El primer ministro británico, Boris Johnson, indicó que solo recurrirá al reconfinamiento contra la COVID-19 como última opción, y comparó la solución como una medida de “disuasión nuclear” en una entrevista publicada el domingo por el Daily Telegraph.

Johnson, que espera que todo vuelva a la normalidad “hacia Navidad” pese a los temores a una segunda ola del nuevo coronavirus, apuntó que la gestión gubernamental de la crisis sanitaria, que dio lugar a numerosas críticas, había mejorado.

Reino Unido es uno de los países más afectados por la pandemia y ha registrado en su territorio 45.000 fallecidos, el número de decesos más alto en un país de Europa.

Lea también: ¿Más rápida? Proponen nueva prueba para detectar covid-19

La economía se ha visto especialmente afectada y el primer ministro, que empezó a levantar el confinamiento de forma gradual, espera poder evitar volver a implantar la medida a escala nacional.

“No puedo abandonar esa herramienta como no puedo abandonar la disuasión nuclear”, declaró al Daily Telegraph en una entrevista realizada al término de su primer año en Downing Street.

“Pero eso es como la disuasión nuclear, por supuesto que no quiero utilizarlo. Y no creo que vayamos a vernos de nuevo en una posición así”, afirmó.

Boris Johnson presentó plan

Boris Johnson presentó el viernes las próximas etapas de su plan para sacar gradualmente a Inglaterra del confinamiento instaurado el 23 de marzo para combatir la propagación del nuevo coronavirus.

Le puede interesar: Victoria y líder de la Formula 1: Hamilton ganó el GP de Hungria

Mientras que los pubs y los restaurantes reabrieron a principios de julio, el dirigente conservador animó a los ingleses a volver a utilizar el transporte público a partir del viernes y a regresar a su lugar de trabajo a partir del 1 de agosto, aunque dejó en manos de los empresarios la tarea de decidir si los trabajadores deben seguir teletrabajando o volver a la oficina.

En cambio, el jefe de los servicios sanitarios ingleses, Chris Whitty, se mostró mucho más prudente y el viernes advirtió ante una comisión parlamentaria que las medidas de distancia de seguridad deberían seguir en vigor “durante un largo periodo”.

Asimismo, el consejero científico del gobierno, Patrick Vallance, también se expresó en la misma línea y juzgó “elevado” el riesgo de una segunda ola de contagios. AFP.

El primer ministro británico, Boris Johnson, acusó este viernes a grupos “extremistas” de haber “secuestrado” las recientes protestas antirracistas que se llevaron a cabo en Reino Unido y pidió no “censurar el pasado”, debido a los recientes derrumbes o degradaciones que sufrieron las estatuas de la época colonial.

Lea también: #Mundo | Advierten que cuarentena de 14 días afectará el turismo en Reino Unido

“Es evidente que las protestas han sido desgraciadamente secuestradas por extremistas cuyo objetivo es la violencia (…) No podemos ahora tratar de editar o censurar nuestro pasado. No podemos pretender tener una historia diferente”, afirmó, al tiempo que denunciaba unos “intolerables y aborrecibles ataques a la policía”, expresó Johnson.

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, mostró su preocupación por la violencia que podría ocurrir en las manifestaciones previstas para este fin de semana.

El temor por los actos vandálicos obligó a las autoridades a reforzar la seguridad en monumentos importantes, como la estatua del exprimer ministro británico, Winston Churchill.

Funcionarios policiales de Londres informaron sobre la detención de 13 personas durante las protestas generadas este miércoles por la noche en rechazo al asesinato de George Floyd en Estados Unidos.

Le puede interesar: #Deporte | Defensa del PSV fue apartado por asistir a protestas contra la violencia racial

Ciudadanos se congregaron en las adyacencias del Parlamento en el que se produjeron momentos de tensión entre los policías y los protestantes.

De igual menera, se dio a conocer que dos manifestantes forcejearon con funcionarios de seguridad en Downing Street, lugar donde se encuentra ubicada la residencia del primer ministro británico, Boris Johnson.

El primer ministro británico, Boris Johnson, desestimó el miércoles las “comparaciones internacionales”, después de que el Reino Unido superara a Italia en número muertos por coronavirus, y confirmó que presentará esta semana su plan para un desconfinamiento muy progresivo.

El martes los británicos superaron a los italianos con 29.427 fallecidos por covid-19 según el ministerio de Sanidad, una cifra que, sin embargo, se dispara a más de 32.000 según un conteo diferente de las agencias de estadística británicas.

Le puede interesar: España ha registrado casi 26 mil muertes por coronavirus

“Es el número más alto de Europa, es el segundo más alto del mundo. Esto no es ningún éxito, así que ¿puede el primer ministro decirnos cómo diablos hemos llegado hasta aquí?”, expresó el nuevo líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, elegido en abril y que esperaba desde entonces este primer careo.

Johnson, que estuvo hospitalizado incluido tres días en cuidados intensivos por el covid-19, hacía su primera comparecencia frente a la Cámara de los Comunes después que la de la semana pasada se viera cancelada porque el primer ministro y su prometida tuvieron un bebé.

En su defensa, el líder conservador hizo hincapié en que cada país tiene su forma de contar y los datos no son comparables.

“No creo que las comparaciones internacionales y los datos disponibles ahora nos permitan sacar conclusiones”, afirmó.

Con información de AFP

Boris Johnson

Foto: Sky News

La pareja del primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este sábado el nombre de su recién nacido, Wilfred Lawrie Nicholas Johnson, que rinde homenaje a sus respectivos abuelos y a los médicos que curaron al dirigente tras contraer el nuevo coronavirus.

Le puede interesar: Boris Johnson aseguró que Reino Unido alcanzó “pico de la pandemia” al superar las 26.000 muertes

“Wilfred como el abuelo de Boris, Lawrie como mi abuelo, Nicholas como el doctor Nick (Nicholas) Price y el doctor Nick Hart, los dos médicos que salvaron la vida de Boris el mes pasado”, explicó Carrie Symonds, de 32 años, en Instagram.

“No podría ser más feliz”, aseguró la madre, que agradeció la atención recibida en el hospital londinense donde dio a luz el pasado miércoles.

Con información de AFP

 

El primer ministro de británico, Boris Johnson, aseguró este jueves que el Reino Unido ha dejado atrás el “pico de la pandemia” de Covid-19, a pesar de anunciar que en las últimas 24 horas se registraron 674 muertes, para alcanzar así los 26.711 fallecidos.

Lea también: Elliott Abrams criticó la designación de El Aissami como ministro de petróleo

Johnson destacó que durante los próximos días anunciará la hoja de ruta para determinar la disminución es las medidas de aislamiento en todo el país para una posible reactivación de la economía ante la llegada de los niveles más bajos de la pandemia.

“Puedo confirmar que por primera vez hemos superado el pico de esta enfermedad y estamos en la pendiente de descenso (…) No quiero minimizar los problemas logísticos a los que nos enfrentamos para ofrecer elementos de protección a quienes los necesitan en el sistema de salud y las residencias, ni la frustración que hemos experimentado al intentar aumentar el número de test”, expresó.

El primer ministro británico, Boris Johnson, y su novia, Carrie Symonds, quien es 23 años menor que él, anunciaron este miércoles la llegada de su primer bebé, “un niño sano”.

Le puede interesar: Alemania recomendó no viajar a otro país hasta el 14 de Junio

Un portavoz de la pareja informó que el niño nació en horas de la mañana de este miércoles en un hospital londinense.

Recordemos que el primer ministro británico regresó a sus funciones esta semana luego de haberse recuperado del covid-19.

Boris Johnson y Carrie Symonds

Boris Johnson y Carrie Symonds

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró este lunes que Reino Unido se encuentra en la lucha contra la propagación del covid-19 por lo que aseveró que el método de confinamiento no puede ser suavizado. Además, agradeció al país por hacerle frente a la pandemia.

Le puede interesar: Medidas contra el covid-19 no deben ser pretextos para reducción de espacios, según Bachelet

“Les pido que contengan la impaciencia porque creo que estamos llegando al fin de la primera fase de este conflicto”, expresó Johnson en su primera declaración luego de haberse recuperado del covid-19.

Boris Johnson

El gobierno autónomo de Escocia pidió al primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, que sea ampliado el periodo de transición o ‘Brexit’ (British exit, en inglés) para evitar un incremento de la pérdida de empleos que desemboque en un deterioro económico más acentuado que el ocasionado por la pandemia del nuevo coronavirus.

“En vez de la temeraria decisión de seguir impulsando un Brexit duro en medio de esta crisis sin precedentes, el gobierno del Reino Unido debería pedir hoy mismo a la Unión Europea la prórroga máxima de dos años del periodo de transición (…) las ventajas de una acción europea coordinada nunca han sido tan claras como en estos momentos”, declaró el ministro de Escocia para Asuntos Constitucionales, Michael Russell.

Lea también: Pacto en Israel: Netanyahu y Gantz forman Gobierno de coalición

Escocia solicita reunión urgente

Russell también han perdido al Ejecutivo británico con sede en Downing Street, Londres, que convoque una reunión urgente a través de videoconferencia del comité ministerial de las cuatro naciones de Reino Unido, compuesto por Gales, Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte.

“La economía escocesa no se puede permitir el doble impacto de la COVID-19 y de la posibilidad cada vez más cierta de un Brexit sin acuerdo, o de un Brexit duro, en menos de nueve meses”, advirtió el ministro.

El ministro del gabinete del Primer Ministro, Boris Johnson, Michael Gove, aseguró este domingo que el Premier “está recuperándose bien” del Covid-19.

Ha pasado una semana desde que el mandatario británico le dieron de alta en el centro médico donde se encontraba. “Se recupera bien, está de buen humor”, dijo el ministro en una entrevista de televisión.

No obstante, los ciudadanos de su país han criticado severamente las políticas de Johnson sobre cómo enfrentar la pandemia, pues Reino Unido ha sido uno de los países más afectados por el Covid-19. El número de fallecidos actualmente ascienden los 15 mil.