El Departamento de Estado de Estados Unidos impuso este miércoles unas sanciones económicas a Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, general cubano y jefe empresarial militar de La Habana, por actuar en contra de los pueblos de Cuba y Venezuela.

Rodríguez también es el exyerno del Raúl Castro y titular del Grupo de Administración Empresarial SA (GAESA) de Cuba, ente que fue incluido en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró que estas sanciones representan el congelamiento de todos los bienes de Rodríguez López-Calleja en Estados Unidos y todo tipo de transacción que involucre a estadounidenses.

“Los ingresos generados por las actividades económicas de GAESA se utilizan para oprimir al pueblo cubano y para financiar la dominación parasitaria y colonial de Cuba sobre Venezuela”, dijo a través de su cuenta en Twitter y precisó que estas medidas demuestran el compromiso de Estados Unidos en estas prácticas «desproporcionada al gobierno cubano o sus agencias militares, de inteligencia y de seguridad o al personal a expensas del pueblo cubano y venezolano».

El director y guionista estadounidense Oliver Stone afirmó este miércoles en Buenos Aires que Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Raúl Castro han sido «demonizados por los medios occidentales».

Lea también: Diputados mexicanos recibieron cuadros de López Obrador como regalos navideños

Tras un acto en una universidad argentina, Stone defendió al presidente de Nicaragua, el exmandatario de Cuba y al líder del régimen venezolano diciendo que son «gente buena». Asimismo, recordó su visita a Fidel Castro en 1986.

Stone estuvo presente en la Plaza de Mayo de la ciudad bonaerense, donde tuvo lugar la celebración tras la asunción de Alberto Fernández como nuevo mandatario de Argentina.

A través de un comunicado, la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó lo que denominaron las actuales «corrientes de desestabilización»  en la región y que han estribado en protestas sociales en Ecuador, Colombia y Chile. Aseguraron que se trata de estrategias de las «dictaduras bolivariana y cubana», haciendo referencia al régimen de Maduro en Cuba y al de Díaz-Canel y Raúl Castro en Cuba.

«Las brisas bolivarianas a las que ha hecho referencia el presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente bolivariana, han traído desestabilización, violencia, narcotráfico, muerte y corrupción (…) los países del continente hoy también están pagando un alto precio por la crisis provocada por la dictadura venezolana», reza el comunicado.

Lea también: Conozca el nuevo paquete de medidas anunciadas por el presidente de Chile, Sebastián Piñera

Explicaron que la estrategia se basa en la financiación de movimientos políticos a través de «sofisticadas estructuras de cooptación, represión, desestabilización y de propaganda mediática. Mencionaron que la reciente crisis en Ecuador es un ejemplo de dichas prácticas.

El Gobierno de Cuba publicó este domingo el borrador final de la nueva Constitución de la isla, la cual, será consultada por la población antes del referendo previsto para el próximo 24 de febrero.

El texto, que busca actualizar la carta magna vigente (1976), se da a conocer dos semanas después de ser aprobado por unanimidad en el Parlamento cubano.

En el transcurso de la próxima semana el texto será vendido en formato físico, como ya sucedió con el primer borrador, “discutido” en un proceso de consulta popular en el que, según el gobierno, participaron casi nueve millones de cubanos.

El nuevo documento “tendrá formato de tabloide de 16 páginas y se comercializará a través de la red postal nacional al precio de un peso cubano”, lo equivalente a cinco centavos de dólar, anunció este sábado el Ejecutivo a través de una misiva.

El pasado 22 de diciembre el Parlamento cubano “aprobó” el proyecto final de nueva Constitución, que no modifica el régimen político imperante en la isla.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.

Aunque no se conocieron los detalles de esta visita, la prensa oficial cubana detalló que el primer mandatario venezolano, Nicolás Maduro, fue recibido por el presidente del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro.

La visita de Maduro coincidió con el 18° aniversario del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, establecido entre los exgobernantes de Cuba Fidel Castro y de Venezuela Hugo Chávez, que dio impulso cuatro años después, en 2004, a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), según la nota.

Extraoficialmente, se pudo conocer que Maduro se encontraba visitando al embajador venezolano Alí Rodríguez Araque, quien fuera exministro de Chávez ya que recientemente, circuló un rumor sobre su posible fallecimiento a causa de un cáncer en los huesos en estado terminal.

Este primero de mayo, día internacional del trabajador, el nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, asistió al desfile de trabajadores acompañado de su antecesor Raul Castro, lo que fue catalogado por la comunidad internacional como un acto de «continuismo» del mandato de los Castro.

El Gobierno de Cuba se ha esmerado en destacar que la transición del 19 de abril no significa el cambio de una de las últimas economías dirigidas por el Estado y ni del sistema político de partido único, para frustración de algunos y alivio de otros.

Castro, de 86 años, se ha retirado del Gobierno pero sigue siendo el jefe del todopoderoso Partido Comunista y los oradores en la manifestación, meticulosamente orquestada, le mencionaron antes que a Díaz-Canel.

Raúl Castro acompaña al nuevo presidente cubano en el desfile del 1 de mayo como gesto continuista

«Nos asisten muchas razones y argumentos para convertir este 1 de Mayo en una nueva demostración de apoyo a nuestra revolución, al primer secretario del Partido, Raúl, a la continuidad de su dirección en el Estado y el Gobierno presidido por el compañero Díaz-Canel», ha declarado en un discurso el jefe de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte.

El Gobierno venezolano envió su felicitación al nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a quien le expresó apoyo “irrestricto” para “profundizar” las relaciones entre ambos países, al tiempo que manifestó  admiración al ya expresidente Raúl Castro por la “íntegra conducción de su pueblo”.

Nicolás Maduro, “felicita al hermano Pueblo de la República de Cuba por el desarrollo impecable, democrático y participativo de designación de sus autoridades legislativas y ejecutivas (…) y en particular del compañero Miguel Díaz-Canel, como su nuevo Presidente”, expresó un comunicado de la Cancillería venezolana.

En el texto, el mandatario expresa “su profunda admiración y emotivo reconocimiento hacia” Castro, “por la íntegra conducción de su pueblo en los últimos años, consolidando la independencia, el progreso y el proyecto socialista en la sociedad cubana, así como por su liderazgo en el mundo”.

El Gobierno venezolano destacó a Castro como un “compañero” que “ha honrado con creces la enorme responsabilidad confiada por el pueblo cubano de tomar el testigo de manos del comandante Fidel Castro, desempeñándose con sabiduría, lealtad y coraje”.

Asimismo, felicita “con entusiasmo” a Díaz-Canel, quien, asegura, “ha demostrado rectitud, eficiencia y compromiso revolucionario en cada responsabilidad” y le manifiesta su “apoyo irrestricto” para “profundizar aún más” las relaciones entre ambos países y “enfrentar juntos los desafíos y batallas por la justicia social y el desarrollo humano en este convulso mundo”.

La Cancillería venezolana recuerda en el comunicado la estrecha relación que mantienen ambas naciones y señala que en los últimos años Raúl Castro y Maduro, “afianzaron la unión solidaria e inexpugnable” entre Cuba y Venezuela.

 

El Gobierno venezolano envió su felicitación al nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a quien le expresó apoyo “irrestricto” para “profundizar” las relaciones entre ambos países, al tiempo que manifestó  admiración al ya expresidente Raúl Castro por la “íntegra conducción de su pueblo”.

Nicolás Maduro, “felicita al hermano Pueblo de la República de Cuba por el desarrollo impecable, democrático y participativo de designación de sus autoridades legislativas y ejecutivas (…) y en particular del compañero Miguel Díaz-Canel, como su nuevo Presidente”, expresó un comunicado de la Cancillería venezolana.

En el texto, el mandatario expresa “su profunda admiración y emotivo reconocimiento hacia” Castro, “por la íntegra conducción de su pueblo en los últimos años, consolidando la independencia, el progreso y el proyecto socialista en la sociedad cubana, así como por su liderazgo en el mundo”.

El Gobierno venezolano destacó a Castro como un “compañero” que “ha honrado con creces la enorme responsabilidad confiada por el pueblo cubano de tomar el testigo de manos del comandante Fidel Castro, desempeñándose con sabiduría, lealtad y coraje”.

Asimismo, felicita “con entusiasmo” a Díaz-Canel, quien, asegura, “ha demostrado rectitud, eficiencia y compromiso revolucionario en cada responsabilidad” y le manifiesta su “apoyo irrestricto” para “profundizar aún más” las relaciones entre ambos países y “enfrentar juntos los desafíos y batallas por la justicia social y el desarrollo humano en este convulso mundo”.

La Cancillería venezolana recuerda en el comunicado la estrecha relación que mantienen ambas naciones y señala que en los últimos años Raúl Castro y Maduro, “afianzaron la unión solidaria e inexpugnable” entre Cuba y Venezuela.

 

El sucesor de Raúl Castro, Miguel Díaz Canel ofreció su primer discurso tras ser electo nuevo presidente de Cuba por la Asamblea Nacional de ese país.

«El mandato dado por el pueblo de Cuba es de darle continuidad a nuestra revolución», comentó.

«El mundo está en una coyuntura internacional caracterizada por la creciente amenaza a la paz y la seguridad. La política exterior cubana se mantendrá inalterable y reiteramos que nadie logrará el propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, porque Cuba no hace concesiones contra su soberanía e independencia», agregó.

Por otra parte, Raúl Castro, quien se desempeñaba como presidente de la nación caribeña, reivindicó a Canel como sucesor legítimo por su «capacidad de trabajo y fidelidad política», aunque también advirtió: «no podemos cometer errores. El compañero Díaz-Canel no es un improvisado».

«A lo largo de los años ha demostrado madurez, capacidad de trabajo, solidez ideológica, fidelidad política y compromiso hacia la Revolución. Su ascenso hacia la máxima responsabilidad no ha sido fruto del azar ni del apresuramiento. No cometimos el error de acelerar el proceso. Se pensó con serenidad el tránsito de las diferentes responsabilidades partidistas y gubernamentales», dijo.

Según medios oficiales cubanos, Díaz Canel, de 57 años, fue ratificado con el 99,83% de los votos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral).

La SIPIAPA (Sociedad Interamericana de Prensa) describió detalladamente en su portal web porque consideró que el sucesor de la dinastía de los Castro en Cuba, Miguel Díaz Canel no representará un cambio significativo que favorezca a la libertad de expresión.

El contexto político está inestable debido al cambio de gobierno el 19 de abril. Las relaciones con Estados Unidos, después de un período beneficioso con el gobierno anterior, son tensas. Ninguna figura es vista con peso propio y Raúl Castro mantendrá el cargo de Primer Secretario del Partido Comunista.

 

Tras el anuncio del presidente Donald Trump de crear un «grupo operativo» para apoyar el acceso de los cubanos a internet y el desarrollo de medios independientes, la Seguridad del Estado incrementó la agresividad contra los periodistas no oficialistas.

A los problemas políticos se suma la economía cada vez más complicada con incremento sostenido de precios y escasez de productos alimenticios y de construcción. La corrupción es galopante.

La prensa independiente procura sobrevivir y crecer. Un centenar de periodistas, fotógrafos, video realizadores, facebookers y activistas de la comunicación, firmando con su nombre o bajo seudónimo cuando aún conservan vínculos laborales con el Estado, informan entremedio de represalias del gobierno y la Seguridad del Estado.

Han sido atacados la Asociación Cubana Pro Libertad de Prensa, el Centro de Pensamiento Convivencia, el diario digital 14ymedio, las agencias de video periodismo Palenque Visión y En Caliente Prensa Libre, la plataforma Cuba Posible y la revista La Hora de Cuba. También proyectos fuera de la isla como Diario de Cuba, Martí Noticias, Cubanet, ICLEP, El Estornudo, entre otros.

Fueron expulsados de empleos estatales Iris Mariño, Sol García Basulto y José Raúl Gallego, profesores, y Amaury Valdivia, periodista en un medio oficial; los tres por colaborar con prensa independiente o extranjera. Fueron espiados Sol García Basulto, Reinaldo Escobar, Henry Constantín, y prácticamente todos los que abrazan el periodismo independiente.

Fueron amenazados con que se tomarían represalias contra sus familias Adriana Zamora, Luz Escobar e Iris Mariño. Les robaron equipos de trabajo usando pretextos legales a Rudy Cabrera, Sol García Basulto, Rolando Rodríguez Lobaina y Anderlay Guerra. Les allanaron sus casas a Iris Mariño, Rudy Cabrera, Osmel Ramírez y Eliecer Palma.

Otros periodistas fueron víctimas de campañas de desprestigio en sus barrios y en internet a Inalkis Rodríguez Lora, Iris Mariño, Sol García Basulto, Osmel Ramírez y Karina Gálvez.

Les prohibieron salir de sus hogares a Inalkis Rodríguez Lora y Henry Constantín y a muchos no les permitieron salir del país, entre ellos, a Amarilis Cortina, Miriam Herrera, Yusimí López, Iliana Hernández, Rosalia Viñas, Karina Gálvez, Sol García Basulto, Raúl Velázquez, Dagoberto Valdés, Yoandy Izquierdo, Osmel Ramírez, Augusto César San Martín, Jorge Enrique Rodríguez y Henry Constantín.

Fueron arrestados en distintas circunstancias Amarilis Cortina, Sol García Basulto, Boris González Arena, Rudy Cabrera, Ignacio González Vidal, Eliecer Palma, Manuel Alejandro León, Osmel Ramírez y Raúl Velázquez. A otros los sometieron a revisiones e interrogatorios exhaustivos al entrar o salir del país, como a Alejandro Rodríguez, Rolando Rodríguez Lobaina.

Muchos también fueron citados por agentes al Ministerio del Interior, tal los casos de Iris Mariño, Luz Escobar, Ana León, Rosalia Viñas, Dagoberto Valdés, Yoandy Izquierdo.

Todas estas agresiones se dan en un clima de total indefensión jurídica y de un Estado que lo gobierna todo.

El monopolio de las telecomunicaciones es a través de ETECSA. Aunque en el último año casi todos los 169 municipios cuentan con al menos un área pública externa para conexión inalámbrica y otra para cable. En algunos barrios de ciertas ciudades usuarios de teléfonos fijos tienen el derecho de conectarse al plan Nauta Hogar. En Camagüey, la tercera ciudad más grande de Cuba, solo tres de veinte barrios tiene el servicio.

La conexión sigue siendo cara, aunque se redujo a 1.50 dólares estadounidenses. El salario promedio mensual permite solo 30 horas de conexión al mes.

El gobierno bloquea sitios web y direcciones de email relacionados con el periodismo y los derechos humanos.

El espionaje de los datos de navegación y de teléfono, y el hackeo de perfiles personales en redes sociales es moneda corriente. La cuenta personal en Facebook de la activista de derechos humanos Sayli Navarro fue hackeada y usada para divulgar mensajes dañinos a su trabajo en favor de la Seguridad del Estado. Las comunicaciones telefónicas de la mayoría de los periodistas independientes son espiadas por el Ministerio del Interior.

Permanece inalterable el aparato legal que impide la libre expresión. La Constitución de la República, el Código Penal, la Ley 88, la Ley de Asociaciones, la Ley para la Inversión Extranjera, los reglamentos escolares de los ministerios de Educación y de Educación Superior, los deberes del usuario de los servicios de ETECSA, las regulaciones de la Aduana de la República, y otras leyes y disposiciones estatales penalizan de diversas formas cualquier expresión y el trabajo periodístico, desde la adquisición de materiales de impresión hasta la publicación de contenidos y su distribución.

Las universidades siguen siendo regidas por el principio de que «La universidad es para los revolucionarios», lo cual excluye a todos aquellos que manifiesten expresiones contrarias a las del gobierno. Las facultades de humanidades, comunicación o periodismo, siguen siendo objetivo de control del aparato político.

El gobierno prohibió el acceso al país a los ex presidentes Andrés Pastrana de Colombia y Jorge Quiroga de Bolivia en marzo, quienes habían ganado el premio «Oswaldo Payá». Fueron deportados a su llegada. Para la ocasión, el gobierno desplegó una ola de hostigamiento policial a activistas y periodistas independientes cubanos que intentaron participar en la premiación.