El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, aseguró que los Juegos Olímpicos en Tokio se realizarán el próximo verano (2021) y los organizadores tienen todo listo para que se efectúen de forma segura.

«(Estamos) listos para ofrecer unos Juegos Olímpicos seguros, sean cuales sean las circunstancias el próximo verano», indicó el alto funcionario olímpico en un foro de federaciones internacionales.

Más información: ¿Listo para recibir a la Vinotinto? Así luce el Olímpico de la UCV

Por su parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, presidente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló que su oficina está involucrada y colabora con el máximo evento. «Tokio será a ciudad olímpica mejor preparada», añadió.

Los Juegos de Tokio 2020 fueron aplazados un año el pasado mes de marzo, tras un acuerdo entre el COI y los organizadores y ante la evolución negativa a escala mundial de la pandemia de coronavirus. La inauguración está prevista para el 23 de julio de 2021.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló, este viernes, que los servicios para pacientes de enfermedades mentales y de abuso de sustancias se han visto interrumpidos a causa de la pandemia por Covid-19 en todo el mundo.

Lea también: #Mundo | Presidenta de la Comisión Europea permanecerá en cuarentena

Los representantes de este organismo se mostraron bastante preocupados ante el riesgo que pueda generar este parón, el cual puede causar mayor ansiedad en los pacientes.

“Creemos que este es un aspecto olvidado del COVID-19, en cierto sentido, parte de los desafíos a los que nos enfrentamos es que históricamente ha sido un área con poco financiamiento”, dijo Dévora Kestel, directora del Departamento de Salud Mental y Uso de Sustancias de la OMS.

Según las cifras de la OMS, sólo 7% de los 134 países respondieron a que mantienen sus operaciones, mientras que 93% resaltó que sus operaciones están reducidas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este fin de semana que la cifra de personas muertas a causa de la pandemia por Covid-19 podría alcanzar los dos millones antes de la llegada de una vacuna exitosa.

Lea también: #Mundo | Azerbaiyán “declaró la guerra” a Armenia, asegura primer ministro

El organismo detalló que este número podría ser mucho mayor en caso de que las naciones no activen una acción concreta para combatir la pandemia y así disminuir el número de casos.

Estos datos fueron calculados luego de que el mundo se acerque a la temible cifra del millón de muertes en apenas nueve meses, demostrando un amplio aumento en los fallecimientos.

«El número del que habla (2 millones de muertes) no sólo es imaginable, sino que lamentablemente es muy probable (…) No estamos fuera de peligro en ninguna parte», dijo Mike Ryan, director del programa de emergencias de la OMS.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), expresó, este martes, su preocupación ante el nuevo índice de propagación del coronavirus Covid-19, alegando que está siendo impulsado por personas de entre 20, 30 y 40 años, que son asintomáticas. 

Lea también: #Mundo | Problema de precisión en prueba de coronavirus arrojaría resultados falsos

Las autoridades de la OMS detallaron que la proporción de jóvenes infectados aumentó en todo el mundo y que ellos, ignorantes de su infección, representan un peligro para los sectores vulnerables a la pandemia.

Takeshi Kasai, director regional de la OMS para el Pacífico Occidental, resaltó que la “pandemia está cambiando (…) Las personas de 20, 30 y 40 años están impulsando cada vez más la propagación. Muchos no saben que están infectados”.

El aumento de casos en algunos países ha obligado a sus mandatarios a reactivar las medidas sanitarias para contener la propagación del virus.

En un nuevo reporte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que quizás nunca haya una «solución» contra la pandemia por el nuevo coronavirus, a pesar de la carrera de diferentes gobiernos y empresas en dar con una vacuna.

«No hay solución y quizás nunca la haya (…) todos esperamos tener un número de vacunas eficaces que puedan evitar que la gente se contagie», manifestó en una conferencia de prensa en línea, Tedros Adhanom Ghebreyesus, presidente de la organización internacional de salud.

Le puede interesar: Australia cierra negocios no esenciales en Melbourne por la pandemia 

En su informe, Adhanom ofreció detalles sobre la investigación que realiza la OMS en China para conocer el origen de la pandemia. «El equipo de la OMS (…) terminó su misión consistente en sentar las bases de los esfuerzos conjuntos para identificar los orígenes del virus», dijo.

OMS

Personas sin empleos e imposibilidades para diferentes sectores laborales, ese es el panorama en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, sin embargo las trabajadoras sexuales de la capital de Bolivia, La Paz, se prepararon y ofrecen sus servicios con antibacteriales, desinfectantes guantes y trajes impermeables transparentes, lo que hace su labor «más segura».

«La bioseguridad nos permitirá trabajar y protegernos», asegura Antonieta, una trabajadora sexual que mostró a Reuters cómo se protegen para sus labores. Tanga, máscara de lentejuelas y un vestido transparente, además de colocarse encima una mascarilla de papel, visera de plástico, guantes y un impermeable, son todos sus implementos.

Recomendado: Gustavo Arellano, un venezolano en la FIBA: No dejes para mañana lo que te puede generar mucha satisfacción hoy

Los «trajes de bioseguridad» que se colocan sobre los muslos se encuentran entre una serie de recomendaciones en un manual de seguridad de coronavirus de 30 páginas elaborado por la Organización de Trabajadores Nocturnos de Bolivia (OTN).

En marzo, una representante del sindicato de trabajadoras sexuales de Bolivia manifestó a Reuters que algunas mujeres podrían no tener otra opción que trabajar en las calles ante el cierre de los burdeles administrados por cooperativas. Si bien la prostitución es legal, no lo es el proxenitismo.

Bolivia, que ya superó los 40.000 casos positivos de covid-19, no se vería amenazada por un brote de contagios por trabajos sexuales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado recientemente que el nuevo coronavirus SARS-COV-2 no se transmite por relaciones sexuales.

Lea también: Bolsonaro, aún contagiado con covid-19, recibió a seguidores

Trabajadoras

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, anunció este jueves la creación de un grupo de expertos que elaborará una consulta con los Estados miembros, para conocer sobre la gestión de la pandemia de Covid-19.

Lea también: #Mundo | España no descarta volver al confinamiento si los rebrotes de covid-19 se agravan

«Estoy orgulloso de anunciar que la exprimera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark,y la expresidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, aceptaron presidir conjuntamente el comité de evaluación (…) sobre la preparación y la respuesta a las pandemias», anunció Adhanom.

El aspirante a la Casa Blanca, Joe Biden, prometió este martes que si es electo como presidente de los Estados Unidos, su país volverá a integrar la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lea también: #Mundo | Estados Unidos se retiró formalmente de la OMS

Luego de que la administración de Donald Trump confirmara la formalización del retiro de Washington de la organización, el exvicepresidente Biden contraatacó diciendo que su nación volvería a ella «desde el primer día».

El proceso que daría por finalizada la relación entre Estados Unidos y la OMS se haría efectivo el próximo 6 de julio de 2021, por lo que Biden podría interrumpirlo en caso de ganar las próximas elecciones.

Donald Trump ha expresado en distintas oportunidades sus inconvenientes con el organismo, al que ha acusado de encubrir el mal manejo de la pandemia por parte de China, así como permitir que la enfermedad convirtiera a su país en el más golpeado a nivel mundial.

El origen del nuevo coronavirus sigue siendo incierto, pero es esencial para entender cómo el virus «invadió la especie humana» en pocos meses, explica una alta funcionaria de la OMS en una entrevista con la AFP.

Lea también: Trump tiene a La Voz de América”bajo la lupa”

A finales de marzo, el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, establecieron una tregua informal en la guerra verbal entre las dos grandes potencias sobre el origen de la enfermedad. Pero la tregua se rompió rápidamente.

La administración Trump, que acusa a las autoridades chinas de haber tardado en alertar sobre la epidemia, ahora sospecha abiertamente que China ocultó un accidente de laboratorio que habría sido la causa de la pandemia. Pero Pekín desmiente.

Sin pronunciarse, Sylvie Briand, a la cabeza de la gestión de los riesgos infecciosos en la Organización Mundial de la Salud, considera “interesante conocer el origen del virus para comprender cómo evolucionó”.

“Es un virus de origen animal transmitido al hombre. Y, por lo tanto, hay que tratar de entender su adaptación para poder invadir la especie humana”, explica, delante de la sede de la OMS en Ginebra.

Los primeros casos de SRAS-Cov-2, virus causante de la enfermedad covid-19, se comunicaron a finales de diciembre en la región de Wuhan, en China. Desde entonces, la pandemia causó cerca de 300.000 muertes.

Muchos investigadores piensan que el nuevo coronavirus puede haber nacido en el murciélago, pero los científicos creen que pasó por otra especie antes de transmitirse al hombre.

“El virus se multiplicó en estos animales, se transformó poco a poco y, finalmente, dio lugar a una forma de virus” transmisible al hombre, subraya Sylvie Briand, que dirigió el programa de la OMS sobre la gripe H1N1 durante la pandemia en 2009.

Fuente: AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este sábado a través de un comunicado oficial que no hay pruebas existentes de que los pacientes que hayan sido afectados por la pandemia del covid-19 se hayan vuelto inmunes a la misma.

Lea también: Italia celebra el Día de la Liberación en medio del confinamiento

Dicha declaración del organismo surgió en respuesta a la propuesta de los llamados «pasaportes de inmunidad», que podrían favorecer a la propagación de la enfermedad en el mundo.

«No hay ninguna prueba en este momento de que las personas que se curaron de la COVID-19 y que tienen anticuerpos estén inmunizadas frente a una segunda infección», alertó la OMS.

Asimismo, la entidad explicó que continuará haciendo estudios para conocer más al respecto, pero explicó que hasta el momento la mayoría de avances muestran que las personas recuperadas tienen anticuerpos contra el virus. Sin embargo, muchos de los pacientes presentan niveles muy bajos de dichos mecanismos de defensa en la sangre.