente siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik