Un grupo de la guerrilla, disidentes de la FARC, narcos y bandas criminales de origen paramilitar aprovechan la emergencia sanitaria que existe hoy día para intensificar su dominio, aún y cuando el ejército ha reforzado su despliegue por la violencia que persiste pese al acuerdo de paz.

Te puede interesar: Solicitarán captura de 10 alcaldes colombianos por presunta corrupción

El pasado 9 de mayo, una familia fue atacado presuntamente por un grupo armado que con panfletos los amenazaban de muerte a quien violara el confinamiento establecido para prevenir más contagios del nuevo coronavirus, de acuerdo a información ofrecida por la fiscalía, solo la esposa del grupo familiar sobrevivió.

Armando Muñoz, su esposa y dos hijas avanzaban hacia una aldea ubicada al suroeste de Colombia cuando de pronto fueron impactados por balas. El hombre y su bebé de nueve meses fallecieron de forma insofacta y la niña de cinco años falleció dos días después.

Por su parte el director del sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo (Ombudsman), Mateo Gómez, explicó que estos grupos buscan “ganar legitimidad”.

De acuerdo a opiniones de expertos ofrecida a AFP, coinciden en que tanto la guerrilla, como narcos o bandas criminales de origen paramilitar ven la emergencia sanitaria como “un pretexto” para imponer sus reglas y extender su dominio territorial.

Tras ser incluido en una lista realizada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, Cliver Alcalá Cordones, mayor general (M/G) de las Fuerzas Armadas de Venezuela, se entregó a las autoridades de Inteligencia de Colombia -en donde se encontraba huyendo del régimen de Maduro- y estos a su vez lo extraditaron a Estados Unidos, en donde será procesado por crímenes ligados al narcotráfico en la región.

Conocido militar que ha colaborado en los gobiernos  de Hugo Chávez y luego Nicolás Maduro, Alcalá reconoció recientemente que ejecutaba un plan para “liberar al país” del régimen chavista.

En colaboración con el presidente (E) Juan Guaidó, su asesor político Juan José “J.J.” Rendón y asesores estadounidenses (no precisó nombres), aseguró que buscaría ingresar armas a Venezuela para asesinar a Maduro y al descrito como el número 2 del régimen, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello.

¿Quién es Cliver Alcalá? Sus inicios

Era el año 1992 y Venezuela se encontraba en medio de una recesión económica. Había no solo descontento social, sino político y militar. En ese contexto, un basto grupo de militares en diferentes partes del país, intentó a través de las armas dar un golpe de Estado contra el para entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez.

Recomendado: Estos son los documentos con las acusaciones formales contra el régimen

En ese contexto es que se menciona el nombre del joven Cliver Alcalá, graduado de la Academia Militar y en ejercicio, quien desde el estado Carabobo participó en la fracasada intentona golpista.

Así como el resto de militares, fue arrestado y posteriormente liberado durante el gobierno de Rafael Caldera. Participó activamente con Chávez en el recorrido por toda Venezuela para promover su idea política. Una vez éste se hizo con el poder en 1998, Alcalá se incorporó a su guardia y paso a ser un edecán más del presidente.

Saltó con más fuerza a la palestra pública cuando en 2002, luego del golpe de Estado contra el presidente Hugo Chavéz, encabezó la intervención a la Policía Metropolitana (PM), bajo la jurisdicción de Alfredo Peña, alcalde de Caracas.

Escalando en el poder

Habiéndose ganado la aprobación del máximo líder del movimiento socialista o “revolución”, Alcalá escaló peldaños a lo interno del gobierno de Chávez.

Mientras en las Fuerzas Armadas fue ascendiendo hasta llegar al grado de M/G, fue puesto a cargo de la Guarnición de Valencia, en el estado Carabobo, en el 2008. Un año más tarde, se le otorgaron poderes sobre la Guarnición de Maracay, en Aragua, región estratégica para Chávez desde el golpe del 92.

Relación con la guerrilla, narcotráfico y señalado por Estados Unidos

Hugo “El pollo” Carvajal, quien fungía como jefe de la Inteligencia Militar, y Alcalá fueron señalados por el ministerio de Defensa de Colombia como los “hombres de confianza” de Hugo Chávez para la entrega de cinco lanzacohetes AT-4 de fabricación sueca a un batallón de las guerrillas Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El material militar tenía como procedencia las Fuerzas Armadas de Venezuela y fueron conseguidos en el frente 43 de las FARC. Adicional a ésto, en la computadora de Raúl Reyes, comandante de la guerrilla que fue dado de baja a mediados de 2008, se encontraron correos electrónicos en el que se demuestra que los misiles fueron facilitados al grupo irregular con ayuda de Carvajal y Alcalá.

En 2011, fue incluido en una lista del Departamento de Defensa de Estados Unidos para abrir una investigación por sospecha de narcotráfico. Junto con él, también fueron mencionados el ministro de Defensa de Chávez, Henry Rangel Silva, y quien era presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello.

Más información: ¿Recapacitó López Obrador? Presidente de México llamó a quedarse en casa para evitar COVID-19

El exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Eladio Aponte Aponte, fue la principal prueba para que el ministerio estadounidense hiciera esta lista. Luego de ser desterrado por el chavismo por sus revelaciones de corrupción y relaciones con la guerrilla, señaló a Alcalá como uno de los hombres que intermediaban por Chávez con grupos irregulares, además de manejar operaciones de tráfico de drogas.

Rompimiento con el chavismo

Durante años mantuvo un perfil discreto ante los medios de comunicación, y de esta forma ocurrió el cambio de liderazgo en el chavismo: falleció ejerciendo la Presidencia Hugo Chávez y Nicolás Maduro ganó de forma polémica las elecciones de 2013. Tras esto, fue nombrado comandante general de la Región de Defensa Integral en Guayana (REDI-Guayana).

En 2016, cuando la AN de mayoría opositora impulsó un ‘referendum revocatorio’ contra Maduro ante una crisis económica que se agudizaba cada vez más, Alcalá emitió una carta a medios de comunicación en el que trataba de explicar los paralelismo entre la situación de ese año y la de 1992, cuando fue dado el golpe de Estado.

“¿Por qué insurgimos? (…) ¿Acaso no hay más pobreza y exclusión social en 2016 que en 1992? ¿Los niveles de corrupción no han superado con creces a los existentes en los años previos a aquella insurgencia militar? ¿No ocurre un Caracazo todos los días en todas partes del país?”, manifestó en el escrito.

Tras ésto, fue relevado de sus cargos militares y políticos, además de pasar al retiro. Fue principal foco de ataque de Diosdado Cabello, quien aseguró que a Alcalá el gobierno de Estados Unidos o el “imperio” lo estaba financiando para decir “mentiras contra la revolución”.

Exilio en Colombia y planes de magnicidio

Se desconoce la fecha en que Alcalá, acusado de corrupción por el régimen de Nicolás Maduro y cada vez más señalado por los órganos de Justicia leales a él, estableció su residencia en Colombia.

Lea también: Guaidó desconoció tener alguna relación con Clíver Alcalá

A mediados de marzo de 2020 fue incautado en la ciudad colombiana de Barranquilla un vehículo con un arsenal de armas y municiones. Las investigaciones señalaron que el envío fue realizado por el M/G retirado, quien días después admitió ser el autor del envío que tenía como presunto destino Venezuela.

Explicó que había logrado un acuerdo con el presidente (E) Juan Guaidó, un grupo de asesores estadounidenses y JJ Rendón, para que las armas fueran facilitadas a un grupo insurgente en Venezuela, el cual calificó de “patriotas” y que intentarían un magnicidio contra la “cabeza de la dictadura”, refiriéndose a Maduro.

Posterior a esta confesión a medios de comunicación y en sus redes sociales, Alcalá se entregó a la Inteligencia colombiana, quienes a su vez lo entregaron a las autoridades norteamericanas en ese país. En Estados Unidos enfrentará cargos de narcotráfico y terrorismo.

La Organización No Gubernamental (ONG) International Crisis Group (ICG) alertó en su último informe que los principales grupos armados en Venezuela, clasificados en guerrillas, colectivos, paramilitares y grupos criminales, estarían cada vez más concentrando poder del Estado y alejándolo de las instituciones que conforman a éste.

El informe fue presentado en la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania. En el evento, el ICG advirtió que se debe seguir con atención la situación de Venezuela. “El poder se está escapando de las instituciones estatales y concentrando en manos de delincuentes, guerrilleros y otros actores no estatales”, relata el trabajo.

El trabajo fue dividido de la siguiente forma:

Guerrillas colombianas

Las guerrillas que operan en diferentes estados de Venezuela son trasplantes de Colombia e incursionaron en Venezuela mucho antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, específica la ICG.

Lea también: Alfredo Ramos responsabilizó al régimen de Maduro por ataque a concentración de Guaidó en Lara

Sin embargo, resaltaron que el gobierno de Chávez (1999-2013) y luego Maduro (2013-2018), “toleraron” sus actividades y posteriormente apoyaron las políticas guerrilleras de extrema izquierda.

Debido a esto, las guerrillas no solo operan en la frontera colombo-venezolana, sino en diferentes partes de Venezuela, principalmente en el interior. “Operan en al menos 13 de los 24 estados”, señalaron.

Guerrillas colombianas del ELN. Esta alocución se presume fue realizada en Venezuela. Foto: AFP

Guerrillas colombianas del ELN. Esta alocución se presume fue realizada en Venezuela. Foto: AFP

Paramilitares

El informe no especifica el alcance de una posible presencia de grupos paramilitares en Venezuela, solo se hace eco de las denuncias realizadas por Nicolás Maduro y funcionarios de su régimen.

“El gobierno de Maduro ha puesto gran énfasis en el papel desempeñado por las unidades paramilitares colombianas de derecha en su país, y ha dicho que hay cinco grupos que participan en diversas actividades ilegales que son toleradas por las fuerzas armadas colombianas a lo largo de la frontera”, dice el informe.

En el trabajo también se hizo mención a la defensa del presidente encargado de la República ante las denuncias de Maduro: “Afirmó que no conocía la identidad de los paramilitares, y dijo que muchas personas se tomaron fotos con él ese día”.

Recomendado: A 31 años de “El Caracazo”: Conoce lo que sucedió aquel 27 de febrero de 1989

Grupos paramilitares son señalados de estar en Venezuela

Grupos paramilitares son señalados de estar en Venezuela

Colectivos o grupos irregulares chavistas

Los colectivos o grupos irregulares chavistas son definidos como “asociaciones civiles que en algunos casos funcionan como ‘parapoliciales’ y han ganado importancia a medida que el conflicto político venezolano se ha intensificado”.

“No sólo han ido ganando poder, sino que se han venido alineando con los objetivos del régimen (…) tanto el 23 de febrero de 2019, cuando los opositores a Maduro intentaron forzar la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia y Brasil, como durante el fallido levantamiento cívico-militar de la oposición el 30 de abril, los colectivos jugaron un papel protagónico en los enfrentamientos callejeros”, dicen.

Las investigaciones de campo realizadas por la ICG explican que el discurso principal y objetivos de los colectivos ha ido cambiando conforme pasan los años.

  • De 2013 a 2018 gozaban de relativa autonomía y luchaban por establecer un “Estado comunal”, propuesto por el fallecido Hugo Chávez.
  • En 2015, ya con Maduro en el poder, su objetivo primordial era la distribución de alimentos y productos básicos a comunidades en alianza con el Estado. Consideraban al sector privado su principal enemigo por “especular”.
  • Desde el 2018, muchos de estos ya cuentan con cargos en el Estado venezolano, la mayoría con cargos de guardaespaldas de funcionarios de Gobierno. Su discurso se baja en “lucha contra el imperialismo”.

El informe concluyó que los colectivos no son necesariamente “receptores pasivos de órdenes” del régimen, sino que tienen diferentes facciones que no siempre coinciden en cuanto intereses.

Grupos colectivos en marchas a favor del régimen de Maduro

Grupos colectivos en marchas a favor del régimen de Maduro

Lea también: Solicitantes de asilo en EEUU que están en México podrían tener una esperanza

Grupos criminales

Estos tienen diferentes tamaños, estructuras y procedencias, sin embargo se dedican a las mismas actividades delictivas: robo, secuestro, fraude, chantaje, sicariato, comercio ilegal de armas y drogas, además de la trata de personas.

Citó un informe de la policía que advierte que en el país operan más de 100 grupos criminales venezolanos. Estos se dividen en:

  • Pranes (jefes criminales en el sistema penitenciario venezolano)
  • Megabandas
  • Sindicatos

Sobre los pranes, el informe apuntó como causa las políticas penitenciarias “mal diseñadas” durante los gobiernos de Chávez y Maduro.

Dichas políticas toleran el hacinamiento y los acuerdos informales entre reclusos de los centros penitenciarios, por lo que los líderes de estos grupos o “pranes” han alcanzado un “poder excepcional”.

“Son organizaciones jerárquicas relativamente nuevas para la escena criminal venezolana (…) se dedican al tráfico de drogas, la extorsión y al secuestro en todo el país, y cuentan con gran influencia en su propio territorio”, puntualiza el informe sobre este punto.

Grupos criminales se han adueñado de algunas cárceles en Venezuela

Grupos criminales se han adueñado de algunas cárceles en Venezuela

La Misión de Verificación de Naciones Unidas en Colombia presentó ante el Consejo de Seguridad de la ONU un informe donde explican los procesos de acuerdo entre el gobierno colombiano y la antigua guerrilla de las Farc.

Lea también: Uber dejará de prestar sus servicios en Colombia

Asimismo, el secretario general de la ONU en el Consejo de Seguridad, Carlos Ruiz Massieu señaló que Colombia continúa avanzando “significativamente” en su proceso de paz con la guerrilla.

“Miles de excombatientes que solo hace unos años estaban armados con armas de guerra continúan forjando nuevas vidas a través de las oportunidades que brinda la paz, a pesar de muchas dificultades y riesgos de seguridad”, dijo.

Además, Massieu le hizo un llamado tanto a las Farc como al gobierno colombiano a profundizar sus “diálogos”.

“Animo a ambas partes a profundizar su diálogo sobre cualquier diferencia en la implementación del Acuerdo Final”.

 

La profunda crisis social y económica que vive Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro ha ocasionado que 78% de los niños y adolescentes, residentes de los estados fronterizos del país, hayan dejado sus actividades escolares; muchos de estos por ayudar a sus familias trabajando para grupos armados, según informó la organización sin fines de lucro, Fundaredes.

Lea también: En imágenes: Hechos impactantes que dejó el 2019 en América

Según detalló la organización, gran parte de los menores de edad en los estados Zulia, Táchira, Apure, Amazonas y Bolívar prefieren dedicarse a actividades ilícitas como el contrabando o la extracción de oro en las minas en las fronteras con Colombia o Brasil.

Asimismo, el informe indicó que más de 15 mil venezolanos de todas las edades trabajan directa o indirectamente en actividades similares para poder mantener sus hogares.

Un profesor de La Cañada de Urdaneta, en el estado Zulia, región petrolera de Venezuela, aseguró que la matrícula de 700 alumnos que tenía su colegio en el período 2018-2019 se redujo apenas a 260 estudiantes en el 2019-2020. El motivo, a su juicio, se debe a que muchos “se han ido al bachaqueo de combustible”, confesó.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL), las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL) y grupos disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son las agrupaciones que reclutan al 75% de los niños y adolescentes que abandonan las escuelas, con la intención de “explotarlos laboralmente y adoctrinarlos”.

Aunado a esto, las instituciones académicas han sufrido el abandono de 75% de los profesores, lo cual ha tenido como consecuencia que 66% de los estudiantes aún matriculados no asista a clases con regularidad.

El presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró que es necesario “voluntad de paz” por parte de las guerrillas de ese país, específicamente la del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para que se reanuden los diálogos de paz, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Cuando uno ve actos criminales permanentemente realizados por esa organización, ¿cómo pueden ellos pretender una aproximación hacia la paz? (…) si quiere tener una aproximación hacia la paz tiene que liberar a todos los secuestrados y aparte de liberar a todos los secuestrados, tiene también que ponerle fin a sus actos criminales”, declaró el mandatario colombiano en rueda de prensa desde la ciudad de Cartagena.

Lea también: ¿Quiénes podrán ingresar a República Dominicana sin visa? (+Infografía)

Se refirió a los actos terroristas por parte del grupo guerrillero la noche de este lunes 9 de diciembre, en el que fueron incendiados seis vehículos en una carretera en el municipio de departamento (estado) de Antioquia. “Con estos actos no muestran voluntad de paz”, enfatizó.

Nicolás Maduro ordenó la asignación de 13.000 fusiles para grupos civiles en Guayana, en el estado Bolívar, región golpeada por el contrabando de oro y actividades ilícitas ligados a la guerrilla, como ha sido denunciado en la Asamblea Nacional y organizaciones internacionales.

Recomendado: ¿Black Friday en Venezuela? Expectativas de esta “celebración” en una economía en crisis

“Ordeno que sean entregados 13.000 fusiles para la clase obrera y cuerpos combatientes de Guayana”, manifestó el líder del régimen. Explicó que estas decisiones persiguen el objetivo de “combatir a la oligarquía colombiana”.

Por la actuación de grupos ilegales en la frontera colombo-venezolana, se contabilizan 32 personas asesinadas en los pasos ilegales o “trochas”. La Organización No Gubernamental (ONG), Fundaredes denunció que ante este hecho existe un “silencio cómplice” por parte de los organismos de seguridad del Estado.

Javier Tarazona, director general de FundaRedes alertó que todos estos hechos violentos han sido consecuencia del cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia decretado por la administración de Nicolás Maduro el pasado mes de febrero. “A partir de esa fecha se ha observado el incremento de la actuación de grupos armados irregulares que se disputan el control de los pasos ilegales, situación que ha desatado una escalada de violencia convirtiendo en teatro de operaciones de guerra a las localidades fronterizas”, aseguró.

Lea también: Tarek William Saab desmintió la detención de Neutro Shorty

Tarazona señaló que un “indicador y efecto del control” de los cruces ilegales por los grupos armados irregulares son los homicidios perpetrados en esas zonas. “Nuestra red de defensores de FundaRedes ha adelantado diversas investigaciones sobre el tema y ha presentado denuncias sobre la actuación de estos grupos armados irregulares en la frontera”.

Al menos 20 mil 624 estudiantes habrían sido censados por la guerrilla colombiana para recibir útiles escolares. Así lo publicó el boletín N° 13 de FundaRedes, titulado como “Guerrilla colombiana capta a niños venezolanos para ingresarlos a sus filas”, en que refleja la vulnerabilidad que viven los venezolanos.

Los estados que presenciaron la visita de estos grupos armados para ser registrados fueron Táchira (6.076), Bolívar (4.237), Apure (4.129), Zulia (3.949) y Amazonas (2.233).

Para FundaRedes, la incursión de estos guerrilleros colombianos en escuelas venezolanas quebranta lo constituido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos relacionado al derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Lee también: Fundaredes denunció que guerrillas colombianas distribuyen material ideológico en escuelas venezolanas

Asimismo, viola lo establecido en el ordenamiento jurídico venezolano, con lo previsto en la Constitución en los artículos 322, 327, 328 y 329, en que la Fuerza Armada debe garantizar la seguridad de la Nación y de sus habitantes, así como la atención a las fronteras.

Presos políticos detenidos en la cárcel de Ramo Verde fueron cambiados de celdas este viernes para reubicar a seis presuntos guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Desplazaron a presos políticos de sus celdas y los llevaron a otras donde deben dormir en el piso para reubicar a los seis integrantes del ELN, por temor a que sean atacados”, informó la periodista Maryorin Méndez mediante Twitter.

La periodista indicó además que los presos políticos temen ser asesinados durante un posible enfrentamiento entre los presuntos guerrilleros y los reclusos del penal.

“Los presos políticos temen ser asesinados, ya que es política de los guerrilleros del ELN el dominio de su área, amenazas y extorsión a inocentes”, añadió.