El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció este jueves la recompensa de 10 millones de dólares por la captura o información sobre Jesús Santrich e Iván Márquez, dos de los cabecillas de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Lea también: Manifestantes demandaron a Indianápolis por uso de gas lacrimógeno

Santrich de 53 años y Márquez de 64 años, cuyos nombres reales son Seuxis Hernández Solarte y Luciano Marín Arango, fueron acusados de “narcoterrorismo” por la justicia estadounidense.

Ambos guerrilleros integran la facción de las FARC que rechazó el Acuerdo de Paz de 2016 con el gobierno de Juan Manuel Santos.

Haciéndose eco de las recientes medidas tomadas por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, el gobierno de Colombia llamó a las instituciones internacionales a que se sumen en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

A través de un comunicado, la Cancillería colombiana, en nombre del Gobierno, aseguró que se ha tomado nota sobre los cargos y menciones directas a los guerrilleros y disidentes de las extintas FARC, alias Jesús Santrich e Iván Marquez, líderes del GAO-R.

Le puede interesar: Bióloga venezolana creo una prueba para detectar COVID-19

Colombia acusa a Maduro

Reafirmaron su denuncia de que el régimen de Nicolás Maduro auspicia estos grupos irregulares, que se han establecido en Venezuela.

“Es urgente que la comunidad internacional tome nota de las acusaciones formuladas que indican el alcance de las actuaciones del régimen ilegítimo y de organizaciones terroristas”, reza el comunicado.

El llamado a “retomar las armas” por parte del exguerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia (FARC), Iván Márquez, “fracasó“. Así lo aseguró el consejero presidencial para la implementación del “Acuerdo de Paz de 2016”, Emilio Archila.

Lee también: Gaby Arellano señaló que miembros de la FARC estarían en Caracas, Guárico y Amazonas

“Tenemos 11.000 excombatientes absolutamente convencidos y dedicados al proceso (de paz) y los señores del vídeo no eran más de 20″, afirmó Archila, quien sostuvo que se trata de un grupo de “narcoterroristas” que tienen vinculación con el régimen de Nicolás Maduro.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) anunció este miércoles su salto a la arena política con la postulación de su máximo líder Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, como candidato a la Presidencia de ese país, y varios nombres propios para las elecciones legislativas del próximo año.

“Anunciamos que nuestro candidato a la Presidencia de la República será Rodrigo Londoño Echeverri ‘Timochenko’, quién estará acompañado de Imelda Daza como vicepresidenta”, dijo en una rueda de prensa el número dos de la organización, alias ‘Iván Márquez’.

De esta manera las FARC hacen un rápido tránsito de las armas a la política, luego de que a finales del pasado mes de agosto celebraran su congreso nacional, en el cual aprobaron mantener las siglas que antes significaban Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia.

El gobierno colombiano y las FARC, que era la guerrilla más antigua y numerosa del continente, firmaron un acuerdo de paz el 24 de noviembre del año pasado, poniendo fin a un conflicto interno de más de medio siglo.

Además de presentar a ‘Timochenko’ como candidato a la Presidencia, el partido FARC también reveló que ‘Iván Márquez’ encabeza la lista al Senado, donde estará acompañado de los alias ‘Pablo Catatumbo’, ‘Carlos Antonio Lozada’, ‘Victoria Sandino’, ‘Sandra Ramírez’ y ‘Benkos Biojó’.

El anuncio se conoce un día después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) le diera el aval a ese partido político para poder participar en las elecciones de marzo de 2018, cuando se renovará la totalidad del Congreso de Colombia, y en las presidenciales de mayo.

En el punto de participación política del acuerdo de paz, se le garantizó a la FARC que contarían con cinco escaños en el Senado y cinco en la Cámara de Diputados durante dos períodos consecutivos.

A esos legisladores, ya garantizados por el acuerdo, se pueden sumar los que la FARC obtengan en las urnas.

“Damos el paso a la lucha política legal en un contexto en el que las grandes mayorías del país esperan pasar definitivamente la página de la guerra con los acuerdos de paz”, dijo Márquez.

El exjefe guerrillero dijo que la FARC tiene la convicción de que se están gestando “los tiempos para hacer realidad las esperanzas de la gente del común”.